Banca

Santander y Deutsche Bank suspenden de nuevo los test de estrés de la Fed; BBVA aprueba

Es la tercera vez que el Santander suspende este análisis, mientras que para el banco alemán es la segunda ocasión. BBVA, otro de los 33 bancos analizados, aprobó.

Una sucursal del banco Santander.

Una sucursal del banco Santander. Efe

  1. Banca
  2. Banco Santander
  3. Deutsche Bank

Las filiales estadounidenses de Santander y Deutsche Bank han vuelto a suspender los test de resistencia cualitativa que realiza la Reserva Federal estadounidense (FED) a los 33 mayores bancos del país, según ha informado el Consejo de Gobernadores del organismo presidido por Yanet Yellen. También ha puesto bajo la lupa a Morgan Stanley. En el caso del Santander, es la tercera vez que suspende este análisis, mientras que para el banco alemán es la segunda ocasión.

El análisis de la Fed sobre Santander Holdings.

El análisis de la Fed sobre Santander Holdings.

"La Junta también se opuso por razones cualitativas al plan de 2016 de Santander Holdings EEUU. Aunque ha avanzado en la mejora de ciertos enfoques en sus pérdidas y proyección de los ingresos, la empresa sigue teniendo problemas no resueltos de supervisión que socavan gravemente su proceso de planificación de capital. Los supuestos y análisis subyacentes del plan de capital, y el proceso de adecuación de capital, no son razonables ni apropiados", dijo la Fed en su comunicado.

La Fed asegura tras revisar los estados financieros de Santander se ha encontrado con "deficiencias en curso en el marco de la gestión de riesgos, incluyendo importantes características en la medición de estos riesgos y la supervisión", así como en los procesos de test de estrés. Estas deficiencias limitan la fiabilidad de los procesos de planificación de capital y su capacidad para llevar a cabo una evaluación exhaustiva de su adecuación de capital", apuntó el banco central estadounidense.

Según informa Europa Press, con estas pruebas se trata de medir la capacidad de las entidades financieras que gestionan activos de más de 50.000 millones de dólares (44.941 millones de euros al cambio actual) de hacer frente a una crisis y evitar que se reproduzcan situaciones como la que derivó en la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008. La ratio de capital CET1 de Santander USA era del 12% a final del 2015. En los resultados cuantitativos de la Reserva Federal, en el escenario económico muy severo, esta ratio bajaría a un mínimo del 11,9% a lo largo del periodo analizado, muy por encima del mínimo requerido del 4,5%.