Paraísos fiscales

Las empresas extranjeras ganan el doble en Bermuda que en España

La ONU denuncia el desvío de beneficios por las prácticas fiscales de las multinacionales.

Sede del Banco Balboa en Canadá.

Sede del Banco Balboa en Canadá. Efe

  1. Empresas
  2. ONU
  3. China
  4. Fiscalidad
  5. Cuenta resultados

A menor fiscalidad para las empresas, mayor generación de beneficios. La teoría de esa relación causa-efecto eleva el atractivo para inversores y la capacidad de generar beneficios de las empresas. Sin embargo, un informe de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) denuncia la desproporción de los negocios de las multinacionales extranjeras en aquellos países con menor fiscalidad y, especialmente, en territorios ‘offshore’ con mayor opacidad al fisco de los países de origen.

En concreto, según una muestra de 26 países analizados, las empresas extranjeras declaran más beneficios en Bermuda (43.600 millones de dólares) que en China (36.400 millones) o el doble que en España (20.800 millones). Las 13.000 filiales de empresas extranjeras en nuestro países declararon un volumen de facturación superior a los 400.000 millones de euros en 2013, según los últimos datos del INE. La relación de las ganancias frente al Producto Interior Bruto (PIB) de sus respectivas economías desvela la “desproporción” de la actividad económica real y la maquinaria financiera que mueven muchas de estas empresas en esos países.

“Las proporciones de los beneficios atribuidos a las filiales extranjeras de los países invierten en el extranjero en el producto interno bruto (PIB) de la economía donde los afiliados son residentes revelan los beneficios que nada tienen que ver con los fundamentos económicos”, denuncia el informe, que ha contabilizado más de 1,27 billones de dólares de ganancias en 208 países.

.

.

Por ejemplo, los beneficios declarados por empresas extranjeras en Bermuda suponen casi ocho veces su PIB (779%), nueve veces en Islas Caimán (874%) frente a su peso marginal o muy reducido en economías como la China (0,3%), España (1,5%) o EEUU (0,7%). Los tres países europeos que más alto escalan en la lista son Holanda, Luxemburgo e Irlanda (gráfico), que cuentan con esquemas tributarios más amables con las empresas y agrupan la actividad de las multinacionales que operan en el ámbito europeo.

Por este motivo, el informe denuncia que se trata de prácticas fiscales para eludir el pago de impuestos por parte de este tipo de compañías, que reorientan el flujo de su actividad hacia aquellos territorios donde pagan menos impuestos. Hay un pero a este planteamiento. “Es la influencia de las petroleras sobre estas cifras, ya que en su relación con los ‘petroestados’ -habitualmente países sin un marco jurídico claro o bajo dictaduras- se ven obligadas a usar centros ‘offshore”, explican fuentes financieras.

Desaceleración en los flujos hacia ‘paraísos’

La Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) afirma que los flujos de inversión hacia los centros financieros ‘offshore’ -territorios de baja fiscalidad, con poca actividad económica real en relación a su economía financiera- y sociedades opacas de paraísos fiscales registraron amplias fluctuaciones en 2015. “Esos flujos registraron un descenso, aunque desde niveles altos”, explica el organismo.

La magnitud de los flujos de inversión hacia estructuras societarias vacías o de propósito especial (SPE, por sus siglas en inglés) se elevó en comparación con 2014, alcanzando los valores de 2012. Por otro lado, los flujos de inversiones a los centros financieros ‘offshore’ volvieron a retroceder hasta los 115.000 millones, desde los 132.000 millones que alcanzaron en 2013, según los datos de UNCTAD.

Entre los principales paraísos fiscales del Caribe, además de Panamá -que no aparece en el informe- se encuentran en las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Caimán. El informe destaca que tradicionalmente Estados Unidos ha dominado el flujo de dinero hacia esas jurisdicciones, aunque entre 2010 y 2014, Hong Kong, China, Rusia y Brasil acapararon casi dos de cada tres (65%) dólares que movió la región.

“Durante mucho tiempo, el flujo de fondos ilícitos ha sido de gran preocupación para la UNCTAD por el efecto que esas actividades tienen sobre el desarrollo”, añade la organización dependiente de la ONU. El informe ha salido a luz en pleno debate sobre los paraísos fiscales, tras la revelación de 11,5 millones de documentos procedentes del despacho de abogados panameño Mossack Fonseca. Según la documentación, más de 200.000 sociedades y clientes han quedado descubierto por su actividad en paraísos.