El Español
Vivir
|
Moda

La modelo gallega Irene Lobo: "Ojalá cumplir cien años y seguir dedicándome a la moda"

Un sector tan complejo como el de la moda se ha topado de frente con esta modelo imparable que tiene claro que nunca es tarde para reinventarse
Fotografía y estilismo: @palomagras
Irene Lobo
Fotografía y estilismo: @palomagras
Ofrecido por:

Si alguien le hubiese dicho a Irene Losada, conocida en Instagram como Irene Lobo, que días antes de cumplir 54 años se convertiría en modelo pensaría que se trata de una cámara oculta. Tras toda una vida dedicada a sus hijos, Irene se ha convertido en el último año en una de las modelos adultas más buscadas de Galicia. Adolfo Domínguez, Lefties, The Jimenas... no son pocas las marcas que colaboran con ella. ¡Y las que vendrán!

Irene, que es encantadora y contagia alegría de vivir, ha llegado al mundo de la moda en el momento perfecto para protagonizar exitosas campañas llenas de estilo, pero también para dar una lección al mundo: nunca es tarde para reinventarse, porque la edad no es más que un número.

Hemos tenido el placer de hablar con ella sobre su entrada en el sector de la moda, así como de otros muchos temas como la edad y los cánones de belleza.

¿Cuándo y cómo comienza tu andadura en el mundo del modelaje?

Empezó justo hace un año. Yo entré en el Salón White de A Coruña por equivocación y como me encantó el sitio a la semana siguiente volví para arreglarme el pelo. Ese día a mi lado estaba una joven encantadora a la que yo no conocía de nada: Paloma Gras. Nos pusimos a hablar de todo un poco y de repente me propuso hacerme una sesión de fotos porque, me dijo, estaba buscando para sus proyectos de estilismo un perfil como el mío. Allí mismo me peinaron y maquillaron.

Recuerdo que llegué a casa con un subidón tremendo pero pensando que todo se quedaría en esa experiencia. Pero no, a partir de ahí me empezó a salir trabajo y hasta ahora. En mi vida me había planteado esto y no puedo estar más que agradecida por este giro que ha dado mi vida, estoy en una nube.

¿Cuál es tu relación con Paloma actualmente?

Paloma lo es todo para mí, es mi equipo entero: fotógrafa, diseñadora, peluquera... hace todo y lo hace bien. Su respuesta siempre es sí; tiene un compromiso increíble con lo que se propone. Ella es diseñadora de profesión pero estilista de vocación. Ejerce de freelance, dedicándose a llevar las redes sociales de empresas y de influencers. Creo firmemente que va a triunfar porque vale muchísimo y además es muy buena persona.

A juzgar por tu gran estilo a la hora de vestir intuyo que ya de antes te gustaba la moda…

Sí, sí, a mí siempre me gustó ese mundo a pesar de que creo que nunca destaqué y menos aun me planteé dedicarme a ello. Me gusta arreglarme, estar cómoda y adaptar las tendencias a mí, pero no soy una esclava de todo ello ni querría serlo. Podría decirse que me gusta todo lo que es bonito: decoración, plantas... y por supuesto moda.

Irene por las calles de su ciudad, A Coruña. Foto: @palomagras

¿Cómo definirías tu estilo?

Yo creo que tengo un estilo clarísimo. De hecho hay veces que mi hija me dice "eso es mítico tuyo". La gente me identifica con un estilo concreto, sí. También hay prendas que veo en los demás y me parecen espectaculares, e incluso algunas me llegan a sentar bien, pero me encuentro disfrazada. No me gusta que la prenda me lleve a mí en vez de yo a ella.

¿Por qué marcas y prendas está compuesto tu closet?

Pues tengo muchísimos clásicos, esas prendas que perduran y que siempre acaban volviendo porque la moda es circular. Y también alguna pieza de lujo, como algún bolso icónico, de esos que miras y recuerdas el esfuerzo e ilusión al comprarlo. El éxito está en mezclar y combinar prendas y marcas.

