Empresas

El póquer de ases españoles de la Harvard Business Review

Por qué Pablo Isla, Florentino Pérez, Ignacio Galán e Íñigo Meirás se sitúan entre los 100 mejores CEO del mundo.

El póquer de ases españoles de la Harvard Business Review

El póquer de ases españoles de la Harvard Business Review

  1. Directivos
  2. ACS
  3. Inditex
  4. Ferrovial
  5. Iberdrola
  6. Pablo Isla
  7. Florentino Pérez
  8. Ignacio Galán

“Es un momento desafiante para ser consejero delegado”, asegura la revista Business Harvard Review. “Alrededor del mundo, el crecimiento económico es lento, la incertidumbre política socava los intentos de desarrollar planes a largo plazo y los accionistas activistas se han convertido en poderosos críticos de los líderes económicos. Estas fuerzas explican por qué los primeros ejecutivos a veces tienen una puerta giratoria”. Así argumenta la publicación estadounidense la difícil tarea que tienen por delante los 100 mejores directivos del mundo.

Una lista en la que se posicionan cuatro nombres españoles: Pablo Isla, presidente de Inditex (ocupa el tercer puesto del ranking); Florentino Pérez, presidente de ACS (13); Ignacio Galán, presidente de Iberdrola (28); e Íñigo Meirás, consejero delegado de Ferrovial (68). “¿No es sorprendente que muchos consejeros delegados estén centrados en el corto plazo?”, se pregunta la publicación. Sin embargo, la revista de la prestigiosa universidad destaca que los 100 directivos (lista en la que sólo hay dos mujeres) llevan, de media, 17 años en sus puestos.

En los tres primeros del ranking: un danés, un inglés y un español. El primero es Lars Rebien Sorensen, consejero delegado de Novo Nordisk, una compañía especializada en tratamientos sanitarios, específicamente la diabetes. El segundo es Martin Sorrel, máximo responsable del gigante de la publicación WPP. Y el tercero, el primer español, Pablo Isla. Del presidente de Inditex destaca, por ejemplo, que antes de llegar a la dirección de la textil, estudiara Derecho y trabajara para el sector público.

¿Cómo se elabora esta lista?

Business Harvard Review tiene en cuenta, sobre todo, la evolución económica y financiera de las compañías, que tiene un peso del 80% en la elaboración de la clasificación. El resto, lo valora en función de criterios medioambientales, sociales y de gobernanza de las propias compañías. La publicación tuvo en cuenta, en un primer momento, 895 directivos. Al final, quedaron 100.

En el caso de los tres españoles, una de las claves, además del balance financiero de sus compañías, hay un factor común: la capacidad de internacionalizarse. Una diversificación geográfica que les ha permitido sostener sus negocios en la reciente crisis y reducir la dependencia de su mercado doméstico.

Pablo Isla, presidente Inditex (3)

Es el tercer mejor directivo del mundo, según la publicación estadounidense. Pablo Isla lleva poco más de una década en Inditex. Llegó a la sede de Arteixo en 2005 para ser el consejero delegado de la compañía y futuro sucesor de Amancio Ortega en el presidencia. Un relevo que se hizo efectivo en enero de 2011. “Ahora es el momento”, justificó entonces el fundador de Zara.

Pablo Isla, presidente de Inditex.

Pablo Isla, presidente de Inditex. Reuters

Isla es “curioso, inteligente, trabajador y discreto”, según fuentes del grupo. Un trabajo silencioso que ha permitido a Inditex situarse en el primer puesto de las compañías españolas con mayor valor en bolsa. Hoy, la textil vale en el parqué madrileño 100.995 millones de euros y ya tiene a tiro elevar su capitalización a más del doble que la segunda: Santander ‘cuesta’ 58.676 millones.

El directivo de origen madrileño es abogado del Estado, profesión que ejerció durante dos años. También trabajó en el mundo financiero, en el Banco Popular, antes de recalar en la tabacalera Altadis para sustituir a César Alierta. Y, de ahí, a Inditex, donde él, según ha dicho, estará toda la vida.

Las cifras de la matriz de Bershka, Pull & Bear o Stradivarius está lejos del resto de competidoras. En 2015, la multinacional gallega logró un volumen de ventas de 20.900 millones y un beneficio neto de 2.875 millones. Unos números que, si nada se tuerce, volverá a superar este año gracias a su diversificación geográfica y a la apuesta por internet. Para Isla, la tienda online es un establecimiento más. No da cifras de cuánto vende en la red pero hace tiempo que ya es el mayor establecimiento de Inditex por volumen de ventas.

Florentino Pérez, presidente de ACS (13)

Es uno de los directivos más mediáticos del empresariado español, dado que a la presidencia del grupo constructor ACS suma la del Real Madrid. Florentino Pérez inició su carrera profesional en el sector privado, en 1971. Dirigió la Asociación Española de la Carretera. Después, llegó el ámbito público: fue delegado de Saneamiento y MedioAmbiente del Ayuntamiento de Madrid, subdirector general del Ministerio de Industria y Energía, director general de Infraestructuras del Transporte del Ministerio de Transportes y Presidente del Instituto Nacional de Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA) del Ministerio deAgricultura.

