El Español
Economía
|
Comercio local

La Fiestería: una revolucionaria forma de crear eventos desde Meis (Pontevedra)

Antía, Alba y Sara decidieron desafiar a la pandemia y crear un nuevo concepto de ocio seguro para los más pequeños. Lo hacen a través de animaciones, mesas dulces, decoración y papelería, talleres, y unas originales cajas viajeras para llevar la fiesta a casa
cedida

La idea de La Fiestería llevaba ya unos años madurando entre las entrañas de los eventos familiares y las conversaciones de "algún día tenemos que montar algo". Pero las cosas acaban surgiendo cuando uno menos se lo espera, y justo un año después del comienzo de la pandemia, tres jóvenes de Ribadumia y Meis decidieron poner las cartas sobre la mesa para unir sus habilidades y pasión, y llevarlas un escalón más arriba. Así nació La Fiestería, una empresa de eventos ―por ahora centrada en el público infantil―que desmitifica la creencia de que en estos tiempos que corren no hay espacio para la fiesta y la diversión.

A los pedales de este gran proyecto se encuentran Antía Outeda, Alba Outeda, y Sara Lede, todas ellas con una amplia experiencia en el ámbito del ocio y tiempo libre (como monitoras de ludoteca y en animación de eventos) a pesar de no tratarse de sus principales ocupaciones. "Todo el mundo sabía que siempre nos habíamos dedicado a esto pero nadie se esperaba que diéramos este gran paso", explica Alba. "Lo creamos porque realmente nos gusta lo que hacemos", añade Antía.

Sara (izq.), Alba (centro) y Antía (dcha.). Foto: Cedida.

La Fiestería alzó el vuelo en el mes de marzo con "una acogida muy buena y muy bonita". Los teléfonos de estas emprendedoras del Salnés no dejaron de sonar y recibir mensajes durante los primeros días, y casi sin poder creérselo, las fechas en el calendario se fueron llenando de compromisos. Por esa razón, y pese a sus pocas semanas de vida, el equipo de La Fiestería tuvo que multiplicarse ―actualmente trabajan seis personas― para poder abarcarlo todo. "Ninguna de las tres se perdonaría decirle que no a esto cuando acaba de nacer y realmente es lo que queremos hacer", sentencia Alba. "Es agobiante y a la vez gratificante".

La Fiestería: el puzzle de tres piezas perfecto

Los roles dentro de la empresa se fueron repartiendo de manera casi natural: Sara pasó a ocuparse de la parte del diseño y papelería; Antía cogió las riendas de la gestión, y Alba se posicionó como el engranaje que hace funcionar el reloj de La Fiestería, además de ocuparse del tema de animación. Uniformadas con su característico mandil amarillo y una camisa de cuadros vichy, las tres jóvenes consiguieron hacer encajar todas las piezas para poner en marcha un producto que la gente ha recibido con los brazos abiertos. 

Productos de La Fiestería. Foto: Cedida.

Las integrantes admiten que "es una baza que juega a nuestro favor" el hecho de venir de sectores muy diferentes. Como actriz y estudiante de pedagogía, Alba Outeda tiene claro que su bagaje no ha hecho más que enriquecer el proyecto de La Fiestería, del mismo modo que lo hacen sus compañeras. Gracias a esta singular unión, los clientes pueden encontrar en La Fiestería todo lo imprescindible para convertir sus eventos en el recuerdo más especial: animaciones para todo tipo de acontecimientos, mesas dulces, decoración y papelería, talleres... La lista no descansa, y más aún cuando desde el equipo están siempre dispuestos a escuchar las peticiones de la gente para convertirlas en una realidad. "No queremos abarcar de más, pero tampoco de menos", declara Antía. "Al final es tirar de proveedores, ver que las cosas resulten y entonces, lanzarnos", añade Alba.

De hecho, otro de los planes en los que se encuentran trabajando tiene que ver con unos "talleres para ofrecer a diferentes entidades, organizaciones públicas, festivales y organizaciones de eventos", todo ello bajo el prisma de la conciliación. "Las animaciones en comuniones y bodas, queremos estar ahí, pero también buscamos abrirnos y que todo el año podamos estar en La Fiestería, que no sea sólo algo estacional", afirma Sara.

Partybox: tu fiesta en una caja

Partybox de La Fiestería. Foto: Cedida.

El concepto de fiesta se ha visto obligado a adaptarse a los nuevos compases marcados por la pandemia. Atrás quedaron aquellas reuniones multitudinarias y sin horarios, que ahora han dado paso a las celebraciones en petit comité. Para no dejar ninguna de estas ocasiones sin festejar, las integrantes del proyecto decidieron crear las Partybox: un producto pensado para llevar la fiesta a la comodidad del hogar, con todo lo necesario para "sorprender a tu peque con la temática que más le guste y arrancar una sonrisa a quien más se lo merece".

"Las cajas fueron nuestro producto estrella al principio", reconoce Antía Outeda. Desde un primer momento plantearon dos modelos estándar, para cuatro o seis invitados, con todo tipo de menaje como vasos y platos, velas, guirnaldas o globos. "Es verdad que ahora se está pudiendo juntar más gente, por eso es algo que queremos tener en constante revisión, igual que las temáticas", explica Sara.

Aunque la principal zona de acción de la Fiestería está en O Salnés y Pontevedra (donde suelen realizar entregas en mano), la primera Partybox de la empresa salió de Meis rumbo a Suiza para crear y decorar un espacio muy especial; el segundo pedido viajó hasta San Sebastián para poner el broche de oro al día más importante de otro pequeño; e incluso desde Lalín les ha llegado una propuesta para una boda en septiembre. "Todo lo que nos llamen, dentro de los límites, nosotras vamos a decir que sí mientras estemos capacitadas para hacerlo (...) queremos seguir creciendo", aclaran.

Para contratar cualquiera de los servicios de La Fiestería, los usuarios solo tendrán que ponerse en contacto con el equipo a través de las redes sociales de la Fiestería (Instagram o Facebook) o mediante el correo profesional: eventos.lafiesteria@gmail.com. Estas emprendedoras de las Rías Baixas no le han tenido miedo a la pandemia, y en muy poco tiempo han demostrado que divertirse no es sinónimo de hacer las cosas mal. "Es necesario perderle un poco el miedo a todo lo que acaba de venir y decir: pues mira, con menos también se pasa bien. Nosotras lo que siempre repetimos es que con cuidado y siguiendo las normas todo se puede hacer".

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Economía