BCE

Draghi descarta retirar los estímulos del BCE: "Es clave en el escenario de reflación"

El gobernador del banco central europeo considera esencial que se mantenga la actual política de tipos bajos y el programa de recompra de activos (80.000 millones de euros mensuales) que vence en marzo de 2017.

Mario Draghi, presidente del BCE.

Mario Draghi, presidente del BCE. Reuters

  1. BCE
  2. Mario Draghi
  3. Política económica
  4. Banca

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, considera que la política monetaria es clave en la recuperación y el "escenario de reflación", vuelta a un nivel de precios deseado, que maneja para la eurozona en los próximos años y reiteró el compromiso de la entidad de mantener un "sustancial grado de acomodamiento monetario" para garantizar la convergencia de la inflación con el objetivo de la institución.

"La política monetaria sigue siendo un ingrediente clave en el escenario de reflación que anticipamos en la eurozona para los próximos años", dijo Draghi en un discurso pronunciado en Fráncfort al referirse a los esfuerzos del BCE para devolver la inflación a niveles acordes con el objetivo de la institución, según informa Europa Press.

El presidente del BCE defendió que el ajuste sostenido de la trayectoria de inflación aún depende de las actuales condiciones de financiación, por lo que reiteró que el BCE sigue comprometido a preservar "el sustancial grado de relajación monetaria" necesario para alcanzar un nivel de inflación en línea con el objetivo del BCE, que se sitúa ligeramente por debajo del 2%.

De hecho, en su discurso Draghi subrayó la necesidad de prudencia al abordar las perspectivas para la región, puesto que la recuperación de la eurozona "sigue dependiendo de forma considerable de la política monetaria acomodaticia". En este sentido, añadió que la recuperación del crédito en la zona euro viene facilitada por un sector bancario más resiliente, pero "el ímpetu" procede de la política monetaria del BCE.

No obstante, el banquero italiano reconoció el "significativo grado de incertidumbre" existente en los mercados y apuntó que el curso de la recuperación y la evolución de las dinámicas de inflación dependen también de otras políticas al margen de las que pueda poner en marcha el banco central.