El Español
Vivir
|
Escapadas

Ruta das Férvedas de Carballo: la fuerza del agua

Carballo tiene un gran patrimonio natural entre el que sobresale la Ruta das Férvedas, que nos conduce por el interior del municipio para descubrir dos de las cascadas más bonitas de la comarca: la Fervenza de Rus y la Fervenza de Entrecruces.
Fervenza de Rus (Foto: Eugenio Lombardía vía Wikiloc)
Fervenza de Rus (Foto: Eugenio Lombardía vía Wikiloc)

El desconocido municipio coruñés de Carballo destaca por su costumbrismo rural, que conjuga de forma muy acertada con novedosas representaciones artísticas en sus calles y con la belleza natural de sus espacios en los que siempre está presente el agua, ya sea en su zona litoral, con las marismas de Baldaio y la extensa playa de Razo, como en su territorio de interior, donde el río Anllóns y los numerosos riachuelos que de él derivan son protagonistas y forman en algunos enclaves vistosos saltos de agua. 

Dos de los saltos de agua o “férvedas” más bonitos de Carballo son las Férveda de Rus, también conocida como “de Ramil” y la Férveda de Entrecruces. Ambas cascadas se precipitan al vacío sobre el desnivel del terreno provocado por la Depresión Meridiana, una sucesión de fallas que van desde la costa de Carballo hasta Tui y que divide las parroquias de Rus y Entrecruces formando dos zonas conocidas como Alta y Baixa. Esta Depresión y constituye uno de los fenómenos geológicos más destacables de Galicia

Sendero Ruta das Férvedas (Foto: @turismocarballo)

Para conocer ambas cascadas se ha habilitado una ruta de senderismo de pequeño recorrido: la PR-G 142 Ruta das Férvedas. La también denominada popularmente “Ruta de las fervenzas de Carballo” comienza en A Brea, una localidad conocida por su excelencia en la elaboración de pan, y finaliza en la segunda de las cascadas, la de Entrecruces en un recorrido lineal. 

Esta andadura no está exenta de ciertas complicaciones, pues se ha catalogado como de dificultad media-alta y se prolonga durante 24 kilómetros, que pueden reducirse a 19,5 si se prescinde de algunas derivaciones y variantes. Sin embargo, quien la complete, caminando o en bicicleta, conocerá lo mejor del interior de Carballo: su naturaleza virgen, sus montes y valles que se suceden en el camino, su patrimonio etnográfico, su riqueza arqueológica y la fuerza del agua.

Fervenza de Rus (Foto: @turismocarballo)

El sendero se inicia en Brea, atraviesa la tradicional aldea de Carracedo y se desvía más adelante para conducir al caminante al primer punto de interés, la Capilla de Nosa Señora dos Remedios, en Vivente. Prosiguiendo camino pronto nos encontraremos en A Pena, donde la misma ruta nos da a elegir entre dos opciones: rodear el Monte da Peniqueira o continuar hacia el Coto do Castro, un interesante legado arqueológico galaico-romano del que, por desgracia, sólo quedan en pie algunos restos del muro de defensa que lo circundaba. 

Muy pronto nos espera la primera cascada, la Férveda de Rus o de Ramil, para la que es necesario desviarse un tramo de la vía principal. Quien no quiera o no pueda caminar puede llegar a las inmediaciones de este pequeño pero bonito salto de agua en coche, ya que se encuentra a unos 200 metros de la carretera. En sus proximidades, un banco de madera permite sentarse a descansar o disfrutar del rumor del agua en su caída al Rego da Férveda. 

 Fervenza de Entrecruces (Foto: @turismocarballo)

Siguiendo el sendero nos hallaremos inmersos en un bosque frondoso con vegetación autóctona o de ribera y pronto encontraremos otro pequeño templo parroquial: la iglesia de Entrecruces. Estamos, pues, muy cerca de la segunda y última cascada de la ruta, que además pone final a la misma, pero antes tendremos que sortear un gran desnivel en ascenso. Tras él, la Férveda de Entrecruces o de San Paio, regada por el río Outón, que se desliza en caída libre unos 50 metros dando lugar a un espectacular, por bonito, salto de agua. 

Junto a él, los restos de una antigua central hidroeléctrica de principios del s. XX y otra manifestación más de arquitectura popular religiosa: la Capela de San Paio, construida en estilo gótico.

 Molino de San Paio (Foto: @turismocarballo)

Una vez finalizada la ruta y comprobada la importancia del agua en el interior de Carballo a través de sus ríos y cascadas, se puede seguir conociendo el municipio, que da mucho juego, con Razo-Baldaio como espacio natural destacado o el itinerario de arte urbano en la capital de la Comarca de Bergantiños: la iniciativa Derrubando Muros con pintura reúne los mejores trabajos de artistas de nivel para exhibirlos en los muros de la localidad, ofreciendo una curiosa experiencia cultural al visitante. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Vivir