CNMC

Competencia multa con 128 millones a ocho fabricantes de pañales para adultos

La CNMC multa a ocho fabricantes de pañales para adultos, a la patronal del sector y cuatro directivos por formar un cártel.

Concha Velasco, imagen de la marca Indas, una de las empresas sancionadas.

Concha Velasco, imagen de la marca Indas, una de las empresas sancionadas.

  1. CNMC
  2. Competencia

"Fijaron los precios de los absorbentes financiados por la Seguridad Social (Servicio Nacional de Salud) que se compran en las farmacias para los pacientes no hospitalizados", explica el supervisor de los mercados y la competencia. Por primera vez, la CNMC sanciona a cuatro directivos de empresas y de la federación empresarial (FENIN) participantes en la conducta. 

La multinacional estadounidense Procter & Gamble, uno de los fabricantes, desveló el cártel a la CNMC mediante el Programa de Clemencia y se le exime del pago de la multa. En concreto, la CNMC considera que Arbora & Ausonia (sucedida por Procter & Gamble España), Laboratorios Indas, SCA Hygiene Products, Laboratorios Hartmann, Ontex ID, Barna Import Médica, Textil Planas Oliveras y Algodones del Bages, y con la colaboración de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN).

Según detalla la conclusión del regulador, los fabricantes "llegaron a acuerdos y fijaron los precios de venta a los distribuidores mayoristas de este producto comercializado a través de las farmacias, desde diciembre de 1996 a enero de 2014".

Por primera vez desde la creación del organismo, la CNMC ha sancionado a varios directivos de las empresas fabricantes y de la asociación sectorial, en concreto al directivo de A&A Jordi Bozal de Febrer, con una multa de 15.000 euros; al directivo de Indas Javier Martín Ocaña (4.000 euros) y a las directivas de Fenin Margarita Alfonsel Jaén (6.000 euros) y María Aláez Usón (4.000 euros).

"Los pañales para adultos (no hospitalizados) con incontinencia grave pueden obtenerse directamente en las farmacias, con la correspondiente receta, o a través de las redes de asistencia sanitaria o socio-sanitaria (centros de atención primaria, residencias de ancianos, etc.). En ambos casos son financiados por la Seguridad Social, si bien para los pacientes hospitalizados la Administración competente adquiere el producto a través de licitaciones públicas competitivas, lo que rebaja considerablemente sus precios", explica Competencia en un comunicado.

Incontinencia urinaria grave

El cártel que sanciona la CNMC afecta a la distribución de pañales para incontinencia urinaria grave que financia el Servicio Nacional de Salud a través del canal farmacia. Se dispensan con receta y su pago solo es asumido en parte por el usuario final, dado que el resto se lo reembolsa la Administración.

Así, los fabricantes de pañales partícipes en la conducta habrían alcanzado acuerdos, a través del Grupo de Trabajo de Absorbentes (GTAIO) creado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), para fijar los precios de venta a los distribuidores mayoristas de este producto comercializado a través de las farmacias.

Las empresas sancionadas fijaron los precios y llevaron a cabo acuerdos mediante la negociación y concertación con el resto de agentes de la cadena de distribución (Colegios Oficiales de Farmacéuticos y asociaciones de mayoristas distribuidores de productos farmacéuticos y sanitarios) desde al menos diciembre de 1996 hasta junio de 2010.

Por otra parte, las empresas participantes habrían utilizado una estrategia de interposición de recursos administrativos y/o contencioso-administrativos frente a las licitaciones públicas convocadas por las Autoridades Sanitarias de distintas Comunidades Autónomas para adquirir y entregar directamente el producto a pacientes no hospitalizados (residencias de ancianos, centros de atención primaria). Con ello, perseguían mantener los ingresos competitivos que les genera su comercialización a través del canal farmacia.

El alcance de la conducta que se sanciona en este expediente es especialmente significativo, ya que la cuota de mercado conjunta de las entidades infractoras en el mercado relevante es del 95%, según datos de la CNMC. La incontinencia urinaria grave es por su gravedad, frecuencia y repercusión un problema que afecta a cerca de 2,5 millones de personas y tiene importantes consecuencias para la salud y la calidad de vida de personas de edad avanzada y con discapacidad.