El Español
Opinión
|
Tribuna Abierta

La integración puerto-ciudad, un camino indiscutible para crecer en azul

El presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo reflexiona sobre la importancia de crear un camino conjunto entre el puerto de Vigo como motor económico de la ciudad y la vida de sus habitantes
Jesús Vázquez Almuiña
Por Jesús Vázquez Almuiña
Puerto de Vigo.
Shutterstock
Puerto de Vigo.

La existencia de un Puerto en Vigo ha marcado las vidas de las personas que lo habitan, siendo el punto de conexión con otros países y localidades y favoreciendo el tránsito de mercancías y de personas.

Los archivos históricos nos recuerdan el papel de nuestro Puerto en la emigración, punto en el que se despedían y se reencontraban familias; el desarrollo del negocio textil, pesquero y del automóvil, entre otros, lo que generó oportunidades de empleo y que supuso un cambio en el bienestar de las personas; el intercambio y cruce de culturas con otras realidades que enriqueció nuestra convivencia; y la generación de un ecosistema de innovación que fortalece nuestro conocimiento alrededor de la sostenibilidad de nuestro entorno.

Como vemos, Puerto y ciudad siempre han ido de la mano. Porque es imposible entender el uno sin el otro. Hoy en día, se habla en diferentes foros de la integración de ambos. Desde nuestra historia, esta diferenciación no debe existir, siendo el Puerto parte indivisible y fundamental de la ciudad, puesto que es el lugar en el que se genera empleo y riqueza y desde el que la ciudad planifica una buena parte de su crecimiento y desarrollo sostenible.

Por este motivo, el Puerto de Vigo se consolida como un centro neurálgico y estratégico de la ciudad, cuyo crecimiento repercute de forma positiva en el bienestar de los ciudadanos, y cuya evolución negativa implicaría un impacto crítico.

El crecimiento del Puerto y de la ciudad que lo acoge debe de ir, por tanto, de la mano, y no se puede comprender una división, debiendo existir un reconocimiento mutuo y trabajo conjunto.

Es desde esta comprensión del papel de un Puerto en el desarrollo de su entorno, que en Vigo se trabaja sin pausa en la promoción del negocio portuario y, con ello, en el desarrollo de los diferentes sectores económicos directa e indirectamente relacionados, a través de la atracción de tráficos, de la generación de nuevos emprendimientos y en la promoción de la innovación como palanca de crecimiento, entre otros. Pero, sin duda, también en promover un impacto ambiental positivo enfocado a la minimización y compensación de la huella de carbono, la recuperación y preservación de la biodiversidad; y más allá, en la promoción social a través de la valorización de nuestra historia y cultura, del cuidado de la salud de las personas y la profesionalización del empleo.

La estrategia de Crecimiento Azul o Blue Growth del Puerto de Vigo no es ni más ni menos que el reflejo de este enfoque y pensamiento, a través del que queremos dirigir los esfuerzos de la actividad portuaria en la generación de un desarrollo sostenible de nuestra área de influencia, desde sus dimensiones social, económica y ambiental. 

Esta estrategia ha cosechado en los últimos años un gran número de premios y reconocimientos a nivel mundial en materia medioambiental, como son el premio otorgado en junio del año pasado por la Asociación Internacional de Puertos (IAPH) para el proyecto de "Peiraos do Solpor" en la categoría de "Diálogo con la comunidad y la ciudad portuaria"; el premio Proyecto Atlántico 2020 en la categoría de "Capacitación marina y alfabetización oceánica" para el proyecto "Atlantic Maritime Ecosystem Network (MarENet)", concedido en noviembre de 2020; el premio "Medio Ambiente Aproema", por nuestra labor e iniciativas encaminadas a la consecución de un puerto sostenible y respetuoso tanto con el medio ambiente como con la ciudadanía, concedido en noviembre de 2018; el premio al  "Mejor proyecto de innovación 2016" que concede el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Galicia a través de los "Premios Galicia de Energía" de abril de 2017; el premio "Ejecutivos Galicia" en la categoría I+D+i, de junio de 2011; o los reconocimientos como "Puerto verde del año" en los Premios Neptune, donde fuimos finalistas en febrero de 2019; o el accésit de Aproema por la iniciativa de "Puerto verde" y nuestra apuesta por las certificaciones ambientales, la Responsabilidad Social Corporativa, las colaboraciones con otras entidades del sector, la valorización de los residuos y nuestra firme apuesta por las energías renovables en el año 2014.

Pero esto no sería posible sin el diálogo entre todos los que conforman la Comunidad Portuaria, ya sean trabajadores o ciudadanos de su entorno. Me refiero a representantes de las diferentes actividades sectoriales, de la Administración, de la sociedad civil y de la Universidad, reunidos en torno a mesas de trabajo, foros de diálogo azul en los que se intercambian visiones, se transfiere conocimiento y se proponen soluciones y acciones ante desafíos de desarrollo.

