Inversiones

La inversión directa extranjera aumenta un 13% en el primer semestre

Un estudio de BBVA señala un cambio en el modelo debido a la actuación de compra de deuda del BCE.

El sector inmobiliario, el principal beneficiado por la inversión extranjera.

El sector inmobiliario, el principal beneficiado por la inversión extranjera. EFE

  1. Inversión
  2. BCE
  3. Sector inmobiliario
  4. BBVA
  5. Inversión Extranjera Directa

La inversión extranjera mantiene la recuperación en España. En el primer trimestre de 2016, la inversión directa extranjera ha registrado un crecimiento del 13% en comparación con el mismo periodo de 2015 y, en contraste, con los datos negativos de 2014, según un estudio de la Fundación BBVA junto al Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), en lo que se aprecia un cambio en el modelo de inversión desde el exterior debido, entre otros factores, a la actuación del Banco Central Europeo en la compra de deuda.

El cambio de modelo de inversión es palpable. Hasta 2015 el aumento de la inversión extranjera se había centrado principalmente en la compra de instrumentos de deuda y participaciones de capital inferiores al 10%, lo que se conoce como inversiones en cartera. En el primer trimestre de lo que llevamos de año, éstas han caído pasando de 52.000 millones de euros en el primer semestre de 2015 a una cifra negativa de 2.755 millones de euros.

Esta caída está influencia por el programa de compra de deuda pública del Banco Central Europeo, por lo que la banca ha optado por los “distintos tipos de instrumentos de financiación del BCE en condiciones muy ventajosas”, señala el informe.

El año 2013 fue clave a la hora de marcar tendencia en la inversión foránea en el capital y deuda. En ese ejercicio, la inversión en cartera alcanzó los 28.000 millones de euros, mientras un año antes estaba en negativo. Esa tendencia se ha mantenido. Así, al cierre de 2015, la inversión extranjera total es 2,6 veces mayor que la de 2008. 

La crisis hizo mella en toda la inversión foránea global, que pasó de los 58.128 millones de euros de 2009 a valores negativos de 44.900 y 32.455 millones de euros en 2011 y 2012, respectivamente.

El sector inmobiliario lidera las inversiones

“El aumento de la inversión extranjera pone de manifiesto la intensa recuperación que tuvo lugar con la salida de la recesión a mediados de 2013”, recoge el informe, debido a la sensibilidad de este índice a la coyuntura económica.

De entre las todas inversiones directas cabe destacar las producidas en el sector inmobiliario. Si en 2015, este porcentaje apenas alcanzaba el 13% del conjunto de la inversión extranjera en España, en lo que llevamos de 2016 ha alcanzado el 27%.

Por sectores, el informe también señala la consolidación de la inversión en el sector de la construcción, que pese a caer un 4% frente al total de 2015, supone el 16,1% del conjunto de la inversión directa hasta el mes de marzo.

Ya en el año anterior, sector inmobiliario registró buenos datos y es que casi un tercio del total de la inversión extranjera fue destinada a este sector (7.700 millones de euros).

No obstante, la entidad bancaria alerta que “la importancia creciente de la inversión en actividades inmobiliarias debilita su potencial contribución a la mejora de la productividad”.

Del mismo modo, la inversión en deuda de sociedades no financieras sigue en terreno negativo, lo que se explica por el "deseable proceso de desapalancamiento", explica el documento elaborado por BBVA.