El Español
Vivir
|
Mascotas

El famoso perro Pipper, en Galicia: "La Ribeira Sacra es un ejemplo de turismo dog friendly"

Pipper es el primer perro que ha dado la vuelta a España promocionando el turismo con mascota y acumula más de 100.000 seguidores en sus redes sociales. Esta semana ha visitado Galicia, con paradas en la Ribeira Sacra, Allariz y la playa canina de Punta Corveira, en Barreiros.
Pipper durante su visita a la Ribeira Sacra.
Cedida
Pipper durante su visita a la Ribeira Sacra.
Ofrecido por:

Pipper es el primer perro que ha dado la vuelta a España promocionando el turismo con mascotas y suma más de 100.000 seguidores en redes sociales. Esta semana está de visita en Galicia, donde ha hecho paradas en la Ribeira Sacra, Allariz y la costa de Lugo.

"En junio de 2018 habíamos estado en Santiago, la Costa da Morte y las Rías Baixas, así que nos faltaban Ourense y Lugo", explica en una entrevista concedida a Quincemil el periodista donostiarra Pablo Muñoz, el humano que acompaña a Pipper en sus viajes.

En sus tres años de actividad, Pipper se ha convertido en todo un referente del turismo dog friendly en España y utiliza sus viajes para dar visibilidad a las buenas prácticas en esta materia de todo tipo de establecimientos, a la vez que informa sobre las normativas aplicadas a las mascotas en los lugares que visita.

Bajo el lema "Bienvenidos perros educados", Pipper -@pipperontour en Instagram, donde suma 74.000 seguidores- reivindica el turismo con mascotas como un "turismo de calidad" y pide más espacios para los perros, a la vez que apela a la responsabilidad de sus dueños.

Situación en Galicia

Pipper a su paso por A Coruña en 2018 (Cedida).

Pipper, que ha recorrido nada más y nada menos que 50.000 kilómetros por toda España, entiende que Galicia tiene "algunos buenos ejemplos" en lo que se refiere al turismo para perros, donde destaca especialmente el caso de las playas caninas.

"Nunca son suficientes, pero sí es cierto que en Galicia hay algunas que son ejemplares, con aguas aptas para el baño y situadas en zonas de fácil acceso", detalla Muñoz, quien recuerda su visita a la Playa de O Espiño, en O Grove.

En lo que respecta a la hostelería, la normativa para la entrada de perros es bastante permisiva: la única limitación es que no pueden acceder a la cocina o al lugar donde se elabora la comida, por lo que depende del propietario permitir su entrada.

"Sí noto que hay cierta desinformación, como sucede en otros sitios: muchos piensan que Sanidad no les deja aceptar mascotas, pero en Galicia sí es posible", prosigue el humano de Pipper, quien sí echa de menos que los propietarios de los locales indiquen claramente si aceptan mascotas o no con algún tipo de indicativo.

Pipper en su visita a Santiago en 2018 (Cedida).

En este sentido, el blogger recomienda que los hosteleros "rompan con sus prejuicios y sus miedos" y permitan acceder a las mascotas, siempre con normas como pueden ser "un aforo máximo de perros en el local o en cada sala", un sistema de reserva previa o la obligación de estar siempre atados.

"Tú eres dueño de tu negocio y tú puedes poner las normas y, del mismo modo que pasa con un cliente que entra montando lío, si un perro no se comporta tiene que salir", añade.

La semana pasada Pipper visitó el restaurante Ca l'Enric, en La Garotxa (Girona), un Estrella Michelín pionero en admitir comensales con sus mascotas. "No hace falta ser un Estrella Michelín para ser pet friendly, con organización y normas cualquiera puede".

En el caso de los hoteles, en España tan solo "entre un 20 y un 25%" admiten mascotas, muy por debajo del resto de Europa, donde esta cifra asciende al 50%, aunque en Galicia la situación "está bien comparado con otros sitios".

Pipper en Fisterra en 2018 (Cedida).

"Algunos hoteles se empiezan a animar y lo pueden hacer con garantías, con una fianza para clientes con perros y la condición de cumplir normas básicas como que no suban a la cama o no usen las toallas de los humanos", añade.

La asignatura pendiente está en el control de la recogida de excrementos frente a "la minoría de dueños que no cumplen con sus obligaciones": un estudio realizado por Pipper on Tour sobre las multas por esta mala práctica en todas las capitales de provincia de España recogió que en 2019 en Pontevedra y Lugo no se puso ninguna, en Ourense se pusieron dos y en A Coruña, doce.

"La sensibilización está muy bien, pero con algunos lo único que funciona es que le toques el bolsillo: en Málaga se analiza el ADN de las cacas para localizar a los infractores, una medida disuasoria que cumple con su objetivo, aunque en Galicia no la aplica ningún municipio", precisa Muñoz.

Los perros también lo tienen imposible para acceder al transporte urbano en Galicia, al igual que en toda España: tan solo Palma de Mallorca y San Sebastián permiten su entrada sin necesidad de un transportín y, en el caso de la segunda, debe ser con la mascota en brazos.

