Banca

El ERE del Banco Santander afectará a 1.200 empleados en España

El recorte, que negociará con los sindicatos, afectaría al 5% de su plantilla y está vinculado al cierre de sucursales. La mitad serían prejubilaciones. 

Ana Botín, presidenta del banco Santander.

Ana Botín, presidenta del banco Santander. Reuters

Banco Santander ha planteado a los sindicatos un ajuste máximo de 1.200 empleados en la plantilla de la entidad en España, lo que supone una reducción del 5% de los trabajadores, según han informado fuentes sindicales.

En concreto, el plan de ajuste de trabajadores planteado por el banco presidido por Ana Botín llega tras la decisión de cerrar unas 450 oficinas en España y la reestructuración anunciada en los servicios centrales de Santander España.

No obstante, esta primera cifra aportada por la entidad a los sindicatos se podría rebajar hasta el momento en el que las partes alcancen una acuerdo definitivo.

Prejubilaciones y bajas incientivadas

Esta mañana, los sindicatos se reúnen con la entidad. Aseguran que tienen total disposición a negociar y confían en que el banco les presente un plan de reducción de empleo similar al acordado para absorber Banesto. En ese caso, la entidad ofreció prejubilaciones desde los 55 años, cobrando el 70% del salario, según fuentes sindicales.

El planteamiento de la entidad, según ha comunicado CCOO, pasa por materializar la reducción de plantilla de 1.200 personas a través de 600 prejubilaciones y otras tantas bajas incentivadas.

La pasada semana, el banco comunicó que el cierre de 450 sucursales afectaría principalmente a las de menor tamaño, aquellas que tienen entre uno y tres empleados, para conseguir tener otras más grandes, con más recursos humanos y técnicos, más rentables y que permitan al grupo seguir estando presente en todo el territorio español y en las poblaciones en las que ya está presente.