Como consecuencia de este proceso de diálogo, en el que llevamos más de cinco años trabajando, han surgido más de 45 proyectos y acciones que han desembocado en la generación de alianzas locales e internacionales, en el desarrollo de productos y servicios, en la generación de innovación, en la mejora de los servicios y espacios portuarios o en la valorización y divulgación de nuestro entorno, donde realizamos un esfuerzo importante para acercar a los diferentes colectivos (jóvenes, jubilados, etc.) información y conocimiento sobre las oportunidades que genera el Puerto en el ámbito del empleo y el emprendimiento o sobre el entorno y el capital natural que nos rodea.

Pero todo ello, con un enfoque de promoción del bienestar de las personas que habitan en el entorno de nuestro Puerto. Así, desde el Puerto de Vigo, nos comprometemos con las personas, invertimos en el desarrollo de nuestra actividad como estrategia de crecimiento, pero también contribuimos a la apertura de Vigo al mar a través de la habilitación de espacios verdes de esparcimiento, la recuperación de nuestra biodiversidad y su acercamiento a los ciudadanos, a la acogida de festivales y a la promoción de los deportes náuticos, y otros muchos más que, sin duda, son responsabilidad de todos los que vivimos de los recursos de nuestros océanos.

Una estrategia de "Oscar"

En este contexto de acercamiento a la ciudad, hemos diseñado una estrategia propia, denominada "Peiraos do Solpor", que involucra a la ciudadanía en la conservación del litoral portuario. Una política basada en la sostenibilidad, en la que se persigue compatibilizar el fomento del desarrollo económico y las actividades portuarias con el máximo respeto por el medio ambiente. Se trata de un ambicioso reto, y para conseguirlo, el Puerto de Vigo está dedicando una gran cantidad de recursos.

 "Peiraos do Solpor" es un conjunto de actuaciones que facilitan el incremento de la biodiversidad en áreas que han sido afectadas por infraestructuras costeras. Este punto de vista innovador e inclusivo nos ha valido un importante reconocimiento a nivel mundial por parte de la Asociación Internacional de Puertos a través del "Oscar del medioambiente".

En las fases piloto, ya ejecutadas, los resultados han sido asombrosos: en tan solo un año se han logrado valores de captura de carbono superiores a 7 Kg/m2 y la presencia de más de 180 especies en la dársena de A Laxe.  Todo ello ha sido posible con la participación de expertos en ecología de la Universidad de Vigo.

Pero, en una actuación como ésta, que hasta ahora no es "visible", es imprescindible hacer partícipe a la ciudadanía a través de la divulgación y la concienciación. Y ahí es donde estamos realizando un gran esfuerzo. Así, en el pasado mes de abril, alrededor de 400 alumnos y 60 profesionales participaron en diversas jornadas para dar a conocer las actividades que se están llevando a cabo en el Puerto de Vigo y las nuevas oportunidades que se generarán para garantizar la sostenibilidad costera.

Desde hace poco más de un mes estamos trabajando en lo que hemos denominado "Living Ports" o "Puertos Vivos", que no es más que la segunda fase de esta estrategia propia. Durante esta actuación, realizaremos una gran inversión para mejorar el estado ecológico de la céntrica dársena de A Laxe y facilitar su visibilidad a la ciudadanía mediante la instalación de un observatorio submarino.

Por último, la fase final culminará en la escollera de Bouzas, donde se integrarán en un mismo proyecto a gran escala todos los desarrollos y conocimientos adquiridos en las fases previas y, además, crearemos un espectacular mirador desde el que se podrá contemplar el "solpor" de nuestra espectacular Ría.

Gracias a esta estrategia de "Peiraos do Solpor", en la que la Autoridad Portuaria de Vigo cuenta con la colaboración de expertos universitarios, empresas tecnológicas como Econcrete y otras terminales, el Puerto de Vigo está liderando un cambio de paradigma en los puertos: convertir las infraestructuras portuarias en lugares compatibles con un ecosistema saludable. Porque #SinAzulNoHayVerde y #SinVerdeNoHayAzul.

Jesús Vázquez Almuiña
Jesús Vázquez Almuiña
Jesús Vázquez Almuíña, presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo. Nacido en Baiona en 1962 es Licenciado en Medicina y Cirugía General por la Facultad de Medicina da Universidad de Santiago de Compostela. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria por la Unidad Docente de Segovia, Experto Universitario en Admisión y Documentación Clínica por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Derecho Sanitario por la Universidad de A Coruña. En el ámbito sanitario trabajó como Médico do Servicio de Urgencias y de Cuidados Intensivos del Hospital Povisa de Vigo, Médico de Familia en la Gerencia de Atención Primaria de Vigo, Jefe del Servicio de Recepción, Archivos y Atención al Paciente do Hospital Povisa de Vigo, Coordinador del Servicio de Admisión y Documentación Clínica y Atención al Paciente del Hospital Meixoeiro de Vigo, Director-Gerente del Hospital Meixoeiro de Vigo y Director Provincial del Sergas en Pontevedra.