El Español
Vivir
|
Salud

El área sanitaria de Vigo recibe varios premios en el concurso de la V Beca Trisquel

El primer galardón fue para un estudio de tres enfermeras del centro de salud de Val Miñor sobre el análisis de la calidad de los cuidados
Equipo ganador del premio de la V Beca Trisquel de Investigación en Heridas.
SERGAS
Equipo ganador del premio de la V Beca Trisquel de Investigación en Heridas.
Ofrecido por:
Publicidad

El colectivo de Enfermería de la Atención Primaria de Vigo lideró los primeros puestos de los premios del concurso de la V Beca Trisquel de Investigación en Heridas, entregados en el Congreso de Heridas celebrado en Vigo. Así, cuatro equipos de enfermería de los centros de salud del área recibieron varios premios en las diferentes categorías convocadas.

El primer premio de la Beca Trisquel fue para un estudio de tres enfermeras del centro de salud de Val Miñor. El trabajo, realizado por Myriam Barreiro, Andrea Otero y Beatriz Pérez, lleva por titulo "Análisis de la calidad de los cuidados a partir de una herida de difícil cicatrización".

Además, quedaron semifinalistas otros dos estudios: el realizado por un equipo de enfermería del centro de salud de Tui, "No todo es lo que parece: la importancia de un correcto diagnóstico", cuya autora principal es María del Carmen Vidal; y otro del centro de salud de Taboada Leal titulado "Gestión del exudado en una paciente inmovilizada portadora de pañal", cuya autora principal es Elena María Lillo.

En otras categorías, también fue reconocido con el Segundo Premio Comunicación en formato póster al grupo del centro de salud de Coia, coordinado por David Fernández por "Adherencia a la terapia compresiva, ¿misión imposible? A propósito de un caso".

Primer premio, análisis de la calidad de los cuidados

La investigación ganadora del primer premio de la Beca Trisquel se basa en el estudio de un caso de una úlcera secundaria, la vasculitis leucocitoclástica, en una paciente pluripatológica.

Para su abordaje, las autoras siguieron el método científico denominado Proceso de Atención de Enfermería (PAE) que permite lograr un cuidado holístico de la paciente. Según explican las autoras "el objetivo principal era conseguir resultados óptimos de epitelización de la herida en el menor tiempo posible. Como objetivos secundarios nos planteamos analizar la calidad de nuestros cuidados para identificar oportunidades de mejora y al mismo tiempo tratar de optimizar los materiales y recursos disponibles".

Esta herramienta permitió un análisis participativo del equipo de Atención Primaria involucrado en la atención de la paciente, que ayudaron en dar a conocer los obstáculos que interfirieron en el caso, y ofrecieron la posibilidad de crear planes de mejora. Como conclusión, las autoras afirman que "el análisis sistemático de la calidad de los cuidados, incorporado como un ejercicio continuo en la práctica asistencial, ayuda a fomentar e impulsar la mejora continua de la calidad".

¡Síguenos en Facebook!
Vivir