Actividad hotelera

El turismo despega: las pernoctaciones en España crecen un 7,4% en julio

El turismo de no residentes repunta un 8,2%, frente al 5,7% de los 'veraneantes' españoles. Sin embargo, la estancia media decrece respecto a 2015.

Unos turistas pasean por el barrio de la Barceloneta

Unos turistas pasean por el barrio de la Barceloneta

  1. Turismo
  2. Hoteles
  3. Playas

La actividad turística vuelve a ser uno de los factores económicos positivos del verano. Durante el mes de julio, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros se incrementaron un 7,4% respecto al mismo mes de 2015, hasta alcanzar los 42,8 millones.

¿De dónde vienen estos turistas? Según las estadísticas que acaba de publicar este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), las pernoctaciones de viajeros residentes en España aumentan un 5,7% y las de los no residentes avanzan más rápido, un 8,2%. 

En conjunto, durante los siete primeros meses de 2016, las pernoctaciones aumentan un 8,9% respecto al mismo periodo del año anterior. La estancia media, sin embargo, se recorta respecto a julio de 2015: baja un 1,5%, situándose en 3,7 'noches' por viajero.

Destinos preferidos

Por comunidades, Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Canarias son los destinos principales de los viajeros residentes en España en julio, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del 0,4%, 7,3%, 9,1% y 1,0%, respectivamente. Así, Cataluña es el destino que más crece en comparación con julio de 2015.

En cuanto a los visitantes foráneos, el principal destino elegido por los viajeros no residentes es Baleares, con un 34,6% del total de pernoctaciones, un 4% más que en julio de 2015. Los siguientes destinos de los no residentes son Cataluña (con el 20,9% del total de pernoctaciones y un crecimiento del 6,4%) y Canarias (con el 19,9% del total y un aumento del 12,7%).

Respecto a la ocupación de los hoteles, en julio se cubrió el 72,9% de las plazas ofertadas, con un aumento anual del 6%. El grado de ocupación por plazas en fin de semana crece un 5,2% y se sitúa en el 75,7%. Baleares presenta el mayor grado de ocupación por plazas durante julio (91,4%). Le siguen Canarias (84,9%) y la Comunidad Valenciana (77,9%).

Turistas en la Sagrada Familia de Barcelona

Turistas en la Sagrada Familia de Barcelona Getty Images

Por zonas turísticas, la Isla de Mallorca alcanza el mayor grado de ocupación por plazas (92,1%) y Palma-Calvià la mayor ocupación en fin de semana (90,9%). La Costa del Sol registra el mayor número de pernoctaciones, con más de 2,3 millones. Los puntos turísticos con más ocupación son Barcelona, Madrid y Benidorm. Sin embargo, dos localidades pequeñas son las que más ocupación logran: Alcudia (Mallorca), alcanza una ocupación por plazas del 94,9% y Muro, en la misma isla, consigue el mayor grado de ocupación en fin de semana (95,4%).

Los visitantes del Reino Unido se disparan

Los viajeros procedentes de Reino Unido y Alemania concentran el 27,4% y el 20,8%, respectivamente, del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en julio.

El mercado británico, a pesar del temor al impacto del 'brexit' crece un 9,6% y el alemán un 4,1%. Las 'noches' contratadas de los viajeros procedentes de Francia, Países Bajos e Italia (los siguientes mercados emisores) registran unas tasas anuales del 8,8%, 3,8% y 3,2%, respectivamente.

Ante estos datos, la salud de los hoteles es positiva. La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se sitúa en el 7,5% en julio, lo que supone 2,4 puntos más que la del mes pasado y 1,5 puntos por encima de la registrada hace un año. Mientras, la facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) es de 93,2 euros en julio, lo que supone un aumento del 6,3% respecto al mismo mes de 2015.

Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros y mide la 'salud económica' de los hoteles, alcanza los 69,6 euros, con un incremento del 13,3%. Por categorías, la facturación media es de 208,4 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 102,4 euros para los de cuatro y de 79,4 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías son de 158,6, 85,5 y 63 euros, respectivamente.