Banco Popular

Ángel Ron (Popular): “Nadie nos garantiza que las cosas vayan a estar mejor en dos o tres meses”

El banco mantiene su desplome en bolsa del 20% tras anunciar una ampliación de capital de 2.500 millones.

Ángel Ron, presidente del Banco Popular.

Ángel Ron, presidente del Banco Popular.

  1. Ángel Ron
  2. Banco Popular
  3. Banca
  4. Hipotecas
  5. Brexit

El presidente de Banco Popular, Ángel Ron, ha afirmado este jueves que la entidad no necesitará más ampliaciones de capital después de decidir realizar una operación de este tipo por 2.505 millones de euros, y ha destacado que el banco no está pensando en llevar a cabo ninguna adquisición en estos momentos. Sin embargo, no asume que la situación vaya a mejorar en los próximos meses.

"No estamos considerando ninguna operación de compra en estos momentos. Estudiaremos cualquier operación que suponga un retorno positivo para el accionista del banco, que sea congruente con nuestro modelo de negocio y no lo ponga en riesgo en el ámbito doméstico", ha destacado en conferencia con analistas.

Antes de la apertura del mercado, la entidad ha anunciado una ampliación de capital por 2.505 millones de euros con la que pretende convertirse en una "alternativa de inversión muy atractiva" y ha presentado un nuevo plan estratégico a 2018 con el que busca reducir en 15.000 millones los activos improductivos y recuperar el payout en efectivo del 40%.

"Ha sido una decisión proactiva tomada por el banco de una manera consciente y para tratar de normalizar la generación de beneficios de capital de Popular. Una ampliación de capital no se improvisa", ha especificado Ron, que ha mantenido que éste es el momento "adecuado" para llevarla a cabo. "Nadie nos garantiza que las cosas vayan a estar mejor dentro de los próximos dos o tres meses", ha apostillado.

El momento adecuado

Con el referéndum del Brexit y las elecciones generales en España a las puertas, el banco entiende que la situación macroeconómica actual, la reactivación del mercado inmobiliario y su tasa de morosidad en mínimos de los últimos años ofrecen las condiciones oportunas para lograr sus objetivos.

El presidente de Popular ha manifestado que la ampliación de capital será positiva para la acción del banco y para los accionistas, ya que aumentará la rentabilidad por dividendo. "Creemos que nuestro plan es sólido para nuestros accionistas, tanto institucionales como minoristas", ha agregado. Tras esta ampliación, las acciones de la entidad se desploman en la bolsa madrileña más de un 20%.

En concreto, la entidad pretenden llegar a 2018 con un ratio de eficiencia por debajo del 45%, con una caída del 45% en el saldo bruto de activos improductivos, con un ratio de cobertura de activos improductivos próximo al 50% y un coste del riesgo cerca de los 40 puntos básicos.

Además, se ha marcado como meta llegar a un ratio CET1 'fully loaded' del 12%, frente al 10,8% actual, y alcanzar un ROTE (retorno sobre el capital tangible) superior al 9%, frente al 3% registrado en el primer trimestre de 2016. "Queremos convertir al banco en una alternativa de inversión muy atractiva", ha destacado Ron.

En Popular están convencidos de que el nuevo plan le permitirá mejorar su nivel de crédito, lo que será bien recibido tanto por las agencias de calificación como por los inversores. También mejorará su coste de riesgo a futuro y la ratio de eficiencia.

Reducción de activos improductivos

Este plan recoge el objetivo de reducir en 15.000 millones de euros sus activos improductivos a tres años, apoyándose en la recuperación del sector inmobiliario, que propiciará un aumento de la venta de inmuebles, y en la mejora de la morosidad.

"Las perspectivas de futuro son prometedoras", ha afirmado el consejero delegado de la entidad, Francisco Gómez, quien ha adelantado que el banco va a explotar nuevas estrategias de inversión y será más agresivo en lo que a venta de carteras se refiere, además de estudiar otros proyectos alternativos. También llevarán a cabo más provisiones en activos menos líquidos, como suelos, lo que les permitirá su desinversión.

Gómez ha insistido en que el banco espera contar con la mitad de los activos improductivos en balance en 2018, una "reducción contundente que pondrá de manifiesto el compromiso de la entidad con la reducción de los NPA".

Ron ha defendido que toda la estrategia presentada "va a tener éxito", porque la ampliación de capital permitirá al banco acelerar la desinversión de activos no rentables, potenciar las fortalezas de su modelo de negocio y tener capacidad de adaptarse a la situación del sector, "muy compleja en estos momentos". "Nos permite disipar dudas sobre nuestras coberturas relativas", ha explicado.

Asimismo, ha garantizado que la entidad no necesitará realizar más ampliaciones en el futuro, ya que podría contar con provisiones por 4.700 millones de euros que le permitirán cubrir el impacto de la aplicación de la nueva circular del Banco de España. "De una sola vez, hacemos el doble de las provisiones que el consenso de los analistas estaba haciendo para tres años", destaca el banco.

Estas provisiones, sin embargo, no tienen en cuenta la retroactividad total de las cláusulas suelo. A la espera de conocerse la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Ron se ha mostrado confiado en que, en el peor de los supuestos, el impacto de su supresión desde la firma de la hipoteca no superará los 350 millones de euros que provisionaron a finales de 2015 para cubrir esta contingencia.