OHL

OHL venderá el 40% de Canalejas y del 'resort' Mayakoba por 300 millones

La constructora continúa con sus desinversiones tras ver como su beneficio se desplomó un 94% hasta septiembre.

Restos de los edificios del conjunto de Canalejas, en Madrid.

Restos de los edificios del conjunto de Canalejas, en Madrid.

  1. OHL
  2. Construcción
  3. Operación Canalejas
  4. Inversión
  5. Turquía

La constructora OHL prevé cerrar antes de que concluya el año la venta de alrededor del 40% del 'Proyecto Canalejas', el complejo de viviendas, comercial y hotelero de lujo que levanta en un conjunto de edificios históricos del centro de Madrid, así como del 'resort' turístico de México Mayakobá. La compañía que preside Juan Villar-Mir prevé ingresar unos 300 millones de euros con el cierre de ambas transacciones, importe que cobraría ya en el primer trimestre de 2017, según avanzó su consejero delegado, Tomás García Madrid, durante la presentación de resultados.

Las dos ventas se incluyen en el programa de desinversiones que la compañía lanzó a finales de julio, dentro de una estrategia de corto plazo centrada en reducir su endeudamiento. Estas desinversiones seguirán así a las ya cerradas de un 7% del grupo de concesiones Abertis o la de un 24% de la mayor autopista de peaje de México.

OHL asegura contar con ofertas de inversores "solventes" tanto para entrar en Canalejas como para quedarse con Mayakobá, según aseguró el consejero delegado durante la presentación a analistas de los resultados trimestrales. Asimismo, García Madrid adelantó un principio de acuerdo con Turquía sobre el denominado Proyecto Marmaray, el corredor ferroviario que une los continentes de Europa y Asia a través de un túnel submarino bajo el estrecho del Bósforo, en Estambul.

ACUERDO EN TURQUÍA

En virtud del acuerdo, OHL se quedará como subcontratista, esto es, sólo acometerá las obras de construcción pendientes (el 65%) del total para las empresas locales que se quedarán con el proyecto, que además contará con mayor plazo para su conclusión. De esta forma, la compañía española evitará las eventuales penalizaciones y eliminará los riesgos asociaciones a la ejecución.

Este es uno de los proyectos internacionales en los que OHL afronta distintas dificultades y que, según la compañía, actualmente representan alrededor del 10% de su cartera total de obras pendientes de acometer, valorada en 5.866 millones de euros.

La reestructuración de esta cartera hacia contratos de menor tamaño y riesgos y más rentabilidad constituye otro de los objetivos de la actual estrategia de la compañía. En paralelo, el grupo sigue trabajando en la actualización de su plan estratégico a 2020, para que presente una "visión más realista", con el fin de relanzarlo en febrero de 2017, coincidiendo con la presentación de resultados de cierre de 2016.