El Español
Actualidad
|
Pontevedra

Piden 31 años de cárcel para un preso de A Lama que agredió sexualmente a otro condenado

El procesado trató de presionarlo y coaccionarlo asegurándole que en caso de no hacerlo iba a hacer todo lo posible para que le quitasen las salidas de permiso ordinario de las que disfrutaba

VIGO, 26 May. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra juzga este jueves a un preso de la cárcel de A Lama acusado de agredir sexualmente hasta en dos ocasiones a otro condenado del mismo centro penitenciario.

Por ello, Fiscalía pide más de 31 años de cárcel por la supuesta comisión de un delito continuado de abusos sexuales y dos delitos de agresión sexual, además de un delito leve de lesiones.

Tal como explica el Ministerio público en su escrito de acusación, el varón, condenado ya en 2014 a 9 años de cárcel por agresión sexual, coincidió en A Lama al menos durante los meses de septiembre y octubre de 2018 con otro interno, que tenía una "inteligencia límite" con rasgos de personalidad de tipo esquizoide, por lo que era "mucho más fácilmente influenciable" que otras personas.

Por ello, "con la finalidad de satisfacer su apetito sexual", en más de 30 ocasiones se subió encima de él y sin su consentimiento lo mordisqueaba en una oreja, al tiempo que le metía la mano por debajo del pantalón y le tocaba los glúteos y los genitales.

Amenazas

Además, en una ocasión el acusado le propuso al otro recluso mantener relaciones sexuales, a lo que este último se negó. Pese a ello, el procesado trató de presionarlo y coaccionarlo asegurándole que en caso de no hacerlo iba a hacer todo lo posible para que le quitasen las salidas de permiso ordinario de las que disfrutaba.

De esta manera, "atemorizado" ante la posibilidad de quedar si las salidas de permisos, accedió a las pretensiones del acusado, entrando los dos en el cuarto de baño, donde practicaron relaciones sexuales.

Días después volvió a producirse una situación similar, accediendo nuevamente el otro interno a practicar sexo, con la particularidad de que esta vez se resistió en el momento del acto sexual, por lo que el acusado lo golpeó en el muslo.

Por todo ello, Fiscalía pide dos años y nueve meses de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales, así como 29 años por dos delitos de agresión sexual y dos meses de multa con una cuota diaria de 15 euros (900 euros) por un delito leve de lesiones.

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Actualidad