Cine

Nominaciones a los Oscar: los secretos del juego de Hollywood

Puede ser otro año 'mexicano'. Habrá un español y, quién sabe... quizá premien a DiCaprio. Así son las categorías de la 88 edición.

Leonardo DiCaprio protagoniza El renacido

Leonardo DiCaprio protagoniza El renacido

  1. Premios Oscar
  2. Hollywood
  3. Películas
  4. Leonardo DiCaprio
  5. Alejandro González Iñárritu
  6. Premios de cine

Los nominados de la 88 edición de los Oscar han dejado más de una anécdota, curiosidades y claves. Al margen de que la cosa estará entre El renacido (The Revenant), con sus 12 nominaciones, y Mad Max: furia en la carretera, con 10, puede ser el año de Leonardo DiCaprio... por fin. También el de la apuesta de Hollywood por el cine de acción. John Williams y Ennio Morricone se verán las caras. Habrá choque de divas musicales en el apartado de documentales y echaremos de menos a los actores de la nueva entrega de Star Wars... Se lo contamos todo, punto por punto. 

1. A Hollywood le va la marcha.

Ha habido un buen puñado de películas a lo largo de la historia del cine con 10 o más candidaturas, pero Mad Max:furia en la carretera es la primera que puede encuadrarse sin problemas en el el cine de acción puro y duro. Ninguna antes, ni siquiera Tigre y dragón (10 candidaturas en 2000), Salvar al soldado Ryan (optó a 11 premios en 1998) o incluso, la primera Star Wars (también compitió por 10 premios, de los que logró 6) pueden considerarse cintas de acción. Ni siquiera El retorno del rey, que cerró la trilogía de El señor de los anillos con 11 premios de 11. Pongan las etiquetas que quieran: cine de artes marciales e historia, bélico, ciencia ficción, space opera, fantasía… Con la nueva Mad Max, Hollywood apuesta sin complejos por una película de disparos, sangre y velocidad. Y bien que nos parece. No es Fast & Furious: en este diario la elegimos la mejor cinta de 2015.

2. Steven Spielberg se queda fuera

La última vez que ganó el Oscar al mejor director, fue en 1998, con Salvar al Soldado Ryan. Este año, Spielberg se quedará también sin la estatuilla: ni siquiera está nominado. El puente de los espías compite por la mejor película, pero su director se ha quedado fuera de la segunda categoría más importante. Y eso que da una lección de rodar a la manera de la vieja escuela: sobria e inteligente. 

Daisy Ridley, con BB8 en Star Wars, el despertar de la fuerza

Daisy Ridley, con BB8 en Star Wars, el despertar de la fuerza

3. Ni Ridley Scott ni JJ Abrams

Star Wars: el despertar de la fuerza, la película más esperada del año, es la gran ausente de las principales categorías. No está nominada a mejor película, ninguno de sus actores se puede alzar con un galardón y su director tampoco. La saga parece no ser muy del agrado de la Academia. Ninguno de sus episodios ha conseguido nunca la nominación a mejor película y sólo una vez su director estuvo entre los posibles ganadores: George Lucas, con el Episodio IV, Una nueva esperanza (o sea, la Star Wars original, en 1977, cuando dejó boquiabierto a Hollywood con su osadía). Ridley Scott es otro de los grandes nombres en quedarse fuera de la carrera por la estatuilla al mejor director, después de alzarse con el Globo de Oro a la mejor película (aunque en la sorprendente categoría de comedia o musical). Aunque Marte(The Martian) cosechó siete nominaciones, entre ellos mejor película y mejor actor, Scott, que tres veces a lo largo de su carrera ha optado al Oscar y se alzó con el premio en el 2000, por Gladiador, se queda esta vez fuera.

4. El poder mexicano, sobre EEUU.

Si El renacido (The revenant) gana el premio a la mejor película, será el segundo año consecutivo para González Iñárritu, que en 2015 se convirtió en el triunfador de la noche gracias a Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia. Si ganara el de mejor director, sería el tercer año seguido que lo levanta un mexicano: él mismo lo hizo también por Birdman y antes, en 2014, Alfonso Cuarón se lo llevó por Gravity. Tanta mexicanidad puede jugar en su contra, pese a que El renacido se presenta como, acaso, el mejor filme de la temporada.

5. El año de DiCaprio (o no)

En esta redacción se ha escuchado la pregunta: '¿Qué tiene que hace Leonardo DiCaprio para que le den un Oscar?' No tenemos la respuesta. Quizá Alejandro González Iñárritu se lo haya puesto en bandeja con El renacido, cosa que no han logrado Danny Boyle, James Cameron, Steven Spielberg ni Martin Scorsese. Este puede ser su año, con un papelón de superviviente en condiciones extremas. Una cosa ese segura: es su quinta nominación ya y en las cuatro anteriores se volvió como fue, pese a que en dos de ellas llegaba con el Globo de Oro en el bolsillo.

