preconcurso de acreedores

Abengoa se reúne con la banca para pedir una inyección millonaria extra para Navidad

La compañía sevillana necesita entre 300 y 450 millones de liquidez a corto plazo para nóminas y proveedores

Parque solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor (Sevilla)

Parque solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor (Sevilla)

Reunión clave para el futuro de Abengoa. Será este miércoles 9 de diciembre. Los gestores de la compañía se reúnen con sus principales bancos acreedores y con la asesora de estos, KPMG, con el objetivo de lograr un acuerdo que permita a la empresa sevillana obtener liquidez a corto plazo para pagar las nóminas y pagas extras a sus empleados, amén de a sus proveedores.

Abengoa, que se encuentra en preconcurso de acreedores desde el pasado 25 de noviembre, ha cifrado en 450 millones de euros las necesidades de la empresa para los próximos cuatro meses, según informa Efe. Los bancos sitúan en 300 millones la liquidez necesaria para que la empresa siga con su actividad antes de presentar el concurso de acreedores al que parece abocada la empresa. 

La banca tiene un problema de grandes dimensiones con Abengoa. Su deuda financiera ronza los 9.000 millones y necesita no sólo refinanciarla (alargar plazos y rebajar intereses), sino inyectar nuevo dinero de inversores para equilibrar su situación. Por el camino del medio, una de las opciones más factibles y habitual en este tipo de reestructuraciones es la conversión de deuda por acciones. 

Mientras tanto, la empresa se puede ver abocada al concurso (suspensión de pagos), figura jurídica que le permite protegerse de sus acreedores. Este concurso puede ser presentado de forma voluntaria -que garantiza unas mejores condiciones para quien lo presenta-, o instado por la vía judicial por un tercero, que podría ser un proveedor o la propia banca si no se cumplen los plazos de un crédito.

De llegar a esa situación, Abengoa protagonizaría el mayor concurso de acreedores de la historia al superar el de Martinsa-Fadesa en 2008, con un pasivo de 7.000 millones. Junto a las negociaciones con los bancos, Abengoa está inmersa en una "intensa labor de ajuste de la compañía", que pasa por reducción de plantilla, que ronda los 24.000 empleados. De ellos, 7.000 están en España y más de la mitad (4.000) en Sevilla. y podría implicar paralización de proyectos y trabaja en un plan de reestructuración.