ELECCIONES 2015

El PSOE revoca a Zapatero y permitirá a Hacienda inspeccionar a las SICAV

Los socialistas quieren que la Agencia Tributaria tenga poderes para supervisar a estas sociedades de inversión de los altos patrimonios

Pedro Sánchez comparece para analizar los resultados en Cataluña

Pedro Sánchez comparece para analizar los resultados en Cataluña

El programa económico 4.0 que ha presentado hoy el PSOE plantea revocar una normativa aprobada en el año 2005 durante la legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. En ese año, el Congreso aprobó que fuese la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) quien controlase las Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAV) y no Hacienda.

La normativa se modificó a propuesta de CiU, que pedía un cambio “evitar que el dinero se vaya a otros países de Europa donde tiene productos similares”, y contó con el voto favorable de todas las fuerzas parlamentarias salvo Izquierda Unida. Desde entonces, diversas fuentes de Hacienda han reclamado que el Ministerio recuperase el control de las SICAV, para asegurarse que el ahorro que tribute sólo al 1% cumpla la legislación vigente. El PSOE quiere devolver ahora esta competencia a Hacienda a través de la Agencia Tributaria y revocar así la normativa ‘5.0’ del año 2005.

La propuesta económica presentada hoy por el líder socialista Pedro Sánchez, y el responsable de economía del equipo de expertos del PSOE, Jordi Sevilla, apuesta por “dotar legalmente a la Agencia Tributaria de competencias para supervisar e inspeccionar a las SICAV”. De este modo, será Hacienda quien se asegure de que estas sociedades cumplen con todos sus requisitos y no sean un vehículo para que las grandes fortunas paguen menos impuestos.

Sí a las SICAV, pero controladas

De esta forma, los socialistas también se unen al debate sobre las SICAV que alimentaron el pasado domingo Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y Pablo Iglesias, de Podemos, en el programa de televisión 'Salvados'. Iglesias aboga por eliminar este vehículo y Rivera previere reformular este vehículo.

El PSOE,`por su parte, propone “establecer un mayor control de las SICAV” no sólo con el control de la Agencia Tributaria, sino imponiendo un límite de participación máximo para cada inversor sobre el capital total de la sociedad. De este modo, los socialistas quieren que estos vehículos sean verdaderos fondos de inversión colectiva.

Más impuestos a la empresa

En líneas generales, el partido de Pedro Sánchez propone crear una nueva batería de impuestos que van desde gravar las Transacciones Financieras a medidas relacionadas con el medio ambiente: una tasa que fusione las actuales de matriculación y circulación en los vehículos a motor; otra para las emisiones de CO2, otra a los oxidos nitrosos (NOX, también conocido por el caso Volkswagen) y, entre otras, los impuestos a envases, bolsas y embalajes.

Entre las medidas de más amplio calado, y destacada por el propio partido, el PSOE impulsará si llega a gobernar una reforma del Impuesto de Sociedades (IS). En concreto, establecerá un tipo mínimo del 15% para las grandes empresas. Sobre el papel, la fiscalidad a la gran empresa es del 30% en España, pero las deducciones de las que disponen permiten que la tasa efectiva sea mucho más baja e, incluso, no se lleguen a pagar impuestos en muchos casos.