Ribeira Sacra, destino dog friendly

Pipper de enoturismo en la Ribeira Sacra (Cedida).

Durante esta segunda visita por Galicia, Pipper ha destacado el ejemplo de la Ribeira Sacra, "todo un ejemplo de destino dog friendly en este país al que solo falta ponerle el lazo y que las administraciones lo promocionen como tal", ya que tiene "todos los ingredientes" necesarios.

Muñoz ha puesto el acento sobre las visitas enoturísticas: en la Ribeira Sacra son muchas las bodegas que permiten que los perros acompañen a sus dueños durante todo el recorrido y en la cata, con la única excepción de la entrada en la zona de la elaboración, donde se quedan atados esperando.

"En otros lugares de España se escudan en que no se puede acceder a esa zona concreta para prohibir directamente las visitas con mascotas, pero aquí se demuestra que, si se organiza bien, no es un impedimento", precisa.

Pipper pudo visitar la bodega Alma das Donas gracias a "este buen ejemplo de cómo adaptar la oferta turística a las mascotas" que también se aplica en las bodegas de Abadía da Cova o en E.D.V.

Pipper en Santiago en 2018 (Cedida).

El influencer canino también realizó una visita adaptada para mascotas gracias a Máis que Románico, en la que pudo acceder al interior de la iglesia románica de Santa María de Pesqueiras o al EcoMuseo del Pazo de Arxeriz.

La única pega es la imposibilidad de recorrer la Ribeira Sacra en barco, prohibida desde que un perro que no iba atado cayó por la borda.

"Es una gran pena y un buen ejemplo de que, si se aplica una normativa y se cumple, se evita que paguen justos por pecadores", prosigue Muñoz, quien espera que se apueste por recuperar este servicio, como sucede en Arribes del Duero, donde el propio ayuntamiento de Vilvestre apostó por viajes en barco con perros tras la visita de Pipper.

A pesar de que no estaba en su planificación original, Pipper terminó visitando Allariz, donde ha destacado la presencia de una zona del río regulada para que se bañen perros.

Turismo dog friendly, turismo de calidad

Pipper on Tour también defiende la necesidad de que los ayuntamientos que disponen de recursos que explotar, como es el caso de Allariz con sus playas fluviales, aprovechen "ese filón" y apuesten por ese segmento de mercado.

En este sentido, Pablo Muñoz apunta que la pandemia puede ser una oportunidad para apostar por el nicho del turismo dog friendly, una cuestión que en años anteriores se había aparcado.

"Antes en España nos llovían turistas y, como no habíamos parado de crecer, muchos pasaban de adaptarse o 'meterse en líos' y no aceptaban perros, porque la gente iba a venir de todos modos, pero igual resulta que ahora no y que hay que ofrecer algo más", advierte.

El turismo con mascota, además, suele ser ese "turismo de calidad" que tanto buscan las ciudades. "Los que estamos acostumbrados a viajar con nuestro perro preferimos pagar un poquito más con tal de poder estar con él, un miembro más de la familia, en el hotel o en el restaurante".

Pipper on Tour

Pipper ha protagonizado dos cómics (Cedida).

Pipper on Tour empezó a recorrer España en mayo de 2018 y, además de documentar su paso por cada zona o ciudad en redes sociales, también publica en su blog entradas destacando las facilidades y dificultades que se ha encontrado, así como establecimientos que aceptan mascotas.

"Intento ser lo más riguroso posible y, aunque sería muy fácil criticar que en tal sitio no dejan acceder o recoger firmas, busco siempre poner en valor ejemplos positivos, de donde se hacen bien las cosas", explica Muñoz, quien confiesa emocionado sentirse "muy orgulloso de Pipper".

Y es que las visitas de este perro han logrado que algunos destinos que no aceptasen mascotas pasasen a hacerlo, como el ya mencionado caso del barco de Arribes del Duero, la apertura de un tramo de la muralla de Segovia o la inauguración de en Antequera de una exposición permanente dedicada a los perros que ayudan a las personas de múltiples maneras.

"Lo que hacemos es una pequeña gota, un pequeño grano: en estos tres años he aprendido que la solidaridad de la gente es increíble y, vayamos a donde vayamos, siempre hay refugios que luchan contra el abandono y cuidan de esos perros a los que nadie quiere sin pedir nada a cambio", añade.

Pipper también ha protagonizado dos cómics en los que se pone el traje de detective para, acompañado de otros perros, resolver misterios sobre robos de mascotas o envenenamientos en parques urbanos, todo ello con la intención de educar a las nuevas generaciones en el amor a los peludos en un país en el que cada año se abandonan 100.000 perros.

"Los perros nos hacen más humanos, nos ayudan a salir de todo este mundo artificial de pantallas y teclados: son nuestros compañeros, ellos nos ayudan y nosotros les ayudamos", concluye Muñoz.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir