El Español
Actualidad
|
Pontevedra

La Diputación de Pontevedra lanza una campaña informativa sobre la nueva norma de residuos

Desde mañana, 30 de junio, será obligatorio que cualquier tipo de negocio, especialmente hostelería y productores singulares, separen los residuos orgánicos que producen a consecuencia de su actividad así como los aceites usados
Residuos urbanos en Galicia
EP
Residuos urbanos en Galicia
Ofrecido por:
Publicidad

PONTEVEDRA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Diputación de Pontevedra, César Mosquera, ha presentado este miércoles la campaña informativa del 'Plan Revitaliza' sobre la nueva normativa de residuos, que supone, ha esgrimido, "una verdadera revolución" al obligar a los hogares a separar la basura orgánica en los municipios que ya disponen de composteros o contenedor marrón y apremia a los que no tienen el sistema implantado con la amenaza de recibir sanciones.

Para que todas las novedades de la nueva normativa lleguen a la ciudadanía, ayuntamientos y negocios, la Diputación difundirá esta campaña divulgativa y de comunicación en radio, prensa, redes sociales, mobiliario urbano (mupis) y transporte público. "Vamos bastante tarde para cumplir. La campaña es una necesidad", ha señalado el vicepresidente.

Según César Mosquera, hay cuatro cuestiones generales y novedosas que marca la nueva ley y que "es preciso que se asuman lo antes posible". La primera es que toda institución, negocio, comercio o industria que genere residuos pasa a ser responsable de ellos y debe acreditar documentalmente su correcta gestión.

La segunda de las novedades es que la ley prohíbe expresamente que todo aquel residuo que se pueda aprovechar o reutilizar vaya a un vertedero o a incinerar. Como tercer punto está la prohibición de las quemas agrarias, ya que los residuos silvícolas se deben aportar cómo material para la tierra, el compostaje, o la generación de biogás.

Negocios y hostelería

Finalmente, el cuarto punto destacado por Mosquera, y de consecuencias más inmediatas, es que desde este jueves 30 de junio es obligatorio por ley y sin excepciones que cualquier tipo de negocio, especialmente hostelería y productores singulares, separen los residuos orgánicos que producen a consecuencia de su actividad y también los aceites usados sin excepciones.

La nueva ley recoge la obligación de que la Xunta y los ayuntamientos realicen inspecciones y sancionen con elevadas multas.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad