Desempleo

El paro cae en 58.216 personas gracias a la bajada del desempleo juvenil

La afiliación a la Seguridad Social suma 138.086 empleados en marzo. Mejora los datos que esperaba el mercado y refrenda el buen inicio de año de la economía.

Empleado en la fábrica de Ford en Almussafes

Empleado en la fábrica de Ford en Almussafes Getty

Esta anomalía en los datos del desempleo puede traer consigo una noticia muy positiva. El número de parados se redujo en marzo en 58.216 personas, pero se produjo en gran medida gracias a la caída del desempleo juvenil, con 43.416 parados menores de 25 años menos, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo. A la espera de conocer los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que se conocerán el 28 de abril, estas cifras podrían adelantar un buen ritmo de contratación entre los más jóvenes.

Esto supone una caída del paro juvenil a ritmos del 11,1% interanual, con lo que mejora la media de los últimos meses en los que ha caído a tasas del 8%. Sin embargo, será necesario conocer si este descenso en el número de desempleados jóvenes se debe a la creación de empleo y no a la caída de la población activa en esta franja de edad. Si se ha producido por esta segunda causa, de ser una noticia positiva pasará a ser una noticia muy negativa.

El consenso de mercado esperaba un descenso de 50.000 parados, por lo que estos 58.216 desempleados menos mejora las cifras que se estaban barajando para España. Sin embargo, los datos no alcanzan al mes de marzo de 2015, cuando el paro se redujo en 60.214 personas. En los últimos 12 meses, el número de parados se ha reducido en 357.169 personas, hasta quedarse en marzo en 4.094.770 desempleados, cada vez más cerca de la barrera de los 4 millones de parados.

El problema de la temporalidad

Un mes más, siguen sin solucionarse los problemas de la temporalidad. El número de contratos firmados durante el mes de marzo fue de 67.106, lo que supone un incremento del 4,65% respecto al mes de marzo de 2015. Sin embargo, la mayor parte de esta subida se debe al número de contratos temporales, en concreto 60.671 contratos fueron temporales, esto es, el 90,5% del total. Mientras, el número de contratos indefinidos fue de 6.435, un 9,5% del total.

Esto significa que mientras la contratación temporal avanza a ritmos del 4,68%, la contratación indefinida avanza 20 puntos porcentuales más lenta, un 4,46%. Este es el problema crónico del empleo temporal que España no ha conseguido solucionar. Es el país de la eurozona con más contratos temporales sobre el total, como explicamos en esta radiografía del mercado laboral español.

Mejora la afiliación

El número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en 138.086 personas en marzo, una cifra muy alta que está marcada por el aumento de la contratación en Semana Santa, que este año ha caído en marzo. Los datos de afiliación son medias mensuales, no el dato al cierre del periodo, por lo que cualquier variación durante el mes, afecta al dato final. "Es el comportamiento de la afiliación, con 138.000 nuevos cotizantes a la Seguridad Social, lo que refuerza todavía más la bondad de la evolución de los datos del mes pasado", explica Sandalio Gómez, profesor del IESE.

Si se desestacionalizan estos datos, la ocupación aumentó en 59.161 personas, el tercer mejor mes de marzo de la serie histórica, sólo superado por los de 2007 y 2015. De este modo, el número de cotizantes se sitúa en 17.305.798 personas, lo que supone un aumento de 472.998 ocupados en el último año, un 2,81% más.

La afiliación de marzo se queda a menos de 90.000 personas de los datos de marzo de 2011, pero todavía muy lejos, a más de 2 millones, del mejor mes de marzo de la serie histórica, en 2008, cuando se superaron los 19,3 millones de cotizantes.

El mes previo: febrero

Los datos de febrero constataron la inercia positiva con la que España ha empezado el año 2016. El número de afiliados aumentó en 63.355 personas, lo que supuso un aumento de la contratación del 2,97% respecto al mismo mes del año anterior, el mejor mes de febrero desde el año 2007, antes del estallido de la crisis.

El paro aumentó en 2.231 personas, sin embargo, los datos desestacionalizados arrojaron un descenso en el número de parados de 21.959 personas. Buenos datos que vinieron a refrendar el buen momento de la economía española, y todo pese a la advertencia del Banco de España sobre la desaceleración de la actividad en España. Según la estimación adelantada de la entidad, el PIB creció un 0,7% en el primer trimestre del año, frente al 0,8% de los dos trimestres anteriores.