Hablando ahora sobre la edad... hay gente que piensa que llega un punto en que está todo decidido y es inmutable: el trabajo, las rutinas etc.

Hay gente que piensa que a medida que cumples años pierdes vida. Yo no pienso que sea así. Mi padre tiene 92 años y me dice que se siente de mi edad (54). Le creo, porque yo me siento de la de mi hija (33). Mentalmente mi edad es joven y afortunadamente también tengo buena salud. Hay que vivir la vida porque es la única que tenemos.

Equipo tras la fotografía, estilismo, maquillaje y peinado: @palomagras @theblanchbert @salonwhitegram @cristiianbrown @julcruz_

El mundo de la moda es exigente aunque parece que se está empezando a poner al día al ofrecer a las clientas un mundo que respete la edad y el paso del tiempo... ¿No?

Sí, ole ole y ole. Qué bien que este cambiando el mundo en cuanto a edad, sexo, diversidad... porque todos somos únicos y exclusivos. Si yo puedo valer para contribuir a ese cambio, estupendo. Hace año y poco yo estaba en el paro porque una mujer de 53 años tiene muy difícil encontrar trabajo por cuenta ajena. De repente me surge esto... ¿Y por qué no? Ojalá con cien años seguir dedicándome al mundo de la moda. Yo en el mundo de las pasarelas soy una novata porque solo he desfilado con Adolfo Domínguez, pero puedo asegurar que la gente que desfilamos con esa marca sí representamos a la sociedad. 

A veces leemos titulares del estilo “X, a sus 50 años, aun luce estupendamente”. ¿Acaso la edad es un condicionante de la belleza?

¡Me encanta esa pregunta! No me parece que haya que destacar que una mujer luzca bien a pesar de su edad. Mira, el mundo esta muy bien planteado a los 20 años: un cuerpo agradecido, piel maravillosa, toda la vida por delante... pero falta cabeza. A mi edad ya he tenido muchas experiencias y por lo tanto tengo más cabeza, pero lo demás se va apartando. Son equilibrios y hay que vivir cada momento. Yo no volvería para atrás, esa vida ya la he vivido y ahora soy feliz con la edad, el físico, el pelo y el estilo que tengo.

En las pasarelas reinaba la delgadez extrema y poco a poco se introdujeron los cuerpos con curvas. Más tarde se empezó a valorar la expresión facial por encima de las consideradas “facciones perfectas”. ¿Es el momento de romper una lanza a favor de las canas?

¡Por supuesto! Las canas siempre han estado aliagas a la dejadez pero cuando terminó el Covid se empezaron a poner "de moda". Yo no lo sabía y aún así las llevaba. ¿Por qué? Pues porque no pienso que sean algo ligado a la vejez, de hecho una vez conocí a una niña de 12 años que las tenía.

Equipo tras la fotografía: @palomagras @theblanchbert @salonwhitegram @cristiianbrown

Son como son destellos de experiencia…

¡Totalmente! Dan muchísima luminosidad a la piel, dulcifican el rostro. Yo personalmente creo que me favorecen porque dan luz.

Hay una línea muy fina entre cuidarse para estar mejor y retoques u operaciones estéticas que van demasiado lejos. Hay modelos, actrices… que afirman necesitar “quitarse” años o imperfecciones para conseguir seguir trabajando. ¿Cuál es tu opinión respecto a esto?

Yo me hago algún tratamiento, con la Dra. Ana Dosio, con el objetivo de envejecer bien, bonita y sana. Pero jamás voy más allá, me parecería enfermizo tener el físico de mi hija. Una vez un fotógrafo me hizo una sesión sentada sobre una silla de madera en una postura que, aun estando delgada, me hacía una especie de "chicha". Él me respondió que esa era mi esencia, porque todos somos lo que tenemos. Y es verdad.

Equipo tras la fotografía: @palomagras @theblanchbert

¡Síguenos en Facebook!
Vivir