El Español
Actualidad
|
Galicia

Tres acusados de robos en establecimientos gallegos se contradicen durante el juicio

Los procesados se enfrentan a penas de entre seis años y diez años y seis meses de prisión
Los acusados, durante el juicio.
EUROPA PRESS
Los acusados, durante el juicio.
Ofrecido por:

A CORUÑA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Tres acusados de delito de robo continuado con violencia, de hurto y falsedad documental han dado versiones contradictorias durante el juicio celebrado este jueves en la sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña. A uno de los procesados se le imputa además, tenencia ilícita de armas.

Uno de los acusados ha reconocido la autoría de todos los hechos que se le imputan y la presencia de los otros dos procesados durante la comisión del delito. "Necesitábamos consumir más y la única manera que tuvimos fue delinquiendo", ha declarado, haciendo alusión a la drogodepencia que sufren los tres.

Otro de los procesados, sin embargo, ha negado reiteradamente su implicación. "No he participado en ningún acto delictivo con estos chavales", ha sentenciado.

Por su parte, el tercer implicado ha reconocido su presencia "solo un día" de los que se produjeron los robos y ha alegado que de forma habitual prestaba su vehículo al resto de los acusados. "Me daban droga y a cambio, se llevaban el coche", ha apuntado.

Septiembre de 2020

Según recoge el escrito fiscal, los hechos se produjeron el 9, el 14 y el 16 de septiembre de 2020 en las localidades de Vimianzo, Arteixo, Pontevedra, Cabanas y A Coruña.

A los locales accedían utilizando pasamontañas para impedir su identificación "y así asegurarse impunidad en la comisión de los hechos". Para la comisión de los hechos utilizaban vehículos a los que, previamente, les cambiaban las placas de matrícula.

"Tras forzar con mazas u objetos similares las ventanas y puertas que daban acceso a los establecimientos, se introducían en su interior haciéndose con objetos, dinero en efectivo o con el dinero de máquinas recreativas", según Fiscalía.

En el escrito de calificación consta que en los registros domiciliarios realizados, se encontraron diversos efectos, y una escopeta y cartuchos para lo que no tenían licencia.

El Ministerio Público califica los hechos como constitutivos de delito continuado de robo con fuerza en establecimiento y de hurto en concurso con otro de falsedad documental, además de tenencia ilícita de armas, que imputa a uno de los acusados.

Por ellos, pide penas que oscilan entre los seis años y los diez años y seis meses de cárcel. El juicio continuará otros dos días, los próximos 6 y el 7 de junio.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad