El Español
Vivir
|
Escapadas

Ruta por los mejores miradores de Costa da Morte

La zona más salvaje del litoral coruñés, Costa da Morte, alberga un buen número de miradores a playas, montes, faros y cascadas
Mirador do Ézaro (Foto: Turismo de Galicia)
Mirador do Ézaro (Foto: Turismo de Galicia)

Son todos los que están, pero no están todos los que son. En esta selección de miradores de Costa da Morte hemos tratado de incluir los más espectaculares de este fascinante geodestino que lo tiene todo, desde su mar salvaje al que acompañan faros, playas y acantilados, hasta las rutas de montaña más bellas que conducen a cimas desde donde observar la inmensidad de esta costa.

1. Mirador de Santo Hadrián, Malpica

Mirador de Santo Hadrián (Foto: Emma Sexto)

Muy cerca del pueblo marinero de Malpica se encuentra uno de los miradores más bonitos de esta ruta: el Mirador de Santo Hadrián con su ermita. Se puede llegar hasta él en coche, pero lo más recomendable es caminar hasta él desde el pueblo, en un agradable paseo que cada verano recorren en romería los fieles portando la imagen del santo desde la iglesia parroquial de Malpica hasta la ermita. 

Desde la ubicación del pequeño templo se tienen unas buenas vistas de Malpica y las playas que la rodean, además de ver parte de las Islas Sisargas, refugio de numerosas aves marinas y otro de los emblemas del municipio. 

2. Mirador do Monte Branco, Ponteceso

Mirador do Monte Branco (Foto: Turismo de Galicia)

Otro de los observatorios imprescindibles de Costa da Morte es el Mirador de Monte Branco. Desde lo alto de este monte, que cierra el estuario del río Anllóns en su desembocadura al mar, se ven las playas, acantilados y dunas de la zona, además de la extensa lengua de arena de la Playa do Medio o da Barra. 

La ría de Corme-Laxe es otro de los paisajes marinos que se pueden contemplar, casi al completo desde la cima del Monte Branco. 

3. Mirador da Insua, Laxe

Mirador da Insua en Laxe (Foto: Turismo de Galicia)

Saliendo del pueblo costero de Laxe en subida hasta el faro se puede hacer una pequeña ruta de baja dificultad, en la que se pasa por el Mirador da Insua, con merendero incluido y vistas a la ensenada. 

Muy cerca, el Faro de Laxe es otro buen punto desde donde disfrutar la panorámica marina al atardecer, con una de las esculturas más emotivas dedicadas al mundo del mar: A Espera, una madre con su hijo en brazos que esperan el retorno del padre de su faena. 

4. Mirador al Cabo Vilán, Camariñas

Mirador al Cabo Vilán (Foto: Turismo de Galicia)

El faro de Cabo Vilán protege uno de los tramos marítimos más peligrosos de Costa da Morte, lleno de afiladas rocas y acantilados, aunque también es de los más hermosos. Construido a 125 metros de altitud, el entorno natural que lo rodea fue declarado de Interés Nacional en 1933 y hoy constituye uno de los reclamos turísticos más importantes del Concello de Camariñas. 

Alrededor del faro hay varios puntos desde los que obtener una buena perspectiva del cabo y su faro, pero una de las más fotografiadas se capta desde el llamado “banco con vistas a un faro más bonito del mundo” (pincha para ver su ubicación), un pequeño banco de piedra (casi secreto y sin señalización) con vistas de escándalo a Cabo Vilán. 

5. Mirador do Corpiño, Muxía

Mirador do Corpiño (Foto: Turismo de Galicia)

Es el punto más alto de la pequeña península en la que se asienta la villa de Muxía. Con casi 70 metros de altura, el Mirador do Corpiño goza de excelentes vistas a la boca de la Ría de Camariñas y a la misma Muxía. Al fondo se puede contemplar la silueta del faro de Cabo Vilán, en una zona por la que pasa uno de los epílogos del Camino de Santiago, de Fisterra a Muxía. 

Para llegar a él hay que tomar un sendero que parte del Santuario da Virxe da Barca, uno de los emblemas de la localidad.

6. Mirador del Monte Facho Lourido, Muxía

Mirador do Monte Facho en Muxía (Foto: Turismo de Galicia)

Si buscamos una completa panorámica de Costa da Morte nada mejor que subir al Monte Facho Lourido, en Muxía, que con sus 312 metros de altitud es uno de los más frecuentados de la zona. 

En su cima se puede abarcar desde Cabo Vilán hasta Cabo Touriñán, en uno de los tramos más salvajes de la costa gallega, además de ver al fondo las villas de Muxía y Camariñas la amplia Playa de Lourido. 

7. Mirador de Cabo Touriñán, Muxía

Cabo Touriñán (Foto: Turismo de Galicia)

En una pequeña península romboidal de Costa da Morte se dibuja el Cabo Touriñán, que oculta en sus aguas restos de naufragios y una curiosidad: la de ser el punto más occidental de la España peninsular.

Se puede alcanzar el Cabo de Touriñán a pie desde Muxía, en un bello trayecto por el litoral muxián, recorriendo el llamado Roteiro abentiano. También haciendo el Camiño dos Faros, una ruta más exigente que une Malpica con Fisterra a lo largo de 200 kilómetros. 

Desde Touriñán las vistas son inmejorables. Si rodeamos el cabo a través del sendero que lo recorre disfrutaremos de una panorámica privilegiada: los acantilados da Gaivoteira y a Laxe de Buxeirados

8. Mirador da Langosteira, Fisterra

Mirador da Langosteira (Foto: Shutterstock)

La Costa da Morte es un geodestino de lo más completo en el que encontramos algunas de las playas más bonitas y extensas de Galicia. Es el caso de Playa Langosteira en Fisterra, un inmenso arenal virgen de 2 kilómetros de longitud que además es una de las playas más resguardadas de la zona, debido a la presencia de un cordón dunar que la rodea. 

Para contemplar esta playa en toda su magnitud hay que dirigirse al Mirador da Langosteira, junto al cruceiro, y después disfrutar de un baño en sus aguas limpias y cristalinas.  Si no tienes suficiente con estas vistas, dirígete al Mirador da Praia do Mar de Fóra, donde te espera otro de los arenales más increíbles de este municipio marcado por la presencia constante del mar. 

9. Mirador do Ézaro, Dumbría

Mirador do Ézaro (Foto: Turismo de Galicia)

Desde el Mirador do Ézaro no se ve su célebre cascada, la Fervenza do Ézaro, pero ese no debería ser motivo para no ascender a este increíble observatorio, ya que desde él se aprecia con claridad la desembocadura del río Xallas, las laderas del Monte Pindo, las Illas Lobeiras, la ensenada de Ézaro y parte del Cabo Fisterra. 

La subida al mirador supera un gran desnivel, pero las vistas anteriores merecen tanto la pena que pronto te olvidarás del ascenso. 

10. Mirador das Paxareiras, Carnota

 Mirador das Paxareiras  (Foto: Turismo de Galicia)

Conocido también como Miradoiro de Cubeiras, desde el Mirador das Paxareiras se puede observar el magnífico arco litoral formado por las playas de Carnota. Unidas en una sola, desde Caldebarcos hasta el sur, en Lira, la Playa de Carnota con sus 7 kilómetros de longitud es la playa más larga de Galicia. 

Pero no sólo se ve la playa desde As Paxareiras. La inmensa mole de granito del Monte Pindo es otro de los protagonistas de esta panorámica inolvidable en tierras de Carnota. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

¡Síguenos en Facebook!
Vivir