El Español
Actualidad
|
Vigo

La muerte de un vecino de Moaña aviva el debate sobre la falta de urgencias en el municipio

Denuncian que el médico tardó media hora en llegar al lugar del suceso, aunque desde el Sergas aseguran que la ambulancia estaba capacitada para realizar la RCP a la víctima, que sufrió una parada cardiorrespiratoria
Interior de una ambulancia en una foto de archivo.
Pixabay
Interior de una ambulancia en una foto de archivo.
Ofrecido por:
Publicidad

Durante la tarde del domingo fallecía un hombre en la localidad pontevedresa de Moaña, perteneciente al área sanitaria de Vigo, debido a una parada cardiorrespiratoria. La ambulancia de soporte vital básico, que desde el Sergas aseguran que tardó 14 minutos en llegar el lugar del incidente, contaba con todos los recursos para reanimar al hombre, aunque no lo consiguieron.

El 061, encargado de valorar el estado del paciente y enviar el recurso idóneo, dio aviso a una ambulancia de soporte vital básico en la que iban dos técnicos de emergencias "capacitados para realizar reanimación cardio-pulmonar", así como equipos de desfibrilación externa semiautomática (DESA). "El recurso tardó 14 minutos en llegar al punto donde se encontraba la víctima", destacan desde el Sergas, "y los técnicos que viajaban en la ambulancia comenzaron a practicar la RCP pero no consiguieron hacer nada por salvar su vida".

Mientras se practicaban las maniobras se dio aviso al médico de guardia del PAC de Cangas, centro que desde verano de 2020 actúa como único punto de atención de urgencias para Cangas y Moaña. "Atiende a una población de unos 40.000 o 50.000 habitantes: en Vigo únicamente hay un PAC y tiene 300.000 habitantes", defiende la gerencia del área sanitaria.

Una vez avisado el médico, este tardó varios minutos en llegar, aunque no se puede confirmar exactamente el tiempo que empleó en el viaje, que hizo de Cangas a Moaña en taxi. "Cuando llegó al punto, el paciente había fallecido ya y solo pudo confirmarlo: aunque los técnicos hicieron todo lo posible no se logró reanimar a la víctima, que había sufrido una parada cardiorrespiratoria".

Constantes denuncias

Desde que se eliminó el servicio del PAC de Moaña, en verano de 2020, la CIG ha denunciado en varias ocasiones que hace falta reforzar el servicio de atención de urgencias. Reclaman que haya una tercera ambulancia para O Morrazo, donde actualmente hay dos operativas.

Alegan que en verano la población de la zona puede llegar a triplicarse y, aseguran, el resto del año la demanda asistencial también es suficiente para necesitar tres ambulancias que presten asistencia a toda la población de Cangas y Moaña.

Por el momento, el área sanitaria y la consellería de Sanidade han asegurado que no se aumentarán los recursos de O Morrazo y que la asistencia está garantizada para toda la población.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad