El Español
Actualidad
|
Galicia

El PP no pedirá la dimisión de Jácome pero tacha de "error" el incidente de la sindicalista

PSOE y BNG apoyan la reprobación y lamentan que "la decisión final ya estaba tomada de antemano" al anunciarla Baltar este pasado martes
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome.
EP
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome.
Ofrecido por:

OURENSE, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial de Ourense ha celebrado un pleno extraordinario, solicitado por el Partido Socialista, para pedir la reprobación y dimisión del alcalde y diputado provincial, Gonzalo Pérez Jácome, por "agredir verbal y físicamente" a una sindicalista. El Partido Popular ha rechazado la moción a pesar de que ha calificado el incidente como "un error".

Este pasado martes, el presidente provincial, Manuel Baltar, advirtió de cómo se desarrollaría el pleno provincial: con el voto en contra del Partido Popular por considerar que no tenía lugar el debate en la Diputación Provincial cuando ya había sido tratado en el Ayuntamiento. Y así ha sido, el Partido Popular junto con la diputada no adscrita, Montse Lama, y Democracia Ourensana han rechazado la moción.

Por su parte, los populares han censurado el comportamiento del regidor, en concreto el portavoz provincial de la formación, Plácido Álvarez, se ha referido al suceso como "un error" por parte de Pérez Jacome, repitiendo una vez más que debe pedir disculpas, mientras que la diputada no adscrita ha sido crítica con los socialistas calificando la situación de "circo mediático".

Reacciones de los portavoces

Así las cosas, para el portavoz popular la formación rechaza la moción, pero "también las incongruencias" de las que ha acusado a los socialistas porque "piden la reprobación del regidor municipal pero por detrás tratan con él de impulsar una moción de censura en la misma cámara en la que solicitan su reprobación, en la Diputación".

El mismo punto ha sido afeado por Montse Lama quien ha puesto la crítica en primera persona al asegurar que a ella misma le propusieron "ser presidenta de la Diputación y carta blanca". Asimismo, Lama ha cuestionado "si hay mujeres de primera y mujeres de segunda" y ha criticado que los socialistas hablan de agresiones verbales y faltas de respeto, algo que ella asegura recibir "por su parte desde hace tiempo".

También han votado en contra de la moción los representantes de Democracia Ourensana, en concreto el diputado Armando Ojea ha sido tajante al trasladar que sí lo ocurrido en la Plaza Mayor, en el primer día de manifestaciones de los trabajadores del transporte urbano de Ourense, fuese una agresión tendría que estar judicializado.

"Comisiones Obreras --el sindicato al que pertenece la mujer afectada-- ha llevado el tema al juzgado, ellos lo consideran agresión y así lo han denunciado, tiene sentido", ha expuesto Ojea para el que la versión aportada por el regidor municipal, defendiendo que actuó en "acto reflejo" al temer una "agresión acústica" en la que podía "incluso llegar a quedarse sordo" es "plausible".

"No tienen cabida"

La moción únicamente ha sido apoyada por el propio Partido Socialista y por el Bloque Nacionalista Galego. El portavoz nacionalista ha lamentado que se necesitase este pleno extraordinario porque "la situación debería haberse resuelto hace ya un año en el Ayuntamiento", y, por otra parte, porque "la decisión final ya estaba tomada de antemano", al recordar que Baltar ya había trasladado el martes el voto en contra de su partido.

Además, Bernardo Varela, el portavoz de la formación en la Diputación, ha lamentado que los votos de Jácome en el Ayuntamiento "son para mantener a Baltar en la Diputación", "lo contrario que anunciaba el regidor municipal antes de las elecciones". Así, ha dicho que la única censura que espera "es la que realice los vecinos el año que viene en las elecciones".

Por su parte, los socialistas han defendido que "hay motivos más que sobrados" para exigir la dimisión del regidor municipal por lo que el portavoz, Rafael Villarino, ha realizado un repaso por todas las situaciones que ha vivido el alcalde con diferentes colectivos profesionales, con situaciones judiciales y también con compromisos incumplidos.

"Algunos se agarran al sillón como sea y les vale cualquier cosa", ha sentenciado Villarino, al recordarle al presidente provincial que él mismo expuso que "este tipo de actitudes no tienen cabida en la vida pública".

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad