Jack Dorsey

Dorsey, ante su última oportunidad en Twitter

La empresa confirma a Jack Dorsey como consejero delegado. Regresa al puesto que ocupó hasta 2008.

Jack Dorsey, consejero delegado de Twitter.

Jack Dorsey, consejero delegado de Twitter.

Era un secreto a voces. Twitter mantendrá en el cargo a su actual consejero delegado interino. El nombramiento de Jack Dorsey llega meses después de que aterrizara en el puesto de manera temporal tras la salida del anterior, Dick Costolo, por las críticas de los inversores y la marcha de la empresa. Se trata de la segunda (y decisiva) oportunidad que el también cofundador tiene para consolidar a la compañía tecnológica y su negocio, después de ocupar el puesto desde su creación en 2006 y 2008.

Lo tendrá que hacer a la vez que lidera la salida a bolsa de la compañía de pagos móviles Square, de la que posee el 26% de las acciones y está valorada en unos 6.000 millones de dólares. El mercado esperaba con ansia la decisión después semanas de especulaciones. Dorsey, que mantiene el 3% del capital de Twitter desde el 7% que tenía en la OPV de 2013, formaba parte del comité de selección para el puesto junto Ev Williams, el otro cofundador y el mayor socio de la empresa.

Aplauso inversor

La reacción no se ha hecho esperar y la acción ha subido por encima del 5% este lunes. Ya el viernes se disparó un 6,6% después de que el blog Recode adelantase su nombramiento. Esa alza ha colocado la valoración bursátil de la compañía por encima de los 18.000 millones de dólares (16.000 millones de euros), algo menos de lo que pagó Facebook por la aplicación de mensajería Whatsapp.

La elección no ha sido sencilla. Así lo ha asegurado Evan Williams, uno de los tres cofundadores y miembro del consejo de administración, en un artículo. “Discutimos también hasta la saciedad los retos de Jack [Dorsey] manteniendo sus dos trabajos como CEO a la vez. Al final, decidimos que valía la pena”, explicaba.

El reto que el directivo tiene por delante es doble. Primero consolidar Twitter y hacerla crecer más. En los últimos meses, se han intensificado las dudas sobre su capacidad para incrementar la base de usuarios de la plataforma y, por tanto, para hacer más grande (y rentable) el negocio. El propio Dorsey mismo decía en un tuit esta mañana: “Nuestro trabajo por delante es hacer que Twitter sea fácil de entender por todo el mundo y ofrecer más utilidades a las personas a las que les encanta usarlo a diario”.

El mercado asume con subidas el nombramiento de Dorsey.

El mercado asume con subidas el nombramiento de Dorsey.

Pese a esa dificultad para retener y atraer nuevos usuarios, la compañía ha conseguido construir un negocio milmillonario detrás de la red social. Sólo en el segundo trimestre superó la barrera de los 500 millones de dólares de ingresos, lo que representa un 61% de crecimiento. Eso no fue suficiente para enjugar los números rojos de su cuenta de resultados.

Hasta ahora, inversores y analistas han mostrado cierta desconfianza ante la capacidad de la compañía. De hecho, desde el pasado mes de junio, cuando Dorsey aterrizó en el puesto como consejero delegado, la compañía ha perdido más de una cuarta parte de su valor en el parqué.

Esta tarea al frente de la red social deberá compartirla con otra: liderar Square, una de las grandes compañías del sector de los pagos a través de los dispositivos móviles que él mismo fundó en 2009 y que hoy está valorada en más de 6.000 millones de dólares (ha recibido más de 600 millones en diversas inyecciones de capital riesgo). ¿Es posible compatibilizar ambos puestos? Él está convencido y así lo ha hecho saber en la propia red social. E incluso ha vinculado ambos proyectos como compañías con negocios “fuertes y bien posicionados” para crecer.

Nuevo ‘lugarteniente’

Los destinos de ambos proyectos seguirán vinculados. El directivo será, como hasta ahora, el CEO, fundador y uno de los máximos accionistas. En el caso de Square, compañía que gestionó más de 30.000 millones en pagos sólo durante el pasado 2014, deberá abordar el proceso de salida a bolsa. Según informó Bloomberg a mediados del pasado mes de septiembre, el objetivo es que aterrice en el parqué en el último trimestre del año.

El de Dorsey no es el único nombramiento que se ha comunicado hoy. El CEO contará con un nuevo director de operaciones (en la práctica, el número 2 de la compañía). Se trata de Adam Bain, hasta ahora presidente y responsable de generar ingresos en la plataforma. Era uno de los incluidos en todas las quinielas de los que podían sustituir a Jack Dorsey.

Ahora no sólo se encargará de todo lo que tenga que ver con el desarrollo negocio, sino que también deberá supervisar otras áreas como la tecnología y las finanzas. Junto al nombramiento del nuevo ‘número 2’, habrá otro cambio importante: Dick Costolo, a quien sustituyó Dorsey al frente de la compañía, ha salido del consejo.