Durante un panel en el marco del 'Wake Up, Spain!', María José Sanz, directora Científica del Basque Centre for Climate Change se ha preguntado por el concepto mismo de sostenibilidad en el contexto industrial. "Debemos preguntarnos qué es la competitividad en el futuro, porque a lo mejor no es el mismo concepto que en el pasado. La industria debe adaptarse a todos los cambios que hemos vivido en los últimos años".

Noticias relacionadas

Al respecto, la experta del Basque Centre for Climate Change ha apelado a pilares como los procesos circulares y el reciclaje de productos naturales como elementos clave de esta sostenibilidad de nuevo cuño. Una nueva concepción con objetivos claramente definidos: "la reducción del consumo energético, de las emisiones de gases de efecto invernadero, o la menor dependencia de recursos naturales limitados".

Con todo ello, María José Sanz ha pedido un "enfoque sistémico de innovación en clave de sostenibilidad y de inclusión social" para llegar a lo que interesa a todo el tejido productivo: una mayor competitividad. 

"Las industrias que apuesten por la sostenibilidad en estos términos podrían tener que hacer ciertos sacrificios a corto plazo, pero ganarán competitividad a medio y largo plazo", defiende María José Sanz. "No sólo tendrán acceso a más talento, con capacidades más flexibles y adaptables, sino que también serán industrias más resilientes ante nuevas crisis que no podemos siquiera imaginarnos".

En la misma mesa redonda moderada por David Samu, socio de Estrategia de EY, Iñigo Losada, director de investigación del Instituto de Cantabria (IHC), coincidía con su colega y defendía que "debemos migrar el concepto de empresa que tenemos hacia la sostenibilidad, teniendo en cuenta a todos los actores implicados, incluso con la sociedad y las comunidades locales".

Para Losada, lo que estamos viviendo es una "transformación del concepto de la empresa de los años 70, aquel que tenía como objetivo la maximización de los beneficios para los accionistas. Con un paso intermedio en la RSC, ahora la sostenibilidad tiene que formar parte de cómo las empresas consiguen valor".

Por ello, afirma el experto, las industrias 5.0 serán aquellas que aborden "la sostenibilidad en sentido amplio, gestionando e interactuando con distintos tipos de capital, humano, social, intelectual y natural. La sostenibilidad financiera no será posible sin el resto de estos elementos".

Iñigo Losada ha ido más allá incluso y ha alertado de que, al igual que las empresas que no generan dinero desaparecen, también lo harán aquellas que sí ganan dinero, pero perjudican al medioambiente o la sociedad. "La sostenibilidad es un factor de competitividad esencial", ha incidido.