Distribución

Mercadona prepara el desembarco: 'pescará' 120 directivos en Portugal

Invertirá más de 6 millones de euros en el proceso de formación del equipo, que será seleccionado con la ayuda de universidades españolas y portuguesas.

Ilustración: Jon G. Balenciaga.

Ilustración: Jon G. Balenciaga.

  1. Mercadona
  2. Distribución
  3. Directivos
  4. Portugal

Pisa el acelerador. Mercadona inicia los preparativos para su desembarco en Portugal. La compañía anuncia la contratación de 120 directivos para el país luso. Liderarán el proyecto de la cadena en el mercado y estarán repartidos por toda la geografía del país. Durante año y medio estarán inmersos en un programa de formación en el que se invertirá más de 6 millones de euros.

En el proceso de selección de este equipo directivo, que recibirá formación en habilidades directivas y liderazgo y contarán con un proceso de inmersión en diversos departamentos de la empresa, colaboran universidades españolas y portuguesas, según explica Javier Casans, director de formación y recursos humanos de Mercadona. "También en Portugal aspiramos a ser una empresa referente en la generación de empleo estable y de calidad", apunta.

Para cubrir estos puestos de trabajo la compañía busca perfiles de licenciado con postgrado o máster en economía, administración de empresas, derecho, arquitectura e ingeniería, que tengan carné de conducir y disponibilidad para viajar de forma habitual.

Proyecto de Mercadona en Portugal

Mercadona ha anunciado recientemente la puesta en marcha de su plan de internacionalización con la entrada en el mercado portugués. Su objetivo es abrir las cuatro primeras tiendas en 2019. La empresa prevé invertir en un principio 25 millones de euros y estima crear en torno a 200 puestos de trabajo en esta primera fase de expansión.

La compañía tiene previsto iniciar ya los contactos institucionales y trabajos en el terreno así como el proceso de identificación de los lugares más idóneos, para realizar sus cuatro primeras aperturas.

"Es una gran oportunidad para iniciar el crecimiento internacional de la compañía y un país del que podemos aprender tanto del consumidor como de un sector altamente competitivo, como el de la distribución", aseguraba Juan Roig el pasado mes de junio tras el anuncio, quien apunta que la elección del país ha estado determinada "por tratarse de un mercado cercano, de proximidad logística, que se encuadra dentro del crecimiento orgánico y natural de la empresa".

Enésimo intento

La primera vez que Mercadona puso una fecha objetivo para salir de España fue en 2006. Entonces, reconoció que la internacionalización estaba entre sus prioridades en el plazo de cuatro años. No tenía cerrada ninguna operación pero estaba analizando sus opciones.

Pese a que la economía ya estaba tocada, en 2008 mantenía el mismo rumbo. Y llegó el desplome en 2009 con la crisis. Dos años después, con un beneficio que se duplicaba, volvió a estar sobre la mesa. Buscaba su expansión en Italia, aunque no había confirmación oficial. Su objetivo era tirar de talonario para adquirir un operador ya implantado en el país. Pero volvió a retrasarlo.