El Español
Deporte
|
Tu Deporte

La mugardesa Belén Toimil, campeona de España en lanzamiento de peso

Su marca fue de 17,80 metros, lograda en el tercer intento, lo que le hizo repetir en el podio. Este logro no es nuevo para ella ya que fue campeona nacional también en 2019 y 2020
La lanzadora de peso Belén Toimil.
Joan Estruch
La lanzadora de peso Belén Toimil.
Ofrecido por:

La primera jornada del Campeonato de España al aire libre de atletismo que se celebra este fin de semana en Nerja (Málaga) ha sido muy fructífera para la mugardesa Belén Toimil, ya que ha resultado vencedora en lanzamiento de peso obteniendo el título de campeona de España en la final. Su marca fue de 17,80 metros, lograda en el tercer intento, lo que le hizo repetir en el podio. Este logro no es nuevo para ella ya que fue campeona nacional también en 2019 y 2020.

Mónica Borraz, del Barcelona, fue plata con 15,98 metros, y Ane Torres, del Txindoki, fue bronce. A su vez, otro de los logros del año de la deportista gallega fue la primera posición en el LVIII Campeonato gallego de Atletismo celebrado en Ourense el pasado febrero y adonde llegó arrastrando una lesión de tobillo.

https://twitter.com/atletismoRFEA/status/1540410202222374912?s=20&t=Sb-QEhUbNdNYOIZ1N3nsqg
https://twitter.com/atletismoRFEA/status/1540416424182775808?s=20&t=Sb-QEhUbNdNYOIZ1N3nsqg

Asimismo, Toimil consiguió uno de los retos más grandes de su carrera el año pasado con su participación en las Olimpiadas de Tokio 2021. Esto fue una realidad gracias a su actuación en el Campeonato de Europa de atletismo de Torun (Polonia), donde alcanzó la impresionante marca de 18.64 metros en lanzamiento de cuatro kilos, un resultado que le dio el billete directo a la competición olímpica.

Sus inicios en el lanzamiento de peso fueron fruto de la casualidad y motivados porque sus padres querían que realizase actividades extraescolares. Probó aerobic, natación o baloncesto sin que esos deportes calasen en ella hasta que el que sería su primer entrenador, Ramiro Couce, que impartía clases de atletismo, se fijó en ella "al ser más grande que el resto de las niñas", como la propia Toimil recuerda, y la puso a probar a lanzar. Sin duda, la elección fue buena porque cuando acabó sus años en categoría alevín ya se quedó a solamente cinco centímetros del récord gallego.

En cadete, con 14 años, la mugardesa empezó a acudir a campeonatos de España y a ganar competiciones de su categoría, motivo por el que se trasladó al centro de Pontevedra donde pasó a entrenarse con el técnico Javier Viñas. De esta época guarda buen recuerdo porque comenta que todos sus compañeros de otros deportes estaban en la misma situación que ella de dedicar sus días a estudiar y entrenar mañana y tarde tres días a la semana.

Primer mundial absoluto y lesiones que no consiguieron vencerla

A los 18 años, Toimil empezó una nueva etapa en el centro de León con su actual entrenador, Carlos Burón, con el que ya lleva nueve años de esfuerzo y dedicación y su carrera deportiva empezó a despegar hacia objetivos más ambiciosos. En categoría juvenil, Toimil consiguió ir al primer campeonato internacional e su categoría, el Mundial en Lille (Francia), además de a competiciones europeas. En este contexto, consiguió destacar en competiciones como el Campeonato de la Unión Mediterránea sub-23, donde se hizo con la victoria.

A su llegada a León y tras varios meses de entrenamientos, la deportista hacía lanzamientos de hasta 15 metros y medio, una progresión que fue en ascenso hasta 2017, donde llegó hasta los 17.38, lo que le dio el pase a su primer mundial absoluto en Londres, una competición que marcó un antes y un después en su trayectoria porque "ya se codeaba con las mejores del mundo", rememora. Tras estos avances llegaron momentos complicados para Toimil, sobre los que que cuenta que hubo varios años que la mejora progresiva que tenía como objetivo se paró y estuvo estancada en las mismas marcas, aparte de que "cogió mucho peso sin ser consciente".

En 2018 se quedó a un centímetro de la marca para ir al Europeo de aire libre y en el inicio de los entrenamientos de la temporada de 2019 la fatalidad hizo que se rompiese el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, lo que la tuvo parada hasta el siguiente verano. Lejos de amedrentarse, tras su recuperación Toimil empezó la siguiente temporada con dos cambios que cambiarían su carrera: pasar de lanzamiento lineal a giratorio y ponerse en manos de un nutricionista, lo que le ayudó a perder alrededor de 20 kilos en medio año. Debido a esto empezó a bajar su índice de grasa y ganar músculo y llegó a la Copa de la Reina con 95 kilos y una marca de 17,21 metros.

¡Síguenos en Facebook!
Deporte