El Español
Vivir
|
Escapadas

Sendero Muiños da Barosa, una ruta entre molinos y cascadas

En el enclave conocido como Parque da Natureza do Río Barosa, en Pontevedra, se encuentra un breve sendero que transcurre entre molinos de agua y cascadas de gran valor paisajístico.
Molinos del Río Barosa (Foto: Shutterstock)
Molinos del Río Barosa (Foto: Shutterstock)

El municipio de Barro, en Pontevedra, situado a sólo 46 kilómetros de Santiago, es paso fundamental del Camino Portugués que cruza en su totalidad el municipio dirección a Compostela. En Barro hallamos distintos puntos de interés, como su arquitectura civil y religiosa: distintos pazos e iglesias como Santa María de Perdecanai, junto al Monte Acibal, o la iglesia de San Martiño de Agudelo del S. XII. 

Fueron estas tierras lugar de asentamientos castrenses de lo que dan fe los distintos castros que se encuentran en su término municipal: el castro de Bandulfe, el de Barro o el de Perdecanai. 

Parque da Natureza do Río Barosa (Foto: turismo.gal)

Sin embargo, Barro es más conocido por sus atractivos naturales, entre los que sobresale el llamado Parque da Natureza do Río Barosa, que no es un parque natural, si no un importante espacio de singular topografía que conjuga interesantes elementos etnográficos como los molinos de agua con otros naturales como el río Barosa y sus distintos saltos de agua que dan lugar a la Fervenza da Barosa. 

Esta excepcional cascada, que llega a alcanzar treinta metros de desnivel, fue el escenario elegido para construir hasta diecisiete molinos de agua que forman un conjunto hidráulico que desciende en pendiente, muy similar al que observamos en los Muiños do Folón e do Picón en O Rosal. Se dividen en dos grupos: los Muiños de Abaixo y los Muiños de Arriba

Senderos dos Muiños da Barosa (Foto: turismo.gal)

Para llegar a los molinos  deberemos recorrer la ruta conocida como PR-G 105 Sendeiro dos Muiños da Barosa, de pequeño recorrido y unos dos kilómetros de longitud, lo que la hace bastante accesible al público en general. 

En su primer tramo la ruta discurre desde los Muiños de Abaixo hasta el Ponte de San Breixo. Llegado este punto es conveniente desviarse del camino principal para acercarse a la Iglesia de San Breixo, (acompañada de un cruceiro) un pequeño templo construido en el S. XVII desde el que obtener unas buenas vistas del valle circundante. Junto a la iglesia se celebra cada año una tradicional romería considerada una de las más antiguas de Galicia, pues el culto a este santo está documentado desde el S. VIII. Se dice que la fuente anexa al templo cura los dolores articulares y de cabeza. 

Cascadas do Barosa (Foto: turismo.gal)

Retomando la ruta original topamos con más molinos de agua en excelente estado de conservación, y, llegando al segundo tramo aparece un área recreativa que nos lleva a un sendero circular. Aquí hay un puente que deberemos cruzar, el Ponte de A Búa, y por la orilla derecha del río nos dirigiremos hacia el Ponte de San Breixo, donde se pone fin al trazado oficial de la ruta, aunque no a la caminata, ya que deberemos volver a la zona de inicio retomando parte del primer trayecto inicial. 

Zona de baño en el Parque do Río Barosa (Foto: Shutterstock)

Con respecto a los servicios, el Parque da Natureza do Río Barosa se ha reacondicionado en los últimos tiempos para ofrecer una completa experiencia de ocio a sus visitantes, ya que dispone de zona de aparcamiento, área recreativa al pie de las cascadas, un bar con terraza, mesas y bancos de piedra para comer al aire libre y varios puentes de madera bien integrados en el entorno. 

En las proximidades de este parque se encuentran los municipios de Caldas de Reis, villa termal con sus burgas y la Fervenza de Segade, y Moraña, con el Menhir de Gargantáns, sus abundantes carballeiras y miradores, además de sus fiestas tradicionales como la Romería da Virxe dos Milagros o la Rapa das Bestas. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

¡Síguenos en Facebook!
Vivir