De ahí regresó a la actividad privada. En 1983 fue nombrado máximo ejecutivo de Construcciones Padrós; y, desde 1993, es presidente y consejero delegado de Actividades de Construcción y Servicios (ACS). Lleva dos décadas en la constructora que, el pasado año, ingresó 34.900 millones de euros y logró un beneficio neto de 532 millones.

El presidente blanco durante su comparecencia en el Bernabéu.

El presidente blanco durante su comparecencia en el Bernabéu. Efe

Durante su presidencia ha llevado a cabo la integración de su competidora Dragados y, de nuevo, su punto de mira ha estado puesto fuera de España. Al cierre de 2015, el 83% de los ingresos de ACS procedían del exterior, más de 29.000 millones de euros. Es dueño, por ejemplo de Hochtief, el principal grupo constructor alemán, con presencia en Estados Unidos y Australia. En este último país, también es dueño de Cimic. Un grupo de infraestructuras que acaba de lanzar una oferta de adquisición, una opa, por la también australiana UGL. Una operación valorada en casi 210 millones de euros. Pero ACS sigue siendo, fundamentalmente, un grupo constructor. Una actividad, la de la construcción, que genera el 72% del volumen de negocio de la compañía, que también se dedica a los servicios industriales y medioambientales.

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola (28)

El presidente de Iberdrola lleva una década al frente de la compañía. Un tiempo en el que el sector energético español ha vivido fusiones, adquisiciones y vaivenes de regulación. A pesar de estos movimientos, Galán se ha convertido en uno de los presidentes con más años en la presidencia de las empresas del selectivo Ibex, que este año ha visto la marcha de Juan Miguel Villar Mir de OHL o de César Alierta de Telefónica.

Galán sustituyó a Íñigo de Oriol en la presidencia de la eléctrica vasca en abril de 2006. Ese año, Iberdrola logró un volumen de ingresos de 11.252 millones de euros. El pasado ejercicio superó los 31.400. En esta década, su beneficio ha pasado de los 1.660 millones, hasta los 2.331.

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola

Detrás de este crecimiento está, de nuevo, la internacionalización. En esta década Iberdrola se ha lanzado a crecer fuera. Por ejemplo, a finales de 2006 lanzó una opa por Scottish Power valorada en 17.000 millones de euros, para convertirse en uno de los principales operadores eléctricos del Reino Unido. Dos años después se decantó por el otro lado del Atlántico, con la adquisición de Energy East por 6.400 millones. Y hace un año cerró la compra de UIL Holdings para ser una de las siete mayores eléctricas de Estados Unidos.

Ínigo Meirás, consejero delegado de Ferrovial (63)

Es el hombre que marca el ritmo en el grupo presidido por Rafael del Pino. Llegó a la compañía hace casi un cuarto de siglo. Meirás llegó a Ferrovial en 1992. Madrileño, de origen gallego, licenciado en Derecho y MBA por el Instituto de Empresa, fue el encargado de liderar la expansión internacional de Ferrovial Servicios entre 2000 y 2007. Ese año, fue nombrado consejero delegado de Ferrovial Aeropuertos. Dos años después, durante unos meses (entre abril y octubre) ejerció como director general de Ferrovial y, desde entonces, es consejero delegado del grupo.

Su trayectoria personal es clave para entender cómo ha evolucionado la compañía en los últimos años. Ferrovial hace tiempo que dejó de ser sólo una constructora, también es una de las principales multinacionales españolas del sector servicios, de la gestión de autopistas y de los aeropuertos. Ahí la clave, también está fuera. En 2006, la compañía decidió aterrizar en el accionariado de BAA, el grupo británico detrás, entre otros, del londinense Heathrow. Hoy, la empresa española es el mayor inversor privado en aeropuertos.

Íñigo Meirás, consejero delegado de Ferrovial.

Íñigo Meirás, consejero delegado de Ferrovial.

Ferrovial logra un volumen de ingresos anual de 9.701 millones de euros y un beneficio de 720 millones, al cierre del ejercicio 2015. Y no depende de España. Su mercado doméstico es el 28% de sus ventas. Está por detrás del Reino Unido, que aporta el 36%. Otro 16% de ingresos procede de Estados Unidos y Canadá.

No es la primera vez que Mierás aparece en un listado de mejores ‘CEO’. En febrero de 2015 fue elegido mejor directivo del Ibex 35, según la revista Forbes. Valoró la trayectoria de Meirás en función de la cotización de la compañía, la rentabilidad por dividendo, la diversificación de su negocio, la gestión del endeudamiento y la evolución de los ingresos.