Ignacio Sánchez Galán

Iberdrola eleva beneficio, dividendo e inversión: 4.700 millones anuales hasta 2020

La eléctrica incrementa sus resultados un 4,1% en 2015 y prevé crecer al 6% hasta 2020, según su nuevo plan estratégico.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán Efe

  1. Ignacio Sánchez Galán
  2. Iberdrola
  3. Cuenta resultados
  4. Compañías eléctricas
  5. Empresas

Iberdrola invertirá 23.700 millones de euros entre 2016 y 2020 y prevé un crecimiento medio anual del 6% en sus resultados, según el plan estratégico 2016-2020 que se ha conocido este miércoles. En concreto, el 88% de las inversiones se destinará a los negocios de redes (46%), renovables (33%) y generación regulada (3%), áreas que aportarán el 81% del resultado bruto de explotación (Ebitda) al final del periodo.   

La eléctrica que dirige Ignacio Sánchez Galán registró un beneficio neto de 2.421,6 millones de euros en 2015, lo que supone un aumento del 4,1% respecto al año anterior.  El beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo se situó en 7.305,9 millones de euros durante el pasado ejercicio, un 4,9% más que en 2014. La cifra de negocios de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán en 2015 ascendió a 31.418,7 millones de euros, con un crecimiento del 4,6%.

El dividendo se eleva un 4%, hasta 0,28 euros brutos por acción, con cargo al ejercicio 2015. En el cuarto trimestre se registró el impacto de la consolidación de Avangrid, producto de la integración de Iberdrola USA y UIL cerrada en diciembre, que ha restado 60 millones al Ebitda y en 45 millones al beneficio. La deuda neta del grupo a cierre de 2015 se situaba en 28.067 millones de euros.

"Descarbonización"

   La producción total del grupo en el periodo disminuyó un 1,5%, alcanzando los 136.794 gigavatios hora (GWh). Esta cifra incluye 55.512 GWh generados en España (-9,1%), 18.635 (-1,5%) en el Reino Unido, 17.418 GWh en los Estados Unidos (-0,9%), 4.802 GWh en Brasil (+18,0%), 38.866 GWh en México (+8,4%), y los restantes 1.561 GWh en diversos países mediante energías renovables (+7,4%).

"El sector eléctrico sólo supone el 25% de las emisiones, pero tiene el potencial tecnológico para contribuir a la descabornización. Las nuevas infraestructuras eléctricas requerirán de inversiones por importe de 20 billones de dólares en los próximos 40 años, de los que 7 billones se corresponden con países OCDE y los otros 13 billones con regiones emergentes", señala Iberdrola en una presentación.