El Español
Opinión
|
Tribuna Abierta

Vigo merece más

Una reflexión del grupo municipal del Partido Popular sobre las necesidades y el futuro de la ciudad olívica.
Alfonso Marnotes
Por Alfonso Marnotes
Vista aérea de la ciudad de Vigo desde el monte O Castro.
Shutterstock
Vista aérea de la ciudad de Vigo desde el monte O Castro.

Hace poco más de un año, nuestras vidas cambiaban inesperadamente. Nadie nos había preparado para esta experiencia y, sin embargo, como en muchos momentos críticos de nuestra historia, Vigo ha resistido dando ejemplo de solidaridad.

Ha sido un año en el que han salido la luz los problemas de muchos vigueses, a los que el gobierno municipal no ha dado respuesta, desorientado por una pandemia que no ha sabido gestionar.

El Partido Popular de Vigo ha incidido, si cabe más, en sus responsabilidades como oposición y nos hemos enfrentado al alcalde en numerosas ocasiones, y seguiremos haciéndolo, para pelear por necesidades que nos hacen llegar los vigueses. Pero, además, somos una oposición constructiva siempre pensando en Vigo. Por eso, escuchamos a todos y cada uno de los ciudadanos que nos trasladan sus problemas. Por ejemplo, hemos estado en Coia, en A Salgueira, en O Freixeiro, en Tomás A. Alonso, en Ceboleira, en Travesía de Vigo, en Navia, en Bouzas, en el entorno del antiguo Xeral y la Plaza de España, etc. acompañando a sus vecinos y denunciando el estado de abandono de estas zonas con problemas tan básicos como no tener aceras o carecer de frecuencias de Vitrasa. Hartos de que no se les escuche y de que no sean tratados como
el resto de vigueses, les hemos apoyado y hemos sido su altavoz e intermediarios. Podemos decir que nosotros sí hemos estado y "Estamos por Vigo".

Hemos denunciado también la falta de mantenimiento de los espacios públicos, de las zonas verdes, la situación de los edificios ocupados o de los inmuebles en ruinas que hay por toda la ciudad; nos hemos subido a los autobuses atestados en los que se incumplían los aforos y a los que llevan a los vigueses a vacunarse en trayectos interminables para pedir que se reforzaran los servicios y las frecuencias.

Hemos estado, codo con codo, con los comerciantes desde el primer minuto ante la ausencia de medidas municipales para que puedan hacer frente al Covid. Nos hemos sentado con ellos en multitud de ocasiones y les hemos escuchado. Y hemos fomentado el consumo en nuestros establecimientos con campañas en las que hemos participado los concejales. El pequeño comercio es un pilar de nuestra ciudad y debemos reconocérselo.

Hemos facilitado al gobierno local muchas iniciativas: identificando edificios en peligro de ruina que el Concello no tenía registrados y proponiendo un decálogo de medidas para poner en marcha y evitar así desplomes como el del Areal o desprendimientos como el de la Metalúrgica. Presentamos un programa de ayudas para las pymes de 10 millones de euros de los remanentes municipales que impedimos que se entregasen a Madrid concentrando, frente al Concello, a más de 100 alcaldes y concejales de toda Galicia. Pedimos incrementar el gasto social para llegar a 100 euros por habitante y evitar las colas del hambre. Solicitamos la apertura de los gimnasios municipales y de los parques infantiles, pedimos el asfaltado de decenas de viales de la ciudad, propusimos la mejora de los accesos al IFEVI desde la autopista y que se pongan autobuses lanzadera directos al recinto ferial desde distintos puntos de la ciudad.

También hemos propuesto ideas para reactivar la cultura, completamente abandonada por el gobierno municipal. Queremos que se realice un festival de cine que lleve el nombre de Chano Piñeiro, que se recuperen los Archivos Fotográficos Pacheco, Llanos y Magar, que se potencie el talento que hay en Vigo con certámenes de baile al aire libre, por ejemplo, festivales de cine, de teatro… Tenemos que pensar en todos: en las personas con talento, que son muchas, y en todos aquellos que disfrutamos con la cultura.

Nos gustaría que se recuperasen todos los eventos internacionales que hemos tenido: el Concurso de Saltos Internacional, la Volvo Ocean Race, el Festival Aéreo, el Vigo Transforma… Nos situaron en el mapa cultural internacional y debemos volver a ello. Al igual que creemos justo reconocer que la Escola Municipal de Artes e Oficios sea Viguesa Distinguida, porque por ella han pasado generaciones y generaciones de ciudadanos.

También nos acordamos de los jóvenes de Vigo, que apenas tienen una oferta para su tiempo libre. Proponemos un ocio alternativo y accesible para todos. Por ejemplo, por qué no construir una pista de pump track, o recuperar los torneos de ajedrez al aire libre, rutas para conocer Vigo, senderismo por nuestros montes… Vivimos en una ciudad con muchas posibilidades y las estamos desaprovechando.

Y como este año ha sido muy duro, especialmente para el sector de la sanidad, queremos reconocer la labor del Hospital Público Álvaro Cunqueiro, el gran hospital de Galicia que es ya uno de los mejores de España, proponiéndolo como Medalla de la Ciudad, una idea que ha sido secundada por 24 asociaciones de pacientes de la ciudad.

Y ahora afrontamos el ecuador del mandato preparando nuestro proyecto de ciudad, nuestras medidas en materia de empleo, de economía, de urbanismo, vivienda y suelo industrial, de infraestructuras. Un proyecto de ciudad que pretendemos enseñar a los vigueses porque creemos que Vigo merece más. Los vigueses nos merecemos más, y tenemos que construir, entre todos, una ciudad que vuelva a crecer, que cree riqueza y en la que haya sitio para todos. La ciudad creadora de empleo, líder de la Eurorregión, abierta, plural, innovadora, tolerante y de vanguardia que
brille todo el año y no sólo en Navidad.

Alfonso Marnotes
Alfonso Marnotes
Portavoz del grupo municipal del Partido Popular en el Concello de Vigo Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Derecho de las Administraciones e Institución Públicas por la Universidad de Santiago de Compostela. Funcionario del Cuerpo Superior de Administración de la Xunta de Galicia y técnico de Administración Local. Fue Director General de Orientación y Promoción Laboral de la Xunta de Galicia entre 2015 y 2019 y Vicesecretario General de la Consellería de Economía e Industria entre 2009 y 2015. Entre 2000 y 2009 ejerció como técnico y secretario accidental del Ayuntamiento de Cangas.