El Español
Actualidad
|
Pontevedra

Los habitantes de Chandebrito (Pontevedra) comerciaban con Roma en el siglo II a.C

La reciente intervención en el Castro de la parroquia ha puesto al descubierto una gran cantidad de ánforas romanas utilizadas para importar vino, aceite o pescado en conserva
Excavación en el castro de Chandebrito.
cedida
Excavación en el castro de Chandebrito.
Ofrecido por:

El Concello de Nigrán y la Comunidad de Montes de Chandebrito dan un paso más en la musealización del Castro de la parroquia con una tercera excavación a punto de finalizar y que fue subvencionada íntegramente con 13.000 euros de la Diputación de Pontevedra como parte de sus ayudas para rehabilitar y señalizar el patrimonio histórico-cultural.

Esta última intervención, que finalizará esta semana, confirmó un floreciente comercio de los habitantes del Castro con Roma desde el S.II a.C. dada la gran cantidad de ánforas romanas encontradas precisamente en esta muralla excavada. Entre los productos transportados con mayor frecuencia a la península en estos contenedores se encuentran el aceite, el vino y las conservas de pescado.

"Son ánforas estéticamente muy corrientes pero que nos brindan mucha información incluso a nivel geopolítico, pues a partir del siglo II a.C. Roma se convierte en la potencia dominante frente a los cartagineses, algo que como podemos ver también tuvo consecuencias en las relaciones comerciales de este Castro, donde llegamos a encontrar una cuenta púnica muy anterior al siglo II a.C.", explica Darío, arqueólogo de la cooperativa Árbore, quien señala que también precisamente en este siglo II a.C. "hay evidencias de que sus habitantes abandonan justo esta zona para centrarse en otras".

Entre los otros hallazgos destacados de esta exhumación destaca un molino de piedra circular y de uso manual utilizado en el ámbito doméstico para la elaboración de harina, este elemento formaba parte de la muralla al ser reutilizado para tal fin por los antiguos pobladores.

En definitiva, esta última intervención ha permitido restaurar un tramo de aproximadamente 110 metros cuadrados de muralla situado en la terraza superior y que ya había sido parcialmente visible en las excavaciones impulsadas por el Concello en 2019 en los 58 metros cuadrados colindantes, donde se encontraron tres construcciones diferentes y otras dos murallas a mayores. Ahora se apreciará mejor la naturaleza del Castro como recinto típicamente fortificado.

Nuevo proyecto

Además, el Concello ha destinado 11.000 euros del remanente de Tesorería para la redacción de un proyecto que contempla la exhumación de 400 metros cuadrados de terreno situado entre esta muralla y la siguiente inferior, que permitirán dejar al descubierto muchas más estructuras (principalmente viviendas) y consolidar ambas fortificaciones.

"El objetivo es posicionar este castro como un referente etnográfico en toda Galicia, el potencial es enorme y no queremos desaprovecharlo", dice Juan González, alcalde de Nigrán, quien subraya que "es el gran tesoro patrimonial de Nigrán y de la comarca".

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad