ECONOMÍA

España rebaja la previsión económica al 2,7% en 2016 y el 2,4% en 2017

El ministro de Economía justifica esta corrección de las previsiones por la "desaceleración global".

Luis de Guindos, ministro de Economía en funciones.

Luis de Guindos, ministro de Economía en funciones.

  1. Luis de Guindos
  2. FMI Fondo Monetario Internacional
  3. PIB
  4. Previsiones económicas

El ministro de Economía de España, Luis De Guindos, anunció este sábado que el Gobierno ha rebajado las previsiones de crecimiento económico del país al 2,7% para este año y al 2,4% para el próximo, debido a la "desaceleración global".

De Guindos comentó en una rueda de prensa, en el marco de la asamblea de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que estas nuevas proyecciones responden a "la desaceleración global", al compararlas con las del cuadro macroeconómico previo del Gobierno español, que contemplaba un crecimiento del 3% para este año y del 2,9% para 2017.

"Es un cuadro macroeconómico realista", subrayó el ministro, que situó estos nuevos datos en el contexto de la debilidad económica mundial.

Cerca de las previsiones del FMI

Los nuevos cálculos se acercan a las previsiones para la economía de España divulgados por el FMI esta semana, que cifró el crecimiento estimado para el país en el 2,6% para este año, una décima menos que en enero; y en el 2,3%, sin cambios respecto a hace tres meses, para el próximo.

No obstante, De Guindos remarcó que, "a pesar de la desaceleración económica, España ha hecho los deberes, muchas reformas, ha ganado muchísima competitividad".

De hecho, indicó ante los periodistas que"de las grandes economías de los países avanzados, España es la que más crece", y agregó que "en estos dos ejercicios puede crear cerca de 900.000 puestos de trabajo".

El FMI redujo las previsiones globales para este año en dos décimas, hasta el 3,2%, en respuesta a la ralentización de China y el menor crecimiento de lo esperado en economías avanzadas como Estados Unidos o Japón.

Ya el pasado mes de febrero, un alto funcionario europeo explicaba a EL ESPAÑOL que “está claro que España no podrá cumplir el objetivo del 2,8% este año y que se necesitará una nueva recomendación (de la UE) en mayo para darle más tiempo”.