El Español
Cultura
|
Historias de la Historia

Andrés do Barro, el artista que consiguió cuatro números 1 cantando en gallego

La historia de una olvidada leyenda de la música que consiguió ser cuatro veces número uno en España con canciones en gallego.
Una de las fotos más conocidas de Andrés do Barro
Una de las fotos más conocidas de Andrés do Barro

El 18 de julio de 1966 comenzaban las emisiones de una radio que cambiaría la historia musical de nuestro país: Los 40 Principales. Con ella nacía la Lista 40 y sus números uno. Durante la década de los 70, considerada una de las épocas más prolíficas del género musical, surgen éxitos de artistas y grupos como los Bee Gees, Rod Stewart, John Travolta, Jean-Michel Jarre, Camilo Sesto o Paul McCartney, que marcaban el ritmo de radios y televisiones en todo el mundo. Entre tanto artista de talla mundial se coló un joven gallego que llegó a poner en el número uno de las listas hasta cuatro éxitos. Pero lo realmente extraordinario es que lo hizo cantando en su lengua natal, convirtiéndose en el primero y único en conseguir alcanzar el número uno en una lengua oficial española que no fuera el castellano. Esta es la historia de un hombre que consiguió tocar el cielo para después descender a los infiernos, un hombre cuyos logros no han sido aún superados, un artista que consiguió poner hasta en cuatro ocasiones al gallego en el número uno de las listas españolas: Andrés do Barro.

El primer Número Uno de Los 40. https://www.stereogum.com/

Andrés Lapique do Barro nacía en Ferrol un 1 de octubre del año 1947. Era hijo de un Coronel de Intendencia de la Armada, que creyó que el futuro de su hijo pasaba por cursar la carrera de Marina Mercante. Pero Andrés no terminó sus estudios por una sola asignatura. La música se cruzó en su camino y su pasión se convirtió en su profesión. Y ya nada fue igual.

Andrés estaba ilusionado por cantar preciosas historias de su tierra y surgió la oportunidad de hacerlo gracias a su amigo Juan Pardo, otra leyenda de la música, que en aquella época era ya una figura del Pop.

Un joven Juan Pardo. https://www.last.fm

Los gallegos habían forjado su amistad en el Colegio Tirso de Molina, donde habían estudiado juntos, y en noviembre de 1969 Juan Pardo no dudó en firmar un contrato con Andrés como Productor, firmando con el sello RCA su primer single. Su canción “O Tren” alcanzaba el número uno casi de manera inmediata, convirtiéndose en la primera canción en gallego en conseguirlo. Desgraciadamente en el año 1971 los dos amigos dejaron de colaborar e incluso de hablarse, aunque nunca se conocieron las verdaderas razones.

Portada del single “O Tren”. https://revistadiscomania.wordpress.com/ 

Es importante recalcar que Andrés no utilizaba el gallego como arma política, simplemente quería reivindicar un lugar para su idioma en la historia de la música.

Número uno en la Lista de Radio Nacional de España. https://revistadiscomania.wordpress.com/

Tras “O tren” repetiría hasta en tres ocasiones más en alcanzar el número uno con canciones en gallego compuestas e interpretadas por él: “Corpiño Xeitoso”, “San Antón” y “Pandeirada”. Sus éxitos marcaban un hito en la historia de la música en España, un hito que nadie superaría jamás.

Portada de “Corpiño Xeitoso”. https://www.todocoleccion.net

En 1971, su inesperado éxito y popularidad le llevan al cine, en una aventura cinematográfica junto a Concha Velasco, en un papel que iba a interpretar Manolo Escobar. La película, llamada “En la Red de mi Canción”, fue dirigida por Mariano Ozores, y resultó un fracaso. En la cinta los diálogos de Andrés fueron doblados por un actor de doblaje profesional.

Carátula de la película. https://cine.coveralia.com/

Durante estos años Andrés se convierte en fenómeno de masas dentro del mundo del Pop: Acapara portadas de publicaciones de moda como Lecturas, Mundo Joven o Diez Minutos, graba un disco en Roma y realiza una gira de casi un mes por Sudamérica. Está en la cresta de la ola y RCA pretendía llevarlo al mercado norteamericano. Pero la muerte de su padre frena todos los planes y lo aparta durante varios meses de la música.

A finales de 1971, todo apunta a que podría representar a España en Eurovisión, pero Andrés declara en algunos medios que el festival no se adapta a su música ni a su línea de actuación, autodescartándose para el certamen.

Pero todo lo que sube suele bajar, y en el año 73 comenzaba el descenso tras rescindir su contrato con RCA y fichar por la discográfica Belter. Su trabajo con el nuevo sello pretendía romper con el pasado, harto de la industria musical de masas y de la mercantilización de sus canciones, y grabó el que se considera su disco más íntimo, personal y… desastroso a nivel comercial. Tan desastroso que la relación con Belter tampoco termina bien, acusando a la discográfica de su fracaso. Andrés había perdido ya su esencia.

Portada del disco producido con Belter. http://lafonoteca.net

Tal y como estaban las cosas, en 1976 decidió irse con su familia a México. Tenía gratos recuerdo del país americano durante su gira del 72 y pretendía reiniciar su carrera. Pero las cosas no marcharon como él pretendía: contratos que no se cumplieron, mentiras, engaños, impagos de galas… así que optó por permanecer alejado durante un tiempo de la música.

En 1980 volvía a España, pero todos se habían olvidado ya de aquel gallego que había hecho historia. Nadie quiso volver a publicar un disco con sus canciones. Y ya no levantó cabeza. Se separó de su mujer y se refugió en el alcohol lamentándose de que nadie le había dado una segunda oportunidad.

Andrés do Barro (fuente: RTVE)

El mismo mundo artístico que le llevó a tocar el cielo le llevó a los infiernos, y nunca salió de ese pozo. Finalmente, el 22 de diciembre de 1989, injustamente olvidado, fallecía con 42 años en Madrid de un tumor hepático, y se convertía en leyenda. Ninguno de sus amigos y compañeros de la canción asistieron a su entierro.

Adnrés y Manolo Escobar. https://www.pinterest.es/ 

Afortunadamente, en los últimos años se está intentando reivindicar la importancia y la relevancia de la figura de Andrés, para ponerlo en el lugar que se merece en la historia de la música gallega y española. Incluso hay quien pide para Andrés un último gran reconocimiento institucional. Al igual que a Bob Dylan le fue concedido el Premio Nobel de Literatura, quizá Galicia le deba a Andrés su propio Día das Letras Galegas.

A pesar de que el ferrolano consiguió algo que nadie ha conseguido igualar, en una de sus últimas entrevistas decía: “Pasaba un año, pasaba otro y no salía nada. Y piensas, me rindo. Y yo me rendí”. Pero te convertiste en inmortal, Andrés.

Todas las canciones y vídeos de Andrés pueden ser disfrutados aquí:

Historias de la Historia…

Iván Fernández Amil. Top Inspira LinkedIn. Storyteller. Jefe de Compras.

https://www.linkedin.com/in/ivan-fernandez-amil/

https://www.instagram.com/ivanfamil/

Referencias:

  • FERNÁNDEZ REGO, F. Andrés do Barro. Saudade. Editorial La Fonoteca, 2015
  • es.wikipedia.org
  • lavozdegalicia.es
  • elpais.com
  • libertaddigital.com
  • luzes.gal
  • lafonoteca.net
  • consellodacultura.gal
  • laregion.es
  • eldiario.es
  • rtve.es
  • diariodeferrol.com
  • praza.gal
  • farodevigo.es
¡Síguenos en Facebook!
Cultura