Sindicatos

UGT despide a Méndez tras 23 años y 280.000 afiliados menos desde 2009

Los 601 delegados eligen nuevo líder entre Josep María Álvarez, Miguel Ángel Cilleros y Gustavo Santana.

Méndez ha liderado la UGT desde 1994.

Méndez ha liderado la UGT desde 1994. Efe

Desde este miércoles y hasta el sábado, la Unión General de Trabajadores (UGT) se enfrenta a un nuevo cambio de dirección en sus casi 130 años de historia. Tendrá nuevo líder. Cándido Méndez, secretario general desde 1994, abandona la posición en las horas más bajas del sindicato, silenciado por la crisis económica y de empleo; la reforma laboral y salpicado por escándalos de corrupción masivos como el de los EREs falsos en Andalucía.

El legado de Méndez en el último lustro refleja la pérdida de relevancia y apoyo social del sindicato, que ha quedado plasmada en la caída del 23% en su número de afiliados -hasta 928.465 desde 2009 (año de la explosión de las cifras de paro en España) y 2010 (caso de los EREs), según los datos de UGT. El nuevo secretario general podrá conocerse a partir de las 20,00 horas del próximo viernes, según auguran fuentes sindicales, si bien esta podría retrasarse incluso hasta la mañana del sábado cuando está prevista su proclamación.

Evolución de los afiliados al sindicato.

Evolución de los afiliados al sindicato.

Nueva estructura

Junto a la elección del nuevo secretario de la organización, UGT pretende llevar adelante un cambio en su estructura, que reducirá de seis a tres las federaciones en las que se organiza el sindicato. Desde el jueves, los 601 delegados se repartirán en cuatro comisiones de trabajo: dos dedicadas al nuevo orden de la organización (132) y otras dos a la elaboración del programa de acción sindical hasta 2020, que cuenta con 2.536 enmiendas a debatir y que centra al grueso (78%) de los representantes sindicales. 

Las cuentas de UGT.

Las cuentas de UGT.

El punto de partida de los debates será el programa de acción de UGT, según explican desde el sindicato. “Tras cuatro años de regresión económica y social: urge un cambio de políticas”, señala el documento base del congreso (‘La Unión en pie’). Entre sus principales referencias se encuentra la reforma laboral de 2012 y la situación de desempleo masivo en España. Según la reflexión de UGT, “la estrategia de la austeridad ha fracasado en toda Europa y asistimos a un proceso de demolición del llamado modelo social europeo. (...) La recuperación en España es precaria, con un empleo poco cualificado y de peor calidad. La salida de la crisis debe ir de la mano de un cambio del modelo productivo”.

Los tres candidatos en liza

Para liderar el cambio de rumbo del sindicato mayoritario en España se han postulado tres hombres. Uno de los tres ocupará el sillón que deja Méndez y que anteriormente ocupó Nicolás Redondo (1975-1994). El más joven es Gustavo Santana, de 40 años, es dirigente del sindicato en Canarias y el que, a priori, cuenta con menos apoyos de partida. Sin embargo, representa la modernización que una parte de los afiliados reclaman al sindicato. Diplomado en Trabajo Social, ha sido empleado del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria).

Le sigue Miguel Ángel Cilleros, salmantino de 53 años, empleado de Renfe y secretario general del transporte. Es el candidato que respalda Méndez, quizá por eso cuenta con menores posibilidades para obtener más respaldo de los delegados, muchos de ellos cansados de la deriva del sindicato en los últimos tiempos.

El favorito señalado es el asturiano de Josep María Álvarez, dirigente del sindicato en Cataluña y forjado profesionalmente y en su actividad sindical en la gran empresa (Alstom). Cuenta, a priori, con amplios respaldos en dos de las federaciones más importantes en el seno de la UGT como son Servicios Públicos (89 delegados), Metal, Construcción y Afines (71 votos), así como en la delegación andaluza (39 delegados), la más numerosa de todas las uniones territoriales, según informa Efe.

Los candidatos deberán conseguir un mínimo de avales que respalden sus propuestas de candidatura para la Comisión Ejecutiva. Tanto Santana como Cilleros y Álvarez tienen que reunir al menos 150 delegados (el 25% del total) con derecho a voto, que sólo pueden avalar una única candidatura. "Concluido el plazo de presentación de candidaturas, la mesa dará a conocer al pleno del Congreso las candidaturas admitidas, las normas de la votación y el horario de la misma", explican.

Después de dos décadas en el cargo, a la despedida de Méndez acudirán 400 invitados de renombre, entre ellos, una larga lista de figuras políticas. Desde el expresidente Rodríguez Zapatero a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, pasando por los presidentes de Extremadura (Fernández Vara), Galicia (Núñez Feijoo) o Comunidad Valenciana (Puig). También asistirá el líder del PSOE, Pedro Sánchez, o responsables de Podemos (Rafael Mayoral), Ciudadanos (Juan Carlos Girauta) o Izquierda Unida (Cayo Lara). También está prevista la asistencia de los actuales responsables de las patronales como CEOE (Rosell), Cepyme (Garamendi), distintos enviados de otros sindicatos europeos y, por supuesto, el tradicional compañero de fatigas de Méndez desde 2008, José Ignacio Fernández Toxo (CCOO).