Derechos de autor

Las claves de la nueva 'tasa Google' que plantea Bruselas

La tecnológica ve la propuesta como un "paso atrás" en materia de copyright y sugiere que no pagará. 

Google cree que el plan de Bruselas es un "paso atrás" en materia de copyright

Google cree que el plan de Bruselas es un "paso atrás" en materia de copyright

  1. Google
  2. Comisión Europea
  3. Derechos de autor

"Quiero que los periodistas, editores y autores reciban un pago justo por su trabajo". El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha resumido así el objetivo central de la reforma de las reglas de la UE sobre derechos de autor presentada este miércoles. Bruselas quiere incrementar los contenidos disponibles en línea en el nuevo entorno digital, también a través de las fronteras, pero a la vez reforzar su protección, en particular mejorando las posibilidades de remuneración para los creadores.

La principal novedad de la reforma es que concede a los editores de prensa el derecho a exigir compensaciones a los agregadores de noticias (como Google News) o incluso a redes sociales como Facebook o Twitter que utilizan extractos de su contenido. Bruselas sigue así los pasos de España y Alemania, aunque en los dos casos la denominada 'tasa Google' ha fracasado. La compañía ve este plan como un "paso atrás" en materia de copyright y sugiere que no pagará.

-¿Será obligatoria la 'tasa Google' europea? A diferencia del caso español, la nueva norma no crea de forma directa un nuevo impuesto para agregadores de noticias. Lo que hace es reconocer a los editores de prensa un "derecho conexo" sobre sus publicaciones, similar al que ya disfrutan los productores de películas y discos o las cadenas de televisión. Sin embargo, Bruselas no oculta que su objetivo es darles más poder para obtener compensaciones de los agregadores o de otras plataformas digitales que usen sus contenidos, como las redes sociales. Y calcula que con este nuevo derecho podrían aumentar sus ingresos un 10%. Pero los editores podrán ceder sus derechos gratis como ha ocurrido en Alemania.

-¿Cómo justifica Bruselas su propuesta? ¿Cuándo entrará en vigor? La Comisión alega que el tránsito del papel al mundo digital ha ampliado la audiencia de periódicos, revistas y otras publicaciones, pero al mismo tiempo hace que los editores tengan cada vez más problemas para hacer valer sus derechos sobre los contenidos que producen. Entre 2010 y 2014, los ingresos por las ediciones impresas de periódicos en la UE cayeron 13.450 millones de euros, mientras que los digitales subieron sólo en 3.980. Es decir, unas pérdidas de 9.470 millones, el 13% del total. El nuevo derecho "reconoce el importante papel que los editores de prensa juegan a la hora de invertir y crear contenido periodístico de calidad, que es esencial para el acceso a la información en las sociedades democráticas". La reforma todavía debe ser aprobada por la Eurocámara y los países miembros, con lo que todavía tardará años en entrar en vigor.

-¿Cuál ha sido la reacción de Google? El gigante de Internet ha expresado su "decepción" por el plan de Bruselas. "La propuesta parece similar a las leyes fallidas de Alemania y España y representa un paso atrás para los derechos de autor en Europa", asegura Google. A su juicio, la tasa "perjudicará a cualquiera que escriba, lea o comparta noticias", incluyendo a las startups del sector. La compañía sugiere además que podría cerrar el agregador Google News en toda la UE como hizo en España y dejar así de mandar tráfico a las publicaciones digitales. "Pagar por mostrar extractos no es una opción viable para nadie", afirma la tecnológica. La mejor opción, según Google, es apostar por la innovación y la asociación entre plataformas digitales y editores y no por "subsidios o costosas restricciones".

-¿Qué pasa con YouTube y las plataformas de vídeo? La directiva pretende reforzar la posición de los titulares de derechos a la hora de negociar y ser remunerados por el uso de los contenidos en plataformas de distribución de vídeos como YouTube o Dailymotion. Estas plataformas tendrán la obligación de utilizar medidas eficaces para garantizar localización de las obras protegidas. Por ejemplo tecnologías de detección automática de canciones u obras audiovisuales, que después deberán ser autorizadas o suprimidas según los acuerdos alcanzados con los titulares de los derechos. El Ejecutivo comunitario cree que si los titulares de derechos tienen más protección colgarán un mayor número de contenidos en Internet y eso aumentará las alternativas para los usuarios. A Google, esta obligación de filtrar todos los contenidos que suben los usuarios de YouTube le parece excesiva. "Eso convertirá Internet en un lugar en el que todo lo que se sube tiene que ser autorizado por abogados antes de encontrar una audiencia", afirma el gigante tecnológico.

-¿Podrá verse en el extranjero el AtresPlayer o Mobistar +? Bruselas quiere que las cadenas de televisión puedan emitir su programación por Internet, por ejemplo mediante el AtresPlayer, no sólo en su país de origen sino en el resto de Estados miembros. Para ello, propone un mecanismo jurídico que permitirá a las cadenas lograr más fácilmente las autorizaciones de los titulares de derechos necesarias para transmitir en todos los países de la UE. La norma también facilitará a los operadores que ofrecen paquetes de canales (como Movistar +) la obtención de las autorizaciones necesarias. Los estudios cinematográficos y los titulares de derechos deportivos critican esta iniciativa porque consideran que destruirá su modelo de negocio.