El Español
Deporte
|
Celta de Vigo

Sevilla 4 - 2 Celta: la mala suerte deja sin premio pese al buen estreno de Coudet

Los celestes pudieron ganar en el estreno de Coudet en el banquillo tras dominar buena parte del partido, pero dos fogonazos del Sevilla en la recta final los hunden en el descenso
El Celta llegó a ponerse por delante en marcador pero no supo aprovechar su superioridad
La Liga
El Celta llegó a ponerse por delante en marcador pero no supo aprovechar su superioridad
Ofrecido por:
Publicidad

Mismos ingredientes, distinta elaboración y presentación e idéntico resultado final. Dos fogonazos del Sevilla en los últimos diez minutos del encuentro dejaron sin botín a un Celta que dominó durante buena parte del encuentro. Los vigueses compitieron de tú a tú contra uno de los mejores equipos de la Champions que supo utilizar su banquillo para imponerse cuando el 2-2 parecía el resultado más justo.

Pese a que Eduardo Coudet no pudo estrenarse en el banquillo al no estar completados los trámites burocráticos -tuvieron que hacerlo el preparador físico Álex Andujar y el entrenador de porteros Nando Villa- el 4-1-3-2 de inicio fue el primer indicativo de su llegada; ya que confió en los mismos jugadores que Óscar García en su último partido ante el Elche.

El Sevilla comenzó como un vendaval el encuentro y en el minuto seis encontró el premio tras poner a prueba varias veces a Rubén. Jules Koundé lograba rematar un córner con mucha facilidad para descubrir una vez más las costuras defensivas pese al cambio de entrenador.

Iago Aspas y Brais Mendez celebran el gol del empate en el minuto 10

Sin embargo, el Celta lograría recomponerse poco a poco. Un centro-chut de Hugo Mallo en el minuto 10 se envenenaría hasta el punto de que Vaclick le dejó en bandeja la pelota a Aspas para lograr el empate.

El Celta comenzó a creérselo y con la línea de tres mediapuntas por detrás de Aspas y Mina presionó y generó peligro como hacía tiempo que no lo hacía nadie en este club. En una contra de manual a pase de Denis, Iago volvería a ser el más rápido para servirle el tanto a Nolito. El extremo sanluqueño, quien antes del descanso tuvo una buena oportunidad que habría supuesto el 1-3, no celebró el gol por respeto a su ex-equipo.

Durante casi 40 minutos de partido el Sevilla apenas rondó la meta visitante, donde pese a tener la posesión las ocasiones corrían de mano de los vigueses. Solamente Jesús Navas -quien cumplía 35 años- desde su banda sobrepasaba una y otra vez a Olaza. De sus botas nacería el gol del empate de En-Nesyr de cabeza, quien arrolló a Araujo y Mallo para rematar en el área pequeña.

Nolito acompañó en la mediapunta, quien cuajó uno de sus mejores partidos en años

Al descanso la igualdad parecía total, ya que incluso ambos clubes habían sustituido a uno de sus defensas -Aidoo y Acuña- por lesión poco después de la media hora de partido. Con la reanudación el ritmo disminuyó pero el guión continuó siendo el mismo.

El Celta aprovechaba la presión a todo campo que exige Coudet para recuperar el balón, mientras que se mostraba muy seguro en la salida de balón desde la defensa y comenzaba a encadenar más de cinco pases. Jugadores como Brais Méndez, Santi Mina o Hugo Mallo rozaron el gol y mostraron un nivel inédito en los últimos años.

Pero superada la hora de partido, el encantamiento terminó y el Celta volvió a quedarse sin gasolina. Ni siquiera la entrada de Okay -defenestrado por García Junyent- por Nolito pudo sostener el empuje del Sevilla. Un disparo de falta de Jordán en el minuto 79 anunció el comienzo del segundo y definitivo vendaval hispalense.

La suerte sonrió a Escudero y Munir para sentenciar el partido a 5 minutos del final

Un zapatazo de Escudero desde la frontal del área sorprendía a Rubén Blanco por la escuadra tras tocar en Tapia en el minuto 85. En la jugada siguiente, Munir aprovechaba su frescura para eliminar cualquier posible esperanza de remontada en los minutos finales.

Pese a que Eduardo Coudet ha conseguido implantar algunas ideas en el estilo de juego y la tendencia de la plantilla es positiva, el fondo de armario celeste se mostró una vez más insuficiente para poder competir durante 90 minutos en Primera. Con la derrota en el Ramón Sánchez Pizjuán, el Celta se hunde en los puestos de descenso y podría ser colista al término de la jornada si el Valladolid gana.

¡Síguenos en Facebook!
Deporte