José Luis Martínez-Almeida, Juan Espadas, Francisco De La Torre, Jorge Azcón, Gema Igual, Óscar Puente y Pablo Hermoso.

José Luis Martínez-Almeida, Juan Espadas, Francisco De La Torre, Jorge Azcón, Gema Igual, Óscar Puente y Pablo Hermoso. E.E.

Wake Up Spain WAKE UP SPAIN

Grandes alcaldes de PP y PSOE unen su voz para no seguir marginados en la gestión de los fondos UE

Almeida dice que los consistorios "tienen capacidad" para gestionarlos y el sevillano Espadas lamenta que "a veces las ciudades somos las últimas en ser escuchadas". 

15 abril, 2021 02:53

Noticias relacionadas

Siete alcaldes de otras tantas grandes ciudades españolas, incluida la capital, y pertenecientes tanto al PP como al PSOE, unían su voz este miércoles en la tercera jornada de Wake up Spain para no seguir marginados en la gestión de los fondos Next Generation de la Unión Europea (UE).

En primer lugar intervenía José Luis Martínez-Almeida, en una ponencia en la que ofrecía "lealtad institucional" al Gobierno de Pedro Sánchez a cambio, pedía, de un protagonismo en la gestión del dinero que los municipios merecen porque, reclamaba, "tienen suficiente capacidad" y no pueden ser, decía en tono de queja, "la hermana pobre de la Administración". 

Posteriormente, y reunidos en un coloquio, mitad presencial mitad telemático, se unían a su reivindicación seis homólogos de otras de las ciudades más pobladas de España. El primer edil sevillano, el socialista Juan Espadas, afirmaba que es un "momento histórico" porque, explicaba, "nunca ha habido unos fondos con tanto volumen", aunque lamentaba que "a veces los territorios somos los últimos en ser escuchados".

Espadas, que gobierna la cuarta ciudad más poblada de España por detrás de Madrid, Barcelona y Valencia, afirmaba tajantemente que, a día de hoy, "el sudoku de cómo gestionar estos fondos europeos, de una manera ágil, eficiente... no está todavía, ni de lejos, resuelto".

Para que no hubiera dudas, el dirigente socialista señala también a las administraciones autonómicas como responsables, junto a la central, de esa situación de incertidumbre.

Tanto Espadas como sus colegas de Zaragoza, Jorge Azcón; Málaga, Francisco de la Torre; Santander, Gema Igual; Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza y Valladolid, Óscar Puente, coincidían en reivindicar ese protagonismo en la futura transformación de nuestro país. 

El poular Azcón, vicepresidente y portavoz de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sintetizaba que España, "donde verdaderamente va a cambiar es en las ciudades". 

Óscar Puente, por su parte, excusaba en un "problema burocrático" la falta de protagonismo del nivel municipal, ya que, explicabna gráficamente "es más sencillo tramitar diecisiete expedientes que tramitar 200" afirmaba en referencia a las comunidades autónomas frente a los consistorios. 

Movilidad y urbanismo 

Todos coincidían en que determinadas competencias que pueden verse afectadas por la recepción del gran maná de dinero europeo están estrechamente vinculadas a las competencias municipales. Así, explicaba por ejemplo Espadas, todo lo relativo a las viviendas sostenibles -"¿dónde están las viviendas? se interrogaba retóricamente el regidor hispalense- y, sobre todo, a la movilidad. 

Sobre esto último, la popular Gema Igual blasonaba de los proyectos para estimular la movilidad peatonal y en bicicleta en la capital cántabra, con 34 kilómetros de carriles bici. "Con los fondos europeos queremos renovar la flota de transporte urbano de Santander, porque estamos convencidos de que un buen transporte urbano descongestiona muchísimo el tráfico" señalaba. 

Previamente, el alcalde de la capital, Martínez-Almeida, fijaba sus objetivos con respecto a los fondos en la "digitalización y la sostenibilidad", porque "ahí es donde nosotros tenemos más campo de actuación y donde brindamos toda nuestra ayuda, no solo al Gobierno de la nación, sino también a las empresas que quieran esos proyectos en Madrid".  

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid.

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid.

Hermoso de Mendoza afirmaba que pensar en el ciudadano en el futuro significará no hacerlo tanto "en el fluir del vehículo, sino en el bienestar del peatón". Lo que incluye también, explicaba, una "perspectiva de género" para los usuarios del servicio municipal de autobuses o de atención a las personas dependientes. Todo ello resumido en un concepto: "Urbanismo táctico". Algo que se traduce en "peatonalizaciones" y "ensanchamientos de aceras".

El más veterano de todos, el popular Francisco de la Torre, que intervenía por videoconferencia, hablaba incluso de la posiblidad de hacer un "Amazon malagueño". "Los ayuntamientos podemos ser administraciones muy capaces de colaborar en la completa y correcta administración de los fondos europeos" afirmaba a modo de conclusión general del coloquio.