El Español
Economía
|
Empresas

Clientes encerrados en las tiendas de Santiago durante la huelga de dependientas de Inditex

La capital gallega y Ferrol se unen hoy a los paros iniciados por los trabajadores de A Coruña ayer
Clientes encerrados en la tienda de Pull & Bear en Santiago de Compostela
Quincemil
Clientes encerrados en la tienda de Pull & Bear en Santiago de Compostela

Las dependientas de las tiendas de Inditex han continuado con su huelga en los locales de Santiago de Compostela. Comenzando por el centro comercial As Cancelas, las trabajadoras han bajado hasta el centro de la capital, provocando el cierre de los establecimiento incluso con los clientes dentro.

En medio de la campaña del Black Friday, varias tiendas de la empresa coruñesa permanecen cerradas. En el centro comercial de As Cancelas, el sindicato de la CIG anunciaba que el 100% de las sedes de Inditex permanecían con la verja bajada, con tan solo empleados con responsabilidades dentro. En el Ensanche compostelano donde se encuentran locales de Pull&Bear, Bershka, Stradivarius o Oysho, la mayoría han abiertas durante la mañana.

Los momentos más tensos han tenido lugar cuando los piquetes llegaron precisamente a estos establecimientos. Algunos de ellos bajaron la verja a la espera de que la protesta pasara de largo, encerrando en ese momento a los clientes que había dentro.

La huelga, convocada por la CIG, ha recibido el apoyo de UGT, comenzó ayer con una gran seguimiento por parte de las trabajadoras en A Coruña. La representante de la CIG en A Coruña, Lucía Domínguez, aseguraba el pasado jueves que "O recibimento por parte da cidadanía é bastante bo, se ben é certo que tiña moito descoñecemento sobre as condicións salariais reais que tiñamos".

Entre las reivindicaciones del colectivo de dependientas están la equiparación salarial con los compañeros que están en una categoría similar. Hasta ahora estos recibían una mayor compensación por su trabajo, además de ayudas sociales y mejores condiciones laborales.

Las trabajadoras, según la CIG, votaron en contra de la oferta de la empresa de incrementar su 'plus sede' de forma progresiva hasta los 240 euros mensuales en 2040. Consideraron que la cifra estaba lejos de los 440 euros que ellas pedían para equipararse a compañeros. CCOO y UGT, por otro lado, firmaron un acuerdo a nivel nacional según el cual concederá un incentivo vinculado a las ventas a las empleadas de tienda, aunque UGT respalda la huelga de hoy y mañana porque considera que el 'plus sede' debe tratarse de forma local.

Hoy se suman las tiendas de Santiago de Compostela y Ferrol, aunque la CIG no descarta continuar con las jornadas de huelgas en momentos críticos como pueden ser las rebajas de enero.

¡Síguenos en Facebook!
Economía