6. Charlotte Rampling, ¿un Oscar con 70 años?

Cuando se celebre la ceremonia de los Oscar, la actriz británica habrá cumplido -el 5 de febrero- unos radiantes 70 años. Sí señores, ahí donde la ven, nació en 1946. La intérprete de más edad que ha ganado el galardón en la categoría protagonista fue Jessica Tandy, que con 80 cumplidos se lució con Morgan Freeman en Paseando a Miss Daisy (1990). Antes que ella, Katherine Hepburn se llevó el premio gracias a su papel de enamorada crepuscular. Fue con En el estanque dorado, tenía 74 años y aún mantenía esa mirada suya que penetraba y un carácter frente a la cámara único. Por cierto, Cate Blanchett, también nominada este año por Carol, no es ninguna jovencita: tiene 46… y ya ganó el galardón a los 44 con Blue Jasmin. ¿Quién dice que no hay papeles para las mujeres maduras?

Samuel L. Jackson, en Los odiosos ocho

Samuel L. Jackson, en Los odiosos ocho

7. No hay actores negros

En cambio, sin ánimo de defender las cuotas, llama la atención que en Hollywood, donde la realidad racial es la de EEUU, un país con un 12% de su población negra y un 16% latina, no haya actores este año nominados de ninguna raza que no sea la blanca. Ni en actor o actriz protagonista, ni en los de reparto… Adiós pues a John Boyega (Star Wars: el despertar de la fuerza), Samuel L. Jackson (Los odiosos ocho), Will Smith (La verdad duele), Chiwetel Ejiofor (Marte) Vale, no era un año de grandísimos papeles negros. Quizá la pregunta sea: ¿por qué no los ha habido? Mad Max, Spotlight, El renacido, Carol, El puente de los espías, Room, Joy… Ni un solo rostro que no sea blanco. Ya hay voces protestando en las redes sociales.

8. Los 'cachorros' de 'Star Wars', sin premio

Tres nuevos iconos para la masa starwasiana: una joven y aguerrida chatarrera, un soldado de los “malos” -no digan ya el Imperio, digan La Primera Orden, que es casi lo mismo- que se cambia de bando y un piloto de caza de la Rebelión. El público ha recibido en general con entusiasmo a los rostros nuevos que han ayudado a refrescar la saga. La crítica ha sido bastante elogiosa en casi todos los países con las interpretaciones de John Boyega, Daisy Ridley y Oscar Isaac. Pero nada. Supongo que Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford les habrán mandado ánimos y les habrán dicho: “Tranquilos, muchachos, a nosotros tampoco nos nominaron nunca”.

Michael Fassbender, como Steve Jobs en el filme escrito por Aaron Sorkin

Michael Fassbender, como Steve Jobs en el filme escrito por Aaron Sorkin

9. Aaron Sorkin, el ausente

Uno de los mejores guionistas en activo, creador de series como The Newsroom y El Ala Oeste de la Casa Blanca, no figura en la lista de candidatos al Oscar. Steve Jobses más que un biopic: es un viaje a saltos, un tren de varias paradas en la vida del creador de Apple centrado en sus ya famosas presentaciones de nuevos productos. Un guión original, que no apuesta por una línea facilona y cuya ausencia entre los nominados sorprende.

10. Ennio Morricone Vs John Williams

John Williams: 50 nominaciones al Oscar y cinco estatuillas. Ennio Morricone: cinco nominaciones y ningún galardón. Dos genios de la música, dos de los mejores compositores de la actualidad, a los que el cine debe muchas de las maravillosas bandas sonoras que a través de la pantalla pasaron a ser eternas. ¿Con cuál se quedaría? Nosotros no lo tenemos claro...

El vestuario de La chica danesa, con Eddie Redmayne, lleva la firma del español Paco Delgado

El vestuario de La chica danesa, con Eddie Redmayne, lleva la firma del español Paco Delgado

11. Un español entre los nominados

El diseñador canario Paco Delgado repite nominación por mejor vestuario. Después de Los Miserables, en 2012, el diseñador vuelve a ser uno de los candidatos a la estatuilla, por La chica danesa. “Es una gran satisfacción. Por muchas razones, pero sobre todo porque se reconoce tu esfuerzo por parte de la gente de la industria en la que trabajas. Hay una parte de ti que sí se la espera, pero hasta que no he oído, 'The Danish Girl', no me lo podía creer”, dijo el diseñador.

12. Duelo de divas musicales

Amy contra Nina. Sí, sólo hay dos a las que podamos referirnos: Amy Winehouse y Nina Simone. Cada una, con su documental biográfico. Amy, de Sif Kapadia, contra What happened Miss Simone?, de Liz Garbus. En un caso, una historia de excesos y adicciones. En otro, una larga vida dedicada al soul y a la lucha civil. La categoría de mejor documental va a tener mucha alma este año. 

13. Tom Hardy, sabor agridulce

O está dando saltos de alegría por su nominación como actor de reparto en El renacido (The Revenant), o se ha llevado un chasco por no aparecer como protagonista por Mad Max: furia en la carretera. O ambas. El actor británico está en pleno ascenso, encadenando papeles interesantes y poderosos, y 2015 ha sido su año más completo, con la pareja de gángsters gemelos de Legend y otros papeles. Pero llama la atención que, de las 10 categorías de Mad Max, no haya sitio para su interpretación del héroe apocalíptico. Ojo: en la categoría de reparto tendrá enfrente a otro actor de físico poderoso: Sylvester Stallone, que podría ganar su primer Oscar como intérprete por Creed. La leyenda de Rocky