El Español
Vivir
|
Música

Más de 5.000 personas asistieron a los conciertos del festival Underfest en Vigo

Durante cuatro días, 18 artistas y grupos de diferentes nacionalidades y estilos tocaron en variados escenarios, como el Museo Marco o las salas de conciertos de la ciudad
Actuación el museo Marco de Vigo, enmarcada en el festival Underfest.
cedida
Actuación el museo Marco de Vigo, enmarcada en el festival Underfest.
Ofrecido por:
Publicidad

Más de 5.000 personas han pasado por la programación del Festival Underfest SON Estrella Galicia, que se cerraba este domingo con el concierto de Cupido, en el Auditorio del Concello de Vigo, repitiendo el éxito de ediciones anteriores. Con los abonos agotados y el cartel de sold out en el concierto de Michael Kiwanuka, donde el artista británico se estrenó en Galicia en uno de los conciertos más esperados del año, el público ha vuelto a apostar por esta cita musical, convertida ya en una referencia del otoño vigués.

Durante los cuatro días de conciertos, 18 artistas y grupos internacionales, nacionales y gallegos han tocado en diferentes escenarios de la ciudad como el Auditorio Mar de Vigo, el Museo MARCO, el Auditorio del Concello y las salas Kominsky, La Iguana Club, Mogambo, Radar, Reserva Rock y Masterclub. El festival se asienta así, nuevamente, como una cita donde converge la variedad de estilos musicales con la diversificación de espacios y formatos.

El cantante británico Michael Kiwanuka fue el encargado de abrir el jueves la programación musical de la quinta edición del festival Underfest SON Estrella Galicia ante un abarrotado Auditorio Mar de Vigo. Reconocido como una de las mejores voces del soul actual, Kiwanuka se ganó al público vigués nada más salir al escenario. Además, la también artista británica Mychelle fue invitada a este show.

La segunda jornada del festival se abrió con el concierto del joven y elogiado artista St Woods, que presentó sus canciones folk y pop en un ambiente íntimo dentro del Museo Marco, en una de las salas que acoge las esculturas del artista Francisco Leiro.

Le siguieron los conciertos de los gallegos The Phantom Keys que llevaron su sonido Garaje hasta La Iguana, la catalana Queralt Lahoz presentó este viernes su primer disco impregnado de una peculiar mezcla de ‘hip-hop’, ‘rhythm and blues’ y toques flamencos en la Sala Radar. Los explosivos Kamikaze Helmets soltaron toda su energía en la Sala Kominsky, y llegados desde Brasil, los Mandale Mecha hicieron bailar al público de la sala Mogambo con su fusión de sonidos tropicales. La clausura del viernes llegó con el concierto de los suecos Diamond Dogs, que cerraron la noche en la sala Masterclub con su intensa descarga del más puro rock ‘n’ roll.

El exterior del Museo acogió el sábado la actuación gratuita de la espectacular cantante Sarah McCoy, que con la fuerza de su voz y acompañada de un piano despertó la atención de cientos de viandantes que pasaban la tarde en la calle Príncipe. Antes, Alex Aller arrancaba los conciertos del sábado en el Museo Marco con una propuesta de música instrumental que se paseó entre lo acústico y orquestal y lo electrónico. La violonchelista viguesa Blanca Budiño le acompañó en su actuación, logrando una auténtica comunión de intimidad sonora con el público.

Por su parte, los asturianos Doctor Explosión montaron su particular fiesta en directo en la Iguana Club, y el gallego Nestor Pardo ofreció el blues más delicado en el Reserva Rock. La Sala Mogambo recibió a Hidrogenesse, uno de los dúos de pop electrónico con más trayectoria del panorama español. La gaditana Judeline, una de las artistas con más proyección en la industria del país presentó su primer EP en la Sala Radar. El londinense PM Warson llenó la Kominksy del R&B y soul más clásico y el broche final a la jornada del sábado lo pusieron los belgas Goose, en Masterclub, quienes consiguieron que el público vigués se entregara completamente al baile.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir