El Español
Cultura
|
Conoce O Salnés

A Golpelleira, un pazo histórico convertido en escenario de cuento en Vilagarcía de Arousa

Desde el año 2013 el Pazo da Golpelleira ofrece sus instalaciones, como sus amplios jardines, un patio de armas, la capilla o el salón acristalado, para celebrar todo tipo de eventos, especialmente banquetes de boda y ceremonias civiles

Situado en el corazón rural de Vilagarcía de Arousa, el Pazo da Golpelleira ha vivido su particular metamorfosis a lo largo del tiempo, de ser una fortaleza medieval de la que apenas quedan huellas, a convertirse en una espléndida casa solariega, y ahora también, en un rincón único donde poder disfrutar de todo tipo de eventos como bodas, comuniones o encuentros profesionales de cualquier clase.

La historia del Pazo da Golpelleira hunde sus raíces en el siglo XVI, con la construcción de un pequeño fuerte que años más tarde, gracias a un buen estado de conservación y tras las continuas mejoras―una de las más importante a finales del siglo XIX― dio como resultado el majestuoso pazo que podemos contemplar a día de hoy. La finca de A Golpelleira pertenece desde hace ya varias generaciones a la reconocida familia gallega López Ballesteros. La suma de edificaciones en las diferentes épocas y etapas le han conferido al espacio un carácter y una atmósfera muy exclusiva, hecho que han sabido aprovechar sus últimos propietarios, quienes en el año 2013 decidieron darle un giro al porvenir de la propiedad, convirtiéndola en una novedosa alternativa para la celebración de acontecimientos importantes.

Un vistazo al interior da Golpelleira

Cenador y salón principal. Foto: Pazo da Golpelleira.

Tras los muros del actual Pazo da Golpelleira se esconde todo un entorno repleto de elementos arquitectónicos muy característicos y espacios naturales de gran valor paisajístico. El pazo dispone de un amplio patio interior y una  zona ajardinada de unos 6.000 metros cuadrados. De la construcción actual destacan elementos como la capilla, dedicada a la mexicana virgen de Guadalupe y que alberga en su interior un retablo con la figura de la misma. También en el templo se guarda una imagen de San Miguel que pertenece al lugar de Trabanca, y que es sacada en procesión cada 29 de septiembre por los vecinos de la zona. 

La edificación principal se rodea de un imponente jardín francés, en el que destacan variedades botánicas y especies florales y arbóreas, tanto autóctonas como de carácter exótico. Esta zona exterior se completa con numerosos elementos románticos que le aportan a la casa señorial un encanto especial, como el cenador, el estanque, el patio de armas, el cruceiro o el invernadero acristalado de estilo inglés, entre otros.

Un espacio único para bodas y eventos

Jardín exterior. Foto: Pazo da Golpelleira.

La finca A Golpelleira se viste de gala desde hace unos años para ser testigo de todo tipo de eventos, aunque están enfocados especialmente en los banquetes de boda y las ceremonias civiles. La propiedad tiene capacidad para albergar a unos 350 invitados (de 80 hasta 500 en una situación normal y sin limitaciones de aforo) y dispone de diferentes estancias al alcance de cada invitado.

En el caso de las bodas, la ceremonia civil puede ser oficiada en el propio pazo, pudiendo elegir entre diferentes rincones seleccionados especialmente para la ocasión, como el jardín, el patio de armas o un íntimo salón de piedra interior, que sirve también de plan B para esos días de lluvia inesperada. Además, desde A Golpelleira se comprometen a celebrar un único evento al día, ofreciendo así una mayor privacidad y toda su dedicación para cada cliente. Disponen también de una lista de servicios integrales que van desde la decoración a la fotografía o música, entre otras múltiples opciones.

 Salón de piedra. Foto: Pazo da Golpelleira.

En este sentido, el pazo cuenta con un salón completamente acristalado que permite disfrutar en cada momento de lo que sucede tanto dentro como fuera del espacio. Este gran comedor se conecta con una exclusiva pista de baile, integrada a una zona chill out con acceso directo al antiguo cenador. El catering del banquete va de la mano de Sens Catering, con más de 20 años de experiencia en el sector y cuyos pilares se cimientan sobre una cocina contemporánea y tradicional, elaborando un menú a medida para cada pareja, con los mejores productos de las Rías Baixas y la Huerta del Salnés.

Historia viva: el pazo y la familia López Ballesteros

Entrada a la casa solariega. Foto: Pazo da Golpelleira.

En el año 1782, el Pazo da Golpelleira fue la casa natal del afamado militar y político vilagarciano, Luis López Ballesteros, quien durante la Guerra de la Independencia convirtió la propiedad en un centro de operaciones de las fuerzas aliadas contra los franceses. La figura de López Ballesteros ha sido clave en la historia tanto de Galicia como de España: fue el cabecilla del levantamiento del pueblo contra la invasión francesa de 1808 y batalló desde las cortes de Cádiz por la creación del ayuntamiento de Vilagarcía de Arousa.

En el ámbito político llegó a alcanzar el cargo de ministro de Hacienda durante el reinado de Fernando VII, entre 1823 y 1832, etapa por la que es considerado el fundador de la moderna Hacienda española. A López Ballesteros se le debe la creación de la Bolsa de Madrid (con la que él mismo casi se arruina por una mala inversión), el Código de Comercio, la Inspección Fiscal de Aduanas y el Banco Español de San Fernando.

 Zona del invernadero. Foto: Pazo da Golpelleira.

La importancia en la historia reciente de la familia López Ballesteros no termina ahí, sino que también uno de los 12 hijos del mandatario, Diego López Ballesteros, llegó a ser presidente del Congreso y ministro de Ultramar durante gobierno de Alejandro Mon; así como uno de sus nietos, Quiroga y López Ballesteros, alcanzó el cargo de ministro de la Gobernación con Alfonso XII y fue delegado regio en la cesión de la isla de Cortegada al monarca. Estas son tan sólo unas pinceladas del importante legado histórico y familiar que completa el atractivo de este singular pazo arousano.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura