Cine y polémica

Censuran dos películas por motivos políticos en Festival de Cine de Beirut

Las autoridades alegan que una de las cintas "atenta contra personalidades y partidos libaneses" y que la otra, "aunque trate un problema palestino", ha sido producida por una sociedad israelí. 

Fotograma de la película libanesa Caramel.

Fotograma de la película libanesa Caramel.

  1. Censura
  2. Festivales de cine
  3. Beirut

Dos películas que iban a ser proyectadas en el Festival Internacional del Film de Beirut (FICB) han sido censuradas por "motivos políticos", denunció hoy la presidenta del evento cultural, Colette Naufal. Se trata de Asuntos personales, de la cineasta palestina Maha al Hach, y La copa del mundo, de los hermanos sirios Mohamed y Ahmad Malas.Naufal explicó que la primera película fue censurada por "haber sido rodada en parte en Israel y producida por una sociedad israelí (país considerado enemigo por el Líbano), aunque trata de un problema palestino". En cuanto al film de los hermanos Malas, opositores al régimen del presidente sirio, Bachar el Assad, las autoridades pidieron la supresión de algunas escenas, pero tanto la organización del festival como sus directores no aceptaron, dijo Naufal.

Cultura del líbano

Las autoridades alegaron que la cinta "atenta contra personalidades y partidos libaneses" e incluye "insultos" contra ellos, detalló la directora del FICB. Asimismo, hay una tercera película que está a la espera de obtener autorización. La cinta es Las noches de la calle Zayandeh, del director iraní Mohsen Majmalbat, opositor al régimen de Teherán, que mantiene buena relación con una parte de las fuerzas políticas del Líbano.

Lo único que deseamos es que separen la política de la cultura. El Líbano es un país que se caracteriza y brilla por esta última y deseamos que no nos hagan volver a la edad de piedra

La película será sometida a un comité, que decidirá si puede ser proyectada tras el corte de algunas escenas, pero los organizadores del FICB rechazan estas medidas. "Lo único que deseamos es que separen la política de la cultura. El Líbano es un país que se caracteriza y brilla por esta última y deseamos que no nos hagan volver a la edad de piedra", señaló Naufal.En su 16 edición, el FICB, que dio comienzo anoche y concluirá el próximo 13 de octubre, incluye 76 películas y 31 cortometrajes que tratan temas como la inmigración, el terrorismo, la guerra civil, el tráfico de órganos, la esclavitud sexual y la violencia doméstica.