Cristóbal Montoro

Montoro: "¿Hay más millonarios? No, es que ahora pagan impuestos. Es afloramiento"

El ministro en funciones de Hacienda matiza un informe que señala un aumento de millones españoles y se jacta de que es el resultado de la amnistía fiscal de 2012 que lleva su firma.

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro Efe

  1. Cristóbal Montoro
  2. Millonarios
  3. Ministerio de Hacienda
  4. Impuestos

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, ha asegurado que más que repuntar el número de millonarios a lo largo de la crisis, especialmente en la última legislatura, lo que ha ocurrido es que se han aflorado miles de grandes fortunas que permanecían ocultas al fisco. En rueda de prensa, Montoro se ha referido así al Informe Mundial de la Riqueza 2016 elaborado por la consultora Capgemini, que refleja que el número de millonarios se ha incrementado en España un 50% desde 2008, hasta 192.500 en 2015.

"Lo que ha ocurrido estos años es que ha aflorado un patrimonio de españoles extraordinario", ha indicado, para añadir que "esto hace que aparezcan también unas declaraciones de Patrimonio muy superiores". "Es evidente que la situación de España no da para generar esas cantidades", ha remachado.

"¿Por qué hay más millonarios? No, porque los millonarios pagan impuestos. Esto es afloramiento y está perfectamente identificado en las estadísticas", ha insistido.

Más en detalle, el ministro de Hacienda en funciones ha asegurado que la declaración de bienes y derechos en el extranjero (Modelo 720), obligatoria desde la puesta en marcha de la Ley de lucha contra el fraude de 2012, ha dado como resultado que más de 200.000 contribuyentes hayan declarado por primera vez activos en el exterior por valor cercano a los 140.000 millones. "¿Por qué hay más millonarios? No, porque los millonarios pagan impuestos. Esto es afloramiento y está perfectamente identificado en las estadísticas", ha insistido.

Posteriormente, el Ministerio de Hacienda ha remitido un comunicado en el que señala que el incremento del número de millonarios reflejado en el informe se explica porque "en su mayoría no son nuevos enriquecimientos personales durante la crisis, sino que se trata de personas que ya tenían previamente elevados patrimonios, pero que los ocultaban en el extranjero". Asimismo, indica que la 'amnistía fiscal' de 2012 supuso que casi 30.000 contribuyentes regularizaran sus rentas y patrimonio por valor de 40.000 millones de euros que permanecían ocultos por valor de 40.000 millones.

"Ese informe, difundido por la consultora Capgemini, señala que ese incremento ha superado las 65.000 personas desde el inicio de la crisis. La explicación, según los datos que maneja la Agencia Tributaria, es que en la mayoría de los casos no estamos ante nuevos enriquecimientos personales durante la crisis, sino que se trata de personas que ya tenían previamente elevados patrimonios, pero que los ocultaban en el extranjero, de manera que no podían ser controlados por Hacienda y no pagaban impuestos por ellos", explica el ministerio en un comunicado.

Según Hacienda, el afloramiento de esos patrimonios se debe, en buena medida, a losnovedosos instrumentos de información y lucha contra el fraude puestos en marcha desde el año 2012 por la Agencia Tributaria; de hecho, ese año es el que, según refleja el informe, empieza a aumentar el número de ‘nuevos millonarios’ durante la crisis. "No hay que olvidar que la regularización fiscal extraordinaria puesta en marcha por el Gobierno en 2012 supuso que casi 30.000 contribuyentes regularizaran rentas y patrimonio por valor de 40.000 millones de euros que permanecían ocultos".

Del mismo modo, la obligación de informar sobre bienes y derechos situados en el extranjero a través del Modelo 720 ha supuesto que, desde el año 2013, más de 200.000 contribuyentes hayan declarado por primera vez activos en el exterior por un valor cercano a los 140.000 millones de euros. Del total de activos declarados, en 2016, según información de la Agencia Tributaria, los contribuyentes declararon por primera vez más de 13.700 millones de euros en bienes y derechos situados en el extranjero.