El Español
Cultura
|
Gastronomía

"Rabiosa": productos orgánicos con la manzana gallega como protagonista

Esta marca de sidra de A Estrada cuenta con cuatro generaciones a sus espaldas y defiende el concepto de la economía circular para el rural gallego a través de productos orgánicos y agroturismo sostenible
Foto: Cedida por Rabiosa
Foto: Cedida por Rabiosa
Ofrecido por:

El cultivo de la manzana en A Estrada siempre ha sido un símbolo distintivo de su gente, sus tierras y su cultura. A pesar del inevitable paso del tiempo, hay quien sigue luchando para mantener viva una tradición agraria que puede (y debe) adaptarse a los nuevos tiempos, perfeccionando y elaborando nuevos productos pero siempre con el respeto a la materia prima en mente.

Una de las familias que se ha embarcado en esta aventura que busca poner en valor la producción de manzanas gallegas son los Villamayor. Para ellos la sidra es cosa de familia: el bisabuelo de la actual gerente de la empresa, Patricia Villamayor, ya comenzó con cultivos de manzanos y la producción de sidra allá por los años 40

Las primeras plantaciones tuvieron lugar en Callobre, lugar de donde son originarias las manzanas “Rabiosa”, que dan nombre a la marca. El camino comenzado por el bisabuelo de Patricia lo siguieron sus hijos, que crearon más plantaciones en Pardemarín, otra parroquia dentro de A Estrada. El negocio fue creciendo con el paso de los años hasta el día de hoy, en el que cuentan con siete hectáreas de manzanos con más de 20 variedades diferentes.

Foto: Cedida por "Rabiosa"
La plantación de manzanos en Callobre de “Rabiosa” cuenta con más de 20 variedades diferentes

Sin embargo, no sería hasta el año 2018 que Patricia y su padre, Orlando Villamayor, deciden crear una sociedad limitada para llevar a cabo su particular visión alrededor del rural gallego. Rabiosa nace buscando comercializar sus productos orgánicos de manera mundial, apostando por productos de la tierra, con un tratamiento artesano y tradicional, apostando por una economía circular donde la producción, el procesamiento, la comercialización y el reciclaje de la manzana se realice con el menor impacto posible.

Desde sidra hasta zumos, vinagres…¿y ginebras?

Toda la producción de Rabiosa está identificada y certificada por CRAEGA (Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia) como producto orgánico. Entre otras variedades, trabajan con manzanas como las Ernestina, las Durona, las Coloradona, de la Riega Regona, Raxao o Clara. Sin embargo, una de las más llamativas es la manzana Rabiosa, una variedad típica de Callobre que se caracteriza por su pequeño tamaño, su color blanco y su sabor agrio. Aunque no es comestible, la Rabiosa es ideal para producir sidra (así lo avalan estudios científicos publicados en 2011 por Belén Díaz, investigadora y profesora de la Escola Politécnica de Lugo).

La maestría que otorga la experiencia de cuatro generaciones produciendo sidra y una manzana de tantísima calidad hace que la Rabiosa triunfe como una de las mejores opciones a la hora de tomar sidra artesanal de A Estrada. La elaboran en la sidrería de su casa familiar en Pardemarín, donde buscan potenciar y dar a conocer esta variedad de manzana única.

Por 40 euros podemos tener en casa esta caja degustación de "Rabiosa", que cuenta con su ginebra, sidra, vinagre y zumo ecológicos

Pero ahí no queda la cosa, ya que desde Rabiosa también realizan otros productos donde la manzana gallega es la gran protagonista. Por ejemplo, también crean zumos ecológicos en los que cabe casi un kilo y medio de manzanas por botella. También elaboran vinagre de manzana ecológico en dos formatos diferentes, en 250 o 750 centilitros, aprovechando al máximo todas las manzanas que salen de sus plantaciones. Uno de los productos más llamativos y que mejor ejemplifica su compromiso con la sostenibilidad y la economía circular es su ginebra de manzana. Con los restos de las manzanas y su bagazo crean una ginebra única, con un sabor especial y diferente, que pocas empresas pueden imitar. 

Toda una serie de productos cuidados, ecológicos, naturales y sostenibles, que podemos adquirir en su página web (www.rabiosa.es) o en pequeñas tiendas de productos ecológicos. Un tipo de mercado que, según Orlando, poco a poco se va expandiendo más, pero sobre el que aún falta mucha información e interés por parte del gran público.

No solo de sidra vive el hombre: agroturismo, apadrinar manzanos e investigaciones

Todo este proyecto familiar tiene un objetivo multifuncional: además de potenciar la producción de manzana y todos los productos que derivan de ella, también se busca crear un epicentro cultural alrededor del rural gallego con la sidra como eje principal. Un concepto donde el conocido agroturismo tiene especial protagonismo.

Por ejemplo, si concertamos cita a través de su página web, podemos visitar la sidrería de la Rabiosa y disfrutar así de una jornada de degustación de sus productos. También es otro punto a tener en cuenta si estamos haciendo el Camino de Santiago, concretamente la ruta del Miñoto Ribeiro (del norte de Portugal hasta Santiago), donde la sidrería marca el final de la etapa Nº 7 (donde podremos descansar y realizar la ruta de los molinos de la zona). De hecho, el año pasado realizaron la III Caminata de la manzana y de la sidra de Galicia, donde participaron una treintena de personas. Una actividad que esperan repetir este año, pero todavía sin una fecha definida.

(Foto: Cedida por "Rabiosa")
En otoño podemos visitar las plantaciones de “Rabiosa” y disfrutar de los manzanos en flor

Si por el contrario decidimos acercarnos a Callobre, allí la familia Villamayor cuenta con la finca A Sobreira, donde cuentan con una potente plantación de manzanos, a la que llaman El campus de la manzana, ya que en este terreno suelen experimentar con nuevas variedades y con injertos en la planta de la variedad Rabiosa. También realizan rutas entre las plantaciones, con un afán divulgativo que busca mostrar las dificultades del rural gallego y los problemas que pueden presentar el cultivo de manzanos. De hecho, Orlando nos cuenta que es en esta época cuando mayor éxito tienen estas rutas, ya que se puede disfrutar de los espectaculares manzanos en flor.

Además, como un acto simbólico que busca apoyar y potenciar el rural gallego, desde Rabiosa han impulsado una forma muy original de involucrarse con la producción de manzanas de A Estrada: apadrinar un manzano. Por 100 euros al año podremos “apadrinar” uno de los manzanos de la plantación de A Sobreira, recibiendo una caja con una cosecha anual de sidra, un vaso y una botella de vinagre personalizados, una camiseta con el logo de la marca Rabiosa y una ruta guiada del lugar con una degustación incluida. 

¡Síguenos en Facebook!
¡Sigue a La Tienda de Lino en Facebook!
TEMAS:
Cultura