El Español
Cultura
|
Educación

La Estación Espacial analizará un software diseñado en el Acacias–Montecastelo de Vigo

Esta propuesta se desarrolla a lo largo de todo el curso escolar dividida en cuatro fases, que comprenden desde el registro de ideas hasta el análisis final de datos
Astronauta con el Astro Pi Izzy en la Estación Espacial Internacional.
Acacias-Montecastelo
Astronauta con el Astro Pi Izzy en la Estación Espacial Internacional.

Un comunicado oficial emitido por la Agencia Espacial Europea, enviado al profesor Bernardo Longa, coordinador del Equipo Académico e Innovación del centro educativo vigués, mostraba interés por la propuesta que un equipo de alumnos de primero y segundo de ESO han diseñado para realizar un experimento científico que sirve para mejorar la comprensión del ser humano sobre la vida en la Tierra y nuestro futuro hábitat en el espacio.

Esta iniciativa se enmarca dentro de un formato de inmersión educativa, que la Agencia Espacial Europea y la Fundación Raspberry Pi, han creado. Se trata del proyecto Mission Space Lab – Laboratorio de Misiones Espaciales, con la finalidad de realizar experimentos científicos a bordo de la Estación Espacial Internacional – ISS, diseñados por alumnas y alumnos europeos.

Esta propuesta se desarrolla a lo largo de todo el curso escolar dividida en cuatro fases, que comprenden desde el registro de ideas hasta el análisis final de datos. El centro educativo ha superado la primera fase con un desafío que reportará desde el espacio datos empíricos sobre la biodiversidad de la Tierra, recopilando imágenes usando el sensor infrarrojo del Astro Pi Izzy (computadora utilizada en la Estación Espacial Internacional), y que se programa con un lenguaje específico de alto nivel denominado Python.

Tras la toma de imágenes se identificarán las regiones de vegetación, agua y otro tipo de compuestos terrestres, estudiando las emisiones de CO2, antropogénicas y biogénicas proporcionadas por el centro de datos del proyecto Copernicus Global Land Service de la ESA y la propia NASA, y vinculados a la acción directa del ser humano sobre la Tierra como la deforestación o la contaminación, entre otras interacciones. Tras la conclusión del proyecto y su posterior programación, el software será probado por un astronauta desde la Estación Espacial Internacional.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura