El Español
Deporte
|
Celta de Vigo

Una colección para revivir la historia reciente del Celta a través de sus camisetas

Miguel Caride es coleccionista de las casacas celestes, con cerca de 250, entre las que se encuentran las que usaron jugadores míticos en momentos históricos como la victoria en Anfield o las semifinales en Old Trafford
Miguel Caride con parte de su colección de camisetas del Celta.
@Celtavigocollector
Miguel Caride con parte de su colección de camisetas del Celta.
Ofrecido por:
Publicidad

Hay muchas formas de recorrer la historia de un club de fútbol; a través de sus hazañas, de sus desastres en una competición, de sus goles o de sus jugadores. Pero una de las maneras más visuales de hacerlo es ; la marca que vestía al equipo, el modelo, la publicidad o el color elegido esa temporada para la segunda o tercera equipación.

A través de la colección de camisetas del vigués Miguel Caride, @Celtavigocollector en Instagram, se puede montar una línea temporal de la historia más reciente del Celta. Cerca de 250 que distribuye en tres 'burros': "En uno, las titulares; en otro, las segundas y terceras equipaciones; y en un tercero tengo las de Uefa, las de Copa, ediciones especiales y las de portero".

Para Miguel, esta pasión comenzó por casualidad. Celtista y aficionado al fútbol, siempre le gustaron las camisetas e intentaba hacerse con la del equipo local cuando visitaba alguna ciudad. Pero la celeste se convirtió en su objetivo exclusivo y no lo ha dejado de ser hasta ahora. Para el recuerdo, queda la primera de esa extensa lista. Como tantas cosas en la vida, llegó por casualidad.

"Fue sin pensar que iba a empezar a coleccionar", explica a Treintayseis. Fue hace algo más de una década, en pleno cambio de Umbro a Li-Ning y con el Celta bajo el yugo de la ley concursal. Un outlet organizado para vender excedente de otras temporadas de la marca que se despedía del pecho de la camiseta celeste, Miguel se hizo con "una camiseta usada por Borja Oubiña de manga larga de color mandarina".

El hecho de ser "de partido", es decir, usada o preparada para usar por un futbolista del equipo, es lo que marca la diferencia en su amplia colección. Y algunas de ellas no son de cualquier partido. Entre los grandes tesoros de este coleccionista celeste se encuentra la camiseta con la que Revivo marcó el histórico gol en Anfield contra el Liverpool el 8 de diciembre de 1998; o la que llevaba Cáceres en la recordada victoria en San Siro ante el Milan en la Champions; y el último en la máxima competición europea usada por Luccin; o, más recientemente, la elástica del capitán Hugo Mallo en las semifinales de la Europa League en Old Trafford.

Jugadores grandes y no tan grandes

Pero en la historia del Celta no todos son grandes momentos ni grandes nombres. Muchos de ellos, pasaron por la nómina del club sin dejar demasiado rastro; positivo, al menos. Es el caso de Welliton, seguramente uno de los peores fichajes celeste de la historia. El delantero brasileño disputó cinco minutos con la camiseta del Celta en Elche y no tocó ni un solo balón. Adivinen quién tiene la camiseta...

El listado de esos nombres que pasaron sin pena ni gloria por Balaídos, como Saulo, Rosada o Areias, al menos han dejado su huella en la colección de Miguel. Más extremo es el caso de Milos Bursac: "No conocía de su existencia hasta que conseguí su camiseta hace unos 5 o 6 años. Una joya de principio de los 90", confiesa. De hecho, esa camiseta Umbro la destaca junto con la de la victoria en Anfield, de la misma marca, y una Adidas de la temporada 81-82 de manga larga usada por Nene Suárez como las más bonitas del Celta.

Además de las respectivas camisetas, Miguel ha logrado fotografiarse con muchos de los dueños, al menos durante 90 minutos, de esas casacas. Fotografías con jugadores como Karpin, Michel Salgado, Catanha, Juan Sánchez o Merino forman también parte de su particular colección, además de botas, guantes de portero o brazaletes de capitán.

Mostovoi y Aspas

Dos nombres destacan en la colección por encima de todos, especialmente por su trascendencia para el Celta: Mostovoi e Iago Aspas. Caride lo tiene claro, el ruso es el mejor jugador de la historia. "Iago esta cerca pero lo que hizo Mostovoi en el Celta es superlativo. Era el faro del equipo, que tampoco era mal equipo, en una época donde, para mi gusto, el fútbol era mucho más competitivo e igualado, tanto en España como en Europa. Todos los equipos tenían 1 o 2 cracks de máximo nivel".

De hecho, es el del Zar el nombre que más se repite en su colección, además del de Andreu Fontás, "dos fenómenos". Del central catalán guarda la camiseta a la que le guarda más cariño. "Si es por valor sentimental, sin duda alguna la que me regaló Fontás a pie de campo en el Amsterdam Arena. Viajar sin dormir mereció la pena. Por historia, creo que las de Uefa son las más importantes", concluye. Aunque, dentro de su colección, las más difíciles de conseguir, "son como unicornios", son las de los años 70 y 80.

Anterior a estas es la más antigua de su colección: "Un modelo de los 50/60, cuando el Celta no llevaba la corona en el escudo". Una joya que publicó en sus redes sociales con múltiples comentarios de coleccionistas de camisetas de otros clubes, una comunidad que se mantiene en contacto. "Algunos coleccionistas de España tenemos un grupo de Whatsapp donde estamos siempre ayudándonos para conseguir camisetas. Hay buen rollo", asegura Miguel, que asegura que no le es "infiel" al celeste, más que con otras camisetas que tiene "para hacer deporte" y, eso sí, una de la selección gallega preparada para Iago Falque.

Decía Eduardo Galeano que se podía cambiar de muchas cosas en la vida, menos de equipo de fútbol; en la película El secreto de sus ojos, parafraseaban la conocida cita asegurando que lo que nunca cambiaba era la pasión. Si la frase se aplica a Miguel Caride, se puede asegurar que esta colección de camisetas seguirá creciendo. Con camisetas sólo del Celta, por supuesto.

¡Síguenos en Facebook!
Deporte