Cierre de la red social

Telefónica cierra su segunda red social con Tuenti

La operadora mantendrá su actividad como segunda marca de Movistar, pero baja la persiana en el negocio original.

Parte del equipo de la operadora y red social.

Parte del equipo de la operadora y red social. Tuenti

Fue la gran estrella tecnológica en España al final de la pasada década y marcó a toda una generación. Adiós a la red social Tuenti, sigue la operadora móvil. Diez años después, la filial Telefónica decide echar el cierre a su negocio original, en el que llegó a gozar de liderazgo durante años frente al empuje de Facebook en todo el mundo.

Será la segunda red social que Telefónica cierre tras la breve historia que tuvo Keteke antes de Tuenti. La decisión llega cinco años después de que la multinacional española comprase Tuenti e integrase al equipo y a la tecnológica en el resto de sus negocios.

Foco en la mensajería

El detonante de aquella operación fue la entrada de Tuenti en el negocio de la telefonía móvil tras conseguir una licencia como operador alternativo (OMV) y un primer acuerdo con Vodafone para usar su red. Fue en el verano de 2010 y, por entonces, Tuenti era una de las principales plataformas sociales en España, con millones de usuarios y una potencial amenaza para el principal operador español.

La decisión del cierre, que avanzóEl Confidencial, es un giro "necesario", según la empresa. No obstante, desde Tuenti aseguran que tanto la plataforma como el dominio seguirán activos y accesibles, sólo que ahoran poner el foco en los chats y las funciones de mensajería de la plataforma.

En los últimos años, la red social vivió profundos cambios en su estructura corporativa con la llegada de directivos de confianza de Telefónica. Fundada por Adeyemi  Ajao, Joaquín Ayuso, Zaryn Dentzel y Félix Ruiz, la progresiva salida de sus fundadores y los giros en su modelo de negocio dieron al traste con su crecimiento.

Giro tras giro hasta el cierre final

La compañía se centrará en su negocio como operador móvil con el que en 2015 logró unos ingresos de 35 millones de euros (y unas pérdidas de 16 millones), que supone un crecimiento del 230%. Si en 2011 la mayor parte de los ingresos procedían de la publicidad, dos años más tarde ya el 75% era facturación de su OMV.

La compañía cuenta con presencia y 600.000 clientes en España, Perú, Ecuador, Argentina y México. Aquel primer giro hacia la telefonía se ha dado la mano con una nueva estrategia en los últimos años para competir con las aplicaciones de mensajería como Whatsapp.

La actividad de los usuarios en la red social había caído en claro declive conforme los responsables de Telefónica ha ido abandonando los desarrollos. Tuenti facilitará a sus usuarios un acceso para descargar los datos y fotografías de sus millones de usuarios. Lo hace aprovechando el lanzamiento de la última versión de su aplicación.

“La compañía aprovecha para devolver a los antiguos usuarios de la red social lo que siempre ha sido de ellos, facilitando la descarga de todas sus fotos subidas y etiquetadas en un archivo ZIP, así como la opción de crear un vídeo con las más populares”, señala la empresa.