El Español
Actualidad
|
Pontevedra

Una cambadesa se enfrenta a 20 años por intentar matar a sus padres incendiando su casa

La procesada intentó acabar con la vida de sus padres aprovechando que se encontraban durmiendo y preparó dos puntos de la vivienda con material inflamable para que las llamas se expandieran con rapidez

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una mujer de Cambados (Pontevedra) se enfrenta a una petición de 20 años de cárcel por intentar matar a sus padres provocando un incendio en la vivienda que compartía con sus progenitores, que lograron escapar ilesos de las llamas. La Audiencia Provincial de Pontevedra acogerá el jueves 22 de abril el juicio contra esta mujer, en prisión preventiva desde el momento de los hechos, cuando se entregó voluntariamente en el cuartel de la Guardia Civil. Fiscalía solicita para ella 20 años de prisión por dos delitos de asesinato en grado de tentativa y otro de incendio.

El suceso tuvo lugar a finales del mes de julio de 2019. La procesada, según figura en el escrito de acusación del Ministerio Público, intentó acabar con la vida de sus padres aprovechando que se encontraban durmiendo. Fiscalía sostiene que preparó dos puntos de la vivienda con material inflamable para que las llamas se expandieran con rapidez. Así, en su dormitorio acumuló papeles, libros y ropa; mientras que en el lado izquierdo de la planta baja de la casa colocó leña y un colchón.

La procesada supuestamente prendió fuego a estos dos puntos de la casa al filo de las 06:30 horas de la madrugada y abandonó rápidamente el lugar. Los padres, que se encontraban durmiendo en su dormitorio, se despertaron por la acumulación de humo en la casa y, tras buscar a su hija, lograron salir del inmueble sin daños personales. El incendio fue sofocado por los bomberos de Cambados, alertados por un vecino minutos antes de las 07:00 horas de la mañana.

Dos horas después, la presunta responsable del incendio se entregó en las dependencias de la Guardia Civil reivindicando la autoría de los hechos. Desde entonces se encuentra en prisión provisional. Además de los 20 de años de cárcel, el Ministerio Público también propone que sea emitida una orden de alejamiento de sus padres por un período de 8 años y que la acusada haga frente a los más de 3.000 euros que supusieron los gastos derivados del incendio, que obligó a que las víctimas tuviesen que ser realojados.

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